Procuraduría vigilará que entes del Estado tomen acciones contra la desnutrición infantil en Colombia

El Ministerio Público pidió mayor interés en el tema por parte de los ministerios de Salud y de Agricultura, así como de las gobernaciones departamentales, luego de conocer un informe que indica que este año han muerto al menos 133 menores de 5 años

Foto de referencia: Una brigada del ICBF y otras instituciones comprueban el estado nutricional de niños en La Guajira, en 2020. / ICBF - Colprensa
Foto de referencia: Una brigada del ICBF y otras instituciones comprueban el estado nutricional de niños en La Guajira, en 2020. / ICBF - Colprensa

Un informe sobre el estado de la desnutrición en menores de cinco años, presentado esta semana por el Instituto Nacional de Salud (INS), prendió las alarmas entre organismos de control como la Procuraduría General de la Nación y la Defensoría del Pueblo, que piden por estos días una mayor atención por parte del Estado.

No es para extrañar, si se tiene en cuenta que de acuerdo con el reporte de esa entidad en lo que va corrido de este año se han notificado 133 muertes de niñas y niños en ese rango de edades y por esa causa. De estas, se han confirmado 104, cifra que, a cuatro meses de finalizar el año, ya supera lo reportado en todo el 2020.

Eso, sin contar que según el mismo instituto, en los ocho primeros meses de este año se han documentado 8.545 casos de niños y niñas menores de cinco años con desnutrición aguda, 38 % más con respecto a la misma semana epidemiológica durante el 2020, lo que se podría haber presentado por la pandemia del covid-19.

El panorama es todavía más grave si se tienen en cuenta las cifras ofrecidas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), que sólo en La Guajira se han valorado este año a 115.533 menores de edad. De estos, 432 han sido remitidos a centros de salud por desnutrición.

El informe ‘Desnutrición en la primera infancia; causas estructurales y vulneraciones prevenibles y evitables’ de la Defensoría, por su parte, advierte que entre el primero de enero y el 4 de septiembre de 2021 se ha documentado la muerte de 115 menores de cinco años en Colombia por desnutrición o causas asociadas a esta afección.

Teniendo en cuenta todo ese panorama, pero principalmente la cifra del INS, fue que la Procuraduría emitió, este sábado, un llamado para que los ministros de Salud y Protección Social, de Agricultura y Desarrollo Rural, y el superintendente Nacional de Salud, tomen medidas urgentes para enfrentar el incremento de casos de muertes asociadas a la desnutrición de niños y niñas menores de cinco años.

En el oficio que también fue dirigido a los gobernadores de los departamentos que generan más preocupación, entre ellos, Antioquia, Bolívar, Cesar, Chocó, Córdoba, Magdalena, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Sucre, Vichada, Valle del Cauca, Atlántico y La Guajira (que sigue presentando el mayor número de casos en el país), el Ministerio Público advirtió que los fallecimientos de niños y niñas menores de cinco años por desnutrición son prevenibles, y enfatizó en la importancia de “actuar con firmeza para integrar políticas, planes, programas y estrategias nacionales y de desarrollo territorial con equidad y sostenibilidad”.

El documento fue emitido por la delegada para la Defensa de los Derechos de la Infancia, la Adolescencia, la Familia y las Mujeres, quien también les pidió a los gobernadores de estos entes territoriales un reporte sobre las acciones a emprender para contrarrestar efectivamente las cifras que se están presentando, prevenir su ocurrencia y superar las brechas existentes.

Lo anterior, teniendo en cuenta que, a juicio del ente de control, es preocupante que exista “un aumento progresivo de muertes por y asociadas a la desnutrición en niños y niñas menores de cinco años, de conformidad con los reportes epidemiológicos remitidos a esta Procuraduría Delegada por parte del Instituto Nacional de Salud – INS”.

Con todo, el llamado fue a priorizar dicha temática en la agenda de las gobernaciones y replantear estrategias para evitar vulneración de derechos.

“Los problemas nutricionales en la población colombiana están afectando la vida, la salud y la integridad de los derechos de las niñas, los niños, los adolescentes y sus familias, grupo poblacional por el que debemos velar para que se le garanticen los derechos humanos y su protección integral”, recalcó el órgano de control.

De esta manera, la Procuraduría determinó que hará seguimiento permanente con los procuradores judiciales de familia a los indicadores que las entidades territoriales tienen a cargo y que se relacionen con una adecuada nutrición de la niñez, entre ellos, la tasa de mortalidad infantil y porcentajes de nacidos vivos con bajo peso y de retraso en talla en menores de cinco años.

Tales peticiones van muy en línea con los comentarios elevados por el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, a mediados de esta semana. Según este, es fundamental la corresponsabilidad de las entidades del Estado como de las familias y de la sociedad en su conjunto para acabar con las muertes de niños y niñas por causas vinculadas a la desnutrición.

“Esto significa que el sector educativo, de agua potable y saneamiento básico, de agricultura, de ambiente y también que las autoridades locales, alcaldes y gobernadores, están llamados a actuar con diligencia en la garantía de los derechos fundamentales y prevalentes de la niñez”, advirtió.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR