Alcaldía de Bogotá pone en marcha el plan del cable aéreo en el Centro Histórico

Se espera que en su desplazamiento los usuarios puedan acceder fácilmente al ícono representativo y turístico Cerro de Monserrate, donde se contempla ubicar una estación

El cable aéreo del Centro Histórico es un proyecto que además de integrarse con los planes para conservar y mejorar el corazón de la ciudad fomenta el turismo, genera una solución de movilidad eficiente que busca hacer de Bogotá. Foto: Colprensa - Camila Díaz.
El cable aéreo del Centro Histórico es un proyecto que además de integrarse con los planes para conservar y mejorar el corazón de la ciudad fomenta el turismo, genera una solución de movilidad eficiente que busca hacer de Bogotá. Foto: Colprensa - Camila Díaz.

Como una apuesta de movilidad integral y eficiente para un sector tradicional de Bogotá, que reúne la cultura, las finanzas, el arte y la gastronomía con los hermosos cerros orientales, se desarrollará el proyecto del Cable Aéreo Reencuentro – Monserrate, una solución de transporte para las localidades de Santa Fe y Candelaria.

“Tenemos que organizar cinco proyectos: la Universidad de Los Andes, que lleva muchos años trabajando Fenicia; la Alcaldía Mayor que tiene el proyecto de Bienvenida a Monserrate; al Metro de Medellín, que nos está ayudando a la prefactibilidad del Cable del Centro, para que la gente que llegue por el Corredor Verde Séptima”, dijo este jueves la alcaldesa mayor, Claudia López.

Explicó por ejemplo, que “los estudiantes de las universidades del centro, en vez de venirse en carro desde el norte, pueden venirse en bus eléctrico al Museo Nacional, y en esa zona arranque un cable, desde La Perseverancia, a Monserrate, y llegar a la Estación Universidades”, confirmó la mandataria local.

Según la alcaldía, alrededor de 120 mil habitantes de estas dos localidades se verán beneficiados con la construcción del cable, además de los miles de ciudadanos que confluyen diariamente en este sector del centro de la ciudad.

El PEMP (Plan Especial de Manejo y Protección) nos va a ayudar a recuperar los bienes culturales del centro; que esa feliz coincidencia de gente que vive en el centro, se potencie con toda la gente que viene, cerca de dos millones de personas antes de la pandemia, y que después de la pandemia pueden ser hasta tres millones de personas que pueden venir al centro, con más espacio público, más parques, más espacios para caminar, transporte público 100 % limpio y con todos los bienes culturales y de educación del centro.

Serán más de 7 kilómetros de recorrido que inician en el reconocido Centro Internacional y terminan en el Parque Tercer Milenio.

Este cable se conectará con el futuro Corredor Verde de la Carrera Séptima, las troncales de Transmilenio de la de Carrera Décima y la Avenida Caracas y con la futura Primera Línea del Metro.

Seguirá su recorrido hacia la zona universitaria en la que se ubican prestigiosas instituciones educativas como la Universidad Distrital, Externado de Colombia y la Universidad de Los Andes, además del Instituto Roosevelt, entre otros.

En su desplazamiento, los usuarios del cable aéreo del Centro Histórico podrán acceder fácilmente al ícono representativo y turístico Cerro de Monserrate, donde se contempla ubicar una estación.

El sistema de transporte tipo teleférico también llegará a los barrios Los Laches, La Peña, El Consuelo y San Dionisio, que se ubican en una zona de alta pendiente de la ciudad, beneficiando a más de 120 mil personas que hoy tienen dificultades para acceder al centro de la ciudad, promoviendo la integración social y económica del sector y generando una nueva alternativa sostenible de movilidad.

El Cable terminará en el parque Tercer Milenio, donde además de conectarse con el sistema TransMilenio y la Primera Línea del Metro, permitirá que los usuarios accedan fácilmente a iglesias, comercio, teatros, museos y otros lugares emblemáticos del centro de Bogotá.

Es importante tener en cuenta que el cable se armonizará con el Plan de Manejo del Centro Histórico de Bogotá, instrumento de gestión que orientará el desarrollo de esta parte de la ciudad hasta 2038, y se integrará con el proyecto Monserrate, que realiza acciones de mejoramiento del tradicional cerro y sus alrededores.

El proyecto integral de movilidad ya inició estudios que determinan su viabilidad técnica y económica, a través de un Contrato Interadministrativo que el IDU firmó con la Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá - Metro de Medellín.

“Le agradecemos mucho a la Universidad de Los Andes y a su Facultad de Arquitectura, para que le ayude al Metro de Medellín, a pensar como sería esa articulación del espacio público, de Fenicia, centro Bienvenida a Monserrate y Estación Universidades”, puntualizó la alcaldesa Claudia López.

El cable aéreo del Centro Histórico es un proyecto que además de integrarse con los planes para conservar y mejorar el corazón de la ciudad, fomenta el turismo, genera una solución de movilidad eficiente que busca hacer de Bogotá - Región un modelo de movilidad multimodal, incluyente y sostenible, y revitalizará entornos urbanos alrededor de barrios tradicionales y los cerros orientales, para que Bogotá avance hacia la integración social, turística y económica.

SEGUIR LEYENDO: