Wílmar Roldán, una vez más en el ojo del huracán por malos tratos a los jugadores

El analista arbitral, José Borda, se refirió al doble incidente de Roldán con integrantes del Deportivo Cali

El primer partido internacional dirigido por el colegiado antioqueño se dio en el 2008 recién recibió la insignia de la FIFA. Foto: Colprensa
El primer partido internacional dirigido por el colegiado antioqueño se dio en el 2008 recién recibió la insignia de la FIFA. Foto: Colprensa

Este sábado 31 de julio le correspondió asumir el partido de Deportivo Cali versus Atlético Bucaramanga, el cual se disputó por la tercera jornada de la Liga Betplay, al árbitro Wílmar Roldán. Para este encuentro el árbitro antioqueño volvió a hacer centro de críticas por parte de analistas arbitrales colombianos, entre ellos, José Borda de Caracol Radio, quien dijo por qué debe ser sancionado por parte de la Comisión Arbitral.

De acuerdo con lo hablado entre Caracol Radio y Futbolred, José Borda tildó la acción del árbitro como “actitudes agresivas” contra los jugadores deben recibir sanción. Además, el analista se tomó el tiempo de recordar una de las situaciones más polémicas de Roldán, la cual sucedió en 2019 con Juan Carlos Osorio cuando el entonces entrenador de Atlético Nacional fue castigado por dos meses tras un manotazo al árbitro John Hinestroza, este encuentro se dio en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Colombia.

“Esas actitudes agresivas no las puede tener un árbitro de ninguna categoría, donde se empujan a los jugadores, donde se pegan manotazos. Eso no lo puede hacer por el hecho que esté revestido de poder. Que él sea la autoridad no le da derecho a que agreda, le pegue o empuje a los jugadores. Hay que respetar, si el árbitro exige respeto a jugadores y técnicos, también tiene que respetar”, le confesó Borda a Futbolred.

Además, añadió que Roldán se encuentra en un momento en la que no le gusta que los jugadores lleguen a protestarle, “por la experiencia que tiene, que es amplia y basta. No le gusta que le digan nada y el jugador siempre va a responder. El árbitro debe ser paciente, aguantar y saber comportarse. Con (Hernán) Menosse pasó que fue a llamarle la atención pero de manera agresiva. Le puso el dedo en el pecho y lo empujó. El jugador como tiene respeto no dijo nada pero eso no quiere decir que esté bien. Por una actitud similar sancionaron al técnico Osorio dos meses”.

Po otro lado, asimismo como hizo Wilmer Barahona, quien también es exárbitro colombiano, Borda solicitó que se castigara a Roldán por su actitud en el partido que se disputó en Palmaseca. “Merece un castigo por parte de la Comisión Arbitral, porque ese es un mal ejemplo que les está dando a todos los demás árbitros y a los jugadores. Así no se puede dirigir, él tiene las tarjetas para tomar los correctivos(...) Los jugadores le creen a Roldán y a veces cuando ellos protestan, lo hacen porque es normal que pidan una falta, un penalti. Lo que no es normal es que el árbitro conteste de esa manera. El jugador acepta lo que dice el árbitro porque es la autoridad y si se pone a alegar, lo expulsan. Para evitarse inconvenientes el jugador la para ahí, se ríe, porque sabe que el árbitro está bravo”.

Y ya para finalizar la conversación con el portal deportivo, Borda contó que una situación como la que se dio entre Wilmar Roldán con Menosse y Preciado no había pasado antes. “Nunca había pasado eso, porque esas son actitudes que un árbitro normal no puede hacer. Él sabe que se le puede venir el mundo encima. Qué tal que el manotazo sea al revés, que sea un jugador o el técnico que envíe un manotazo. Los expulsa. Aquí no es porque sea Roldán, sea el mejor árbitro de Colombia, es por la actitud que toma. Eso debe pararse y no puede pasar desapercibido. Si es el árbitro el que lo hace está bien, pero si es el jugador o el técnico está mal. Hay que tener respeto ante todo”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: