JEP extiende medidas cautelares en cementerios de Caldas donde habrían cuerpos de desaparecidos

La justicia transicional le pidió a los municipios que entreguen informes aclarando cómo se cometieron los presuntos hechos

Cementerio Las Mercedes, cortesía JEP
Cementerio Las Mercedes, cortesía JEP

Tras una audiencia en el municipio de Samaná (Caldas) que se extendió por dos días, el pasado 23 de septiembre, la Sección de Ausencia de Reconocimiento de Verdad de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) extendió por seis meses las medidas cautelares sobre los cementerios donde, se presume, hay cuerpos de personas víctimas de desplazamiento forzado.

Los lugares son los cementerios de San Agustín y San Diego, ambos en Samaná; el Maximiliano María Kolbe y Pradera en Victoria; el cementerio central de Norcasia; y el central de La Dorada (Caldas). La decisión fue anunciada por la Sección al finalizar la audiencia en la que también participó la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD).

Las medidas consisten en evitar exhumaciones o entierros no autorizados por la JEP para no truncar el trabajo de recolección de material fósil y lograr, en caso tal, las identificaciones de los cuerpos que estarían ahí enterrados.

Después de escuchar las peticiones de las víctimas y las respuestas de las entidades citadas por la Jurisdicción, la magistrada Reinere Jaramillo, quien presidió la audiencia, explicó que las medidas cautelares protegen sitios de interés forense en los cementerios ya mencionados.

La Sección también ordenó a los personeros de Samaná, Victoria, Norcasia y La Dorada, la elaboración y presentación, en el transcurso de cinco días, de un plan de acción que incluya un cronograma mediante en el cual se analicen y corrijan las diferencias entre las declaraciones por el delito de desaparición forzada.

A esto se suman las alcaldías de otros municipios y la Gobernación de Caldas que deberán remitir información a la JEP sobre preservación, protección y disposición de lugares para la dignificación de los cuerpos no identificados en dichas zonas.

La Comisión de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas conformada por excombatientes de las Farc iniciarán también una propuesta que involucre la fuente de información y búsqueda de las víctimas en los cuatro municipios. Este será presentado ante la JEP y la UBPD.

Por su parte, la UBPD la UBPD determinó que hay 1.091 personas desaparecidas en los últimos 49 años. Entre 1998 y 2005 por causa del conflicto armado, en promedio 196 personas fueron desaparecidas por año. En este ciclo se concentra 86,4% de las desapariciones en el departamento, siendo la desaparición forzada, con 1.718 registros, el mayor hecho victimizante.

En cumplimiento de las medidas cautelares decretadas por la JEP, la UBPD ha recuperado 59 cuerpos que fueron entregados al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses para su identificación y Medicina Legal ha realizado el análisis forense a cinco cuerpos de los 25 recuperados por la UBPD en Samaná, Caldas, y habría establecido una coincidencia en la identificación con víctimas de desaparición. “La información entregada por sus seres queridos y las organizaciones de víctimas fue fundamental en el proceso”, especificó la JEP.

Medicina Legal explicó que tiene 274 cuerpos no identificados en Samaná, Victoria, Norcasia y La Dorada (Caldas) y según el Grupo Interno de Trabajo de Búsqueda, Identificación y Entrega de Personas Desaparecidas de la Fiscalía, se ha realizado la identificación y entrega digna de 7 personas en el municipio de Victoria, Caldas.

Además, se encuentran en proceso de identificación 6 casos en Victoria, 14 en Samaná, 2 en Norcasia y 3 en La Dorada. La Unidad de Búsqueda, en desarrollo del plan Regional, ha tomado 364 muestras de ADN para el cotejo e identificación de familiares desaparecidos, de las cuales 240 ya fueron incluidas en el banco de perfiles.

SIGA LEYENDO


TE PUEDE INTERESAR