Vicepresidencia estableció cooperación con la ONU en materia de migración y lucha contra la ilegalidad

Marta Lucía Ramírez, quien también es canciller, selló el pacto de cooperación internacional para cumplir con prioridades estratégicas trazadas por el Gobierno nacional.

Vicepresidencia estableció cooperación con la ONU en materia de migración y lucha contra la ilegalidad. Foto: Presidencia de la República
Vicepresidencia estableció cooperación con la ONU en materia de migración y lucha contra la ilegalidad. Foto: Presidencia de la República

El pasado jueves, la vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez hizo público el pacto de cooperación entre el Gobierno y las Naciones Unidas en temas de migración y lucha contra la ilegalidad. En el mismo, se suscribieron dos instrumentos vigentes hasta 2024 correspondientes a la ‘Estrategia País’ de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el ‘Marco Programático País’ de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia (UNODC).

En la reunión, estuvieron presentes Ana Durán, jefe de la Misión de la Organización Internacional para las Migraciones en Colombia, y Pierre Lapaque, representante de UNODC. Los temas estratégicos, según vicepresidencia, son estabilización y ‘Paz con Legalidad’, migración como factor de desarrollo y asistencia técnica para la aceleración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible catalizadores.

Frente a esto, la OIM colaborará a Colombia en, entre otras cosas, la asistencia a las víctimas de la violencia y la reincorporación de los antiguos miembros de las Farc.

“Además, ayudará a toda la integración socioeconómica de la población migrante, en el marco de la Ley de Retorno y fortalecerá las capacidades de identificación y registro de la población migrante. Así mismo, trabajaremos juntos por evitar el tráfico y la trata de personas”, expresó Marta Lucía Ramírez en su intervención.

Incluso, afirma Durán, esto también traerá ayudas en políticas que impulsen la equidad de género, la economía naranja y la formalización de tierras. “Así mismo, trabajará de la mano de las entidades de control en la atención de poblaciones vulnerables. Nuestra misión también es apoyar a las autoridades colombianas en sus esfuerzos de estabilización y consolidación y la promoción de la convivencia en el ámbito territorial”, añadió en el evento.

Por su parte, la organización en cabeza de Lapaque en Colombia pretende ayudar al Estado colombiano en consolidar economías lícitas, fomentando la creación de empleo, emprendimiento y el desarrollo de proyectos productivos sostenibles y ambientalmente responsables. Además, en términos de migración, la dependencia de la ONU pretende promover atención para la población y hacer de este fenómeno una oportunidad de desarrollo.

“La UNDOC ha sido socio de nuestro Gobierno en todo lo relacionado con el desarrollo alternativo, la sustitución de cultivos ilícitos y en la lucha contra la corrupción. Estamos totalmente convencidos con el Presidente Duque que todos los países deben hacer esfuerzos mucho mayores en la transparencia. Es a través de ahí, como logramos acabar la corrupción del todo”, comentó Ramírez, sobre la labor de la UNDOC en el acuerdo.

Finalmente, la vicepresidenta aseveró de que se trata de un proyecto que pretende una “paz verdadera y sostenible”.

“Por eso, es tan importante este eje de la legalidad, porque donde hay imperio de la ley y respeto por los derechos del otro, hay un ambiente propicio para tener una paz perdurable y permanente”, finalizó.

Hace unos días, la vicepresidenta volvió a ser noticia por una determinación tomada en torno a los viajes con el presidente. Tras el atentado que sufrió Iván Duque cuando sobrevolaba Cúcuta, el pasado 25 de junio, el gobierno firmó un decreto que establece que por razones de seguridad el mandatario y la vicepresidenta del país, Marta Lucía Ramírez, no podrán viajar en el mismo medio de transporte. Esta restricción se aplica para viajes nacionales e internacionales.

El documento asegura que la Casa Militar y la Jefatura para la Protección Presidencial deberán coordinar, con Fuerzas Militares y de Policía, los protocolos de acciones para que el desplazamiento tanto del mandatario como de la vicepresidenta se hagan de manera individual.

Así mismo, se establece que si el presidente o la vicepresidenta deben estar en el mismo evento, se tendrán que tomar las medidas pertinentes para que estén de manera segura en el lugar. Aclaran que la salida de cada uno deberá hacerse por separado.

SEGUIR LEYENDO: