Comienza el retorno gradual de cerca de mil desplazados a Ituango, Antioquia

Por decisión propia, y tras llegar a acuerdos con las autoridades, algunos de los campesinos regresan a sus tierras

Por decisión propia, y tras llegar a acuerdos con las autoridades, algunos de los campesinos regresan a sus tierras
Por decisión propia, y tras llegar a acuerdos con las autoridades, algunos de los campesinos regresan a sus tierras

La Gobernación de Antioquia y la Pastoral Social dispusieron diez buses escaleras (chivas) para ayudar en el proceso de retorno de al menos 1.000 de los más de 4.000 campesinos que, a causa de la violencia en su territorio, en Ituango, se vieron obligados a abandonar sus hogares. En la mañana de este domingo, desde el perfil de Twitter de la Unidad de Víctimas, se reportó que iniciaba el regreso de los ciudadanos de 10 veredas, de manera gradual y progresiva.

El director de la Unidad de Víctimas, Ramón Rodríguez Andrade, especificó que, por el momento, “son en total 466 familias y un total de 847 personas, de 10 veredas, las que decidieron emprender el retorno a sus sitios de residencia, los cuales debieron abandonar la semana anterior ante amenazas de grupos armados como el Clan del Golfo y las Disidencias de las Farc”.

La directiva de ese ente explicó que todo se realizará bajo los principios del retorno, voluntariedad, dignidad y seguridad. Resaltó, además, que ya se han hecho observaciones en los territorios abandonados para “verificar las condiciones”.

El director de la Unidad para las Víctimas en Antioquia, Wilson Córdoba Mena, explicó que espera que en el transcurso de este domingo, y a lo largo del lunes 2 de agosto, otros ciudadanos de las demás veredas tomen la misma decisión de retornar a sus casas “para seguir trabajando la tierra, y tener su pancoger asegurado, para garantizar la seguridad alimentaria de las familias que habían abandonado el territorio”.

Ituango
Ituango

Las cifras que tiene la autoridad bajo su poder señalan que las personas que estarán volviendo a sus tierras representan a un poco más del 20 % del total pues, en su mayoría, los campesinos desplazados se encuentran refugiados en los albergues que se dispusieron para su seguridad.

El alcalde de Ituango, Mauricio Mira Sepúlveda, explicó que los campesinos aceptaron el regreso a las fincas tras un Comité de Justicia Transicional, en el que se acordaron promesas de facilidades de transporte, y en donde se les entregaron garantías de seguridad. Uno de los líderes campesinos indicó que las veredas en las que se iniciarán los viajes de vuelta serán Las Brisas, Santa Lucía, El Chuscal, Santa Bárbara, El Quindío y Las Arañas.

“Después del Comité de Justicia Transicional, acordamos con los habitantes de diez veredas, todas del Cañón Quebrada del Medio, que iban a retornar de manera voluntaria. Este domingo iniciamos el proceso. Ya algunos campesinos están en los carros. Son más de mil personas. Van en diez buses tipo escalera que son los que transportan a los habitantes hasta la zona rural del municipio”, señaló Mira Sepúlveda.

Para los cerca de 3.000 desplazados que continúan en albergues todavía se están recibiendo ayudas humanitarias como alimentos, ropa y productos de aseo personal, especialmente para las mujeres gestantes y los niños. Así mismo, se informa que se mantiene activo un Puesto de Mando Unificado (PMU) para la atención permanente de esta población.

Este movimiento masivo, de acuerdo con lo que informó el periódico El Tiempo, se retoma luego de que el pasado viernes, 30 de julio, se viera obligada a detenerse por un panfleto de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC).

El pasado sábado 31 de julio, la Secretaría de Salud de Antioquia informó que, además de las dificultades que viven los ciudadanos desplazados, se descubrieron casos positivos de coronavirus entre ellos. Los casos de covid-19 en el municipio aumentaron a 12 personas diagnosticadas, luego de pruebas aleatorias realizadas en los albergues donde se encuentran las víctimas, de acuerdo con la emisora Blu Radio.

La secretaria de Salud del departamento, Lina Bustamante, afirmó, en conversaciones con la emisora, que los pacientes identificados están aislados y bajo cuidado clínico, pero agregó que es difícil controlar la propagación debido a la concentración de las personas en los lugares de acogida.


Seguir leyendo: