El PIB de Bogotá creció 17,3 % en el II trimestre de 2021

La reapertura de establecimientos fue uno de los principales jalonadores de la reactivación económica

Bogotá, entre las ciudades con menor costo de vida en Sudamérica. Foto: Alcaldía de Bogotá
Bogotá, entre las ciudades con menor costo de vida en Sudamérica. Foto: Alcaldía de Bogotá

La Secretaría de Hacienda de Bogotá, anunció que la recuperación económica está llevando el producto interno bruto (PIB) a los niveles prepandemia.

El PIB de la ciudad creció 17,3 % en su serie original con respecto al segundo trimestre de 2020, de acuerdo con las cifras reportadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). En comparación, el crecimiento del PIB nacional para este mismo periodo fue de 17,6 %. Asimismo, en este periodo, el PIB de la ciudad alcanzó el 98,6 % de los niveles registrados en el segundo trimestre de 2019.

Aunque todas las actividades económicas registraron un comportamiento positivo para este periodo en la capital, la reactivación de tres actividades concentró aproximadamente el 72,7 % del crecimiento del PIB.

La reactivación de las industrias manufactureras ha sido crucial para el crecimiento económico de la ciudad y del país. El valor agregado de la industria manufacturera bogotana marcó un crecimiento anual de 43,5 % para el segundo trimestre de 2021, 11,0 puntos porcentuales (p.p.) por encima del ascenso del sector en el territorio nacional, que se ubicó en 32,5 %. Las industrias también hicieron la tercera contribución más grande al aumento del valor agregado de la ciudad con 3,0 p.p.

Además de las industrias manufactureras, comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos; transporte y almacenamiento; y alojamiento y servicios de comida creció 32,7 % y contribuyó 5,8 p.p.; a su vez, actividades artísticas, de entretenimiento y recreación y otras actividades de servicios; actividades de los hogares individuales en calidad de empleadores; actividades no diferenciadas de los hogares individuales como productores de bienes y servicios para uso propio reflejó un incremento del 83,8 % aportando 3,2 p.p.

El crecimiento en las actividades de comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos automotores y motocicletas; transporte y almacenamiento; alojamiento y servicios de comida fue resultado de la reactivación y autorización para volver a operar, además de nuevas estrategias de mercadeo, reanudación de contratos, y reapertura de rutas nacionales e internacionales en el transporte aéreo y terrestre.

El comportamiento positivo de las actividades artísticas, de entretenimiento y recreación, que incluyen otras actividades de servicios y actividades de los hogares, se atribuye a la reapertura de casinos, al aumento en la demanda de apuestas vía plataformas digitales por eventos deportivos como las copas de fútbol a nivel nacional e internacional y el Giro de Italia, entre otros. A su vez, por el incremento en la demanda de actividades de servicios personales, como servicios exequiales, peluquerías y lavanderías. En particular, las actividades de los hogares individuales crecieron 48,1 %, un reflejo de como la mejoría en los ingresos gracias a la reapertura ha incrementado la demanda de estos servicios, es importante señalar que este comportamiento es el resultado del efecto base del segundo trimestre de 2020.

Todas las actividades que componen la industria manufacturera tuvieron un desempeño notable sin embargo, se destaca la reactivación de las actividades relacionadas con los textiles, los productos metalúrgicos y fabricación de muebles y otras manufacturas.

En primer lugar, la fabricación de productos textiles; confección de prendas de vestir; curtido y recurtido de cueros; fabricación de calzado; de artículos de viaje, maletas, bolsos de mano y artículos similares y de artículos de talabartería y guarnicionería; y adobo y teñido de pieles, presentaron un aumento de 169,1 %. En esta primera actividad se resalta el incremento en la fabricación de productos de tejido para atender la demanda de telas antifluido, batas, tapabocas, entre otros artículos, y la normalización de actividades en los establecimientos de comercio, hoteles, colegios y empresas.

En segundo lugar, la fabricación de productos metalúrgicos básicos; productos elaborados de metal, excepto maquinaria y equipo; aparatos y equipo eléctrico; productos informáticos, electrónicos y ópticos; maquinaria y equipo n.c.p.; vehículos automotores, remolques y semirremolques; y de otros tipos de equipo de transporte; así como la instalación, mantenimiento y reparación especializada de maquinaria y equipo; crecieron 88,6 %.

En tercer lugar, se encuentra la fabricación de muebles, colchones y somieres; otras industrias manufactureras, con un comportamiento positivo de 46,2 %, explicado por la mayor demanda de estos productos gracias a la reactivación económica.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR