Proceso contra madre de la pequeña Sara Sofía Galván y su pareja podría caerse

La defensa de Carolina Galván y Nilson Díaz argumentó durante la audiencia del pasado viernes 23 de julio que la diligencia de acusación contra sus clientes estuvo plagada de errores por parte de la Fiscalía.

Sara Sofía Galván, bebé desaparecida desde finales de enero en el sur de Bogotá
Sara Sofía Galván, bebé desaparecida desde finales de enero en el sur de Bogotá

A seis meses de su desaparición, y justo en el momento en el que se esperaba que comenzaran a escucharse los 48 testimonios con los que las autoridades colombianas pretenden determinar, finalmente, qué fue lo que le pasó a la pequeña Sara Sofía Galván, quien a estas alturas ya tendría dos años de edad, el proceso parece comenzar a a tambalear y podría caerse completamente.

El juicio arrancó el pasado 23 de julio con la comparecencia de los dos principales sospechosos de la desaparición de la menor: su madre Carolina Galván, y el compañero sentimental de esta última, Nilson Díaz, quienes ante las dificultades para encontrar tanto a la menor como el cuerpo de la misma, son acusados por la Fiscalía General de la Nación por el delito de desaparición forzada.

Valga recordar que, a pesar de ello, la hipótesis que maneja el ente acusador hasta el momento es que la pequeña efectivamente falleció y fue lanzada por los dos procesados al río Tunjuelo, en inmediaciones del barrio Class Roma, de Kennedy. De acuerdo con el escrito de acusación presentado el pasado 11 de junio por el fiscal que está al frente del proceso, la menor iba metida en un costal blanco. Ninguno de los dos ha sido hallado hasta ahora.

No obstante, dicha audiencia fue interrumpida por la defensa de Galván y Díaz, quien le pidió a las autoridades que anulen el proceso, pues la Fiscalía habría cometido errores durante la audiencia de formulación de cargos del pasado 23 de mayo. De acuerdo con la abogada Aydeé Acevedo “se debe delimitar la conducta, las circunstancias de modo, tiempo y lugar que rodearon, qué hizo cómo lo hizo, cuándo lo hizo, dónde lo hizo, etc”.

En otras palabras, el ente investigador habría emitido una acusación sin datos precisos, fruto de la falta de pruebas contundentes que apunten a la culpabilidad de los dos señalados, por lo que habría que cancelar el juicio. No obstante, el fiscal Arsenio Sánchez, que está encargado del caso, advirtió en la misma audiencia que “la Fiscalía no lo ve así del todo. Sí entiende que fue dispersa la imputación, como se ve en el video y que seguramente la señora juez podrá revisarlo oportunamente”, pero solicitó que no se anule el caso.

La situación levantó preocupación entre los familiares de Sara Sofía, incluida su tía Xiomara Galván, quien le dijo a Noticias 1 que está “con la esperanza puesta de que la Fiscalía tenga cómo argumentar porque sino van a soltar a Nilson y a Carolina, y no es justo”.

En ese sentido, se sabe que la Procuraduría General de la Nación ya le pidió a la Fiscalía que aclare el escrito de acusación con el objetivo de continuar con el caso. La decisión de seguir adelante o no se dará a conocer el próximo 30 de julio.

Captura de Carolina Galván y Nilson Díaz. Foto: Policía Nacional
Captura de Carolina Galván y Nilson Díaz. Foto: Policía Nacional

Dicho esto, no hay que olvidar que el ente acusador ya tiene enfilados una serie de testimonios que resultarán clave para demostrar la culpabilidad de Galván y Díaz.

Entre estos, se destacan los de una mujer de nacionalidad venezolana conocida como Marisela, quien conoce a la mamá de la menor y puede dar fe de la vida de esta última como trabajadora sexual bajo las órdenes de Díaz. Según la Fiscalía, esta persona, que trabaja como vendedora ambulante en el sector de Corabastos fue la primera en conocer, por confesión de la propia Galván, sobre la muerte de Sara Sofía.

Luego están los hijos de Nilson Díaz, un grupo de cuatro menores de 5, 7, 9 y 10 años de edad, quienes ya fueron entrevistados por investigadores con el objetivo de conocer cómo era la convivencia con la pequeña desaparecida y los dos adultos procesados.

Por último está la médica especialista en psiquiatría y ciencia forense, Tatiana González, quien examinó a Carolina Galván para determinar si esta es o no es apta para participar en un juicio como el que se avecina.

SEGUIR LEYENDO: