Hombre que atacó a agente del Esmad con bomba motolov fue judicializado

El acusado, identificado como Juan Camilo Rodríguez Castro, aceptó los cargos y deberá responder por los delitos de tentativa de homicidio agravado y empleo o lanzamiento de sustancias u objetos peligrosos

Después del acto se desataron enfrentamientos entre un grupo de manifestantes y el Esmad, cuerpo policial que está en el ojo del huracán debido a múltiples denuncias que los señalan de uso desmedido de la fuerza, especialmente durante las jornadas del paro nacional que comenzó hace dos meses. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
Después del acto se desataron enfrentamientos entre un grupo de manifestantes y el Esmad, cuerpo policial que está en el ojo del huracán debido a múltiples denuncias que los señalan de uso desmedido de la fuerza, especialmente durante las jornadas del paro nacional que comenzó hace dos meses. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

Este jueves 5 de agosto, un fiscal de la Unidad de Vida de Bogotá judicializó al hombre que atacó con una bomba motolov a un miembro del Esmad el pasado 22 de mayo en el barrio La Estancia, en Ciudad Bolívar, Bogotá.

El acusado, identificado como Juan Camilo Rodríguez Castro, aceptó los cargos y deberá responder por los delitos de tentativa de homicidio agravado y empleo o lanzamiento de sustancias u objetos peligrosos.

Según se aprecia en las imágenes difundidas y grabadas por uno de los miembros de la Policía, los uniformados del Esmad se encontraban sobre la autopista Sur para ingresar al barrio donde estaban los manifestantes. A través del radio, el agente del Esmad que graba las imágenes, recibe mensajes de uno de sus compañeros que dice “deténgalos, deténgalos” y posteriormente, advierte con un grito, “cóctel molotov...”.

En ese momento, se ve una ráfaga de fuego y después, quien graba el video dice “ay, lo prendieron” y se dirige hacia uno de sus compañeros que despide llamas desde el pecho y le cubren por completo la cabeza.

Mientras los demás tratan de apagar el fuego, la víctima identificada como Cristian Calderón, grita “auxilio, auxilio”. Aunque piden un extintor, no consiguen nada que aplaque las llamas y tienen que intentar con las manos detener la conflagración en el cuerpo del agente.

Los compañeros le piden que se quite el chaleco, pero segundos después logran apagar las llamas y reniegan con rabia por lo sucedido. Calderón tuvo quemaduras en gran parte de su cuerpo e inmediatamente fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de la Policía, donde fue intervenido debido a la gravedad de las heridas que sufrió.

Cabe recordar que, las autoridades había ofrecido una recompensa para determinar a los autores del hecho.

“La Policía Nacional ofrece hasta 30 millones de pesos a la persona que colabore para la judicialización de los delincuentes que estuvieron comprometidos en el ataque al miembro de la Policía Nacional que se encontraba realizando sus labores de acompañamiento a la protesta social”, afirmó en su momento el brigadier general Eliécer Camacho.

El pasado 1 de agosto, hubo nuevamente algunos choques entre la Policía y algunos manifestantes en inmediaciones del Portal de Suba, en el noroccidente de la ciudad, durante otra jornada de protestas con motivo del paro nacional en contra del gobierno del presidente Iván Duque.

Y aunque los enfrentamientos cesaron antes de la medianoche y el orden público de esa zona de la ciudad fue controlado, algunos manifestantes atacaron a los miembros de la Policía con improvisados artefactos con los que lanzaban elementos incendiarios.

El propio secretario de Seguridad de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto, publicó en su cuenta oficial de Twitter un video en el que se evidencia cómo unos encapuchados detonan esos artefactos y los lanzan contra los uniformados.

“Interviene el Esmad en la localidad de Suba (Av Suba - Av Cali) para disolver una manifestación luego de que se presentaran agresiones a auxiliares de la Policía de Bogotá. Interrupciones injustificadas a la movilidad y ataques con bombas incendiarias a la fuerza disponible”, trinó.

SEGUIR LEYENDO: