Policía logró que exintegrantes de dos pandillas hicieran un pacto de no agresión y entregaran sus armas en Barranquilla

El Grupo de Prevención y Educación Ciudadana lideró una actividad con personas desvinculadas de las bandas ‘Los Cachorros’ y ‘Los del Bolsillo’ de la capital del Atlántico. Los mismos tuvieron que entregar las armas que utilizaron para cometer actos delictivos.

Policía logró que exintegrantes de dos pandillas hicieran un pacto de no agresión y entregaran sus armas en Barranquilla. Foto: Policía Metropolitana de Barranquilla
Policía logró que exintegrantes de dos pandillas hicieran un pacto de no agresión y entregaran sus armas en Barranquilla. Foto: Policía Metropolitana de Barranquilla

En el suroccidente de la ciudad, Policía Metropolitana de Barranquilla, por medio del programa ‘Jóvenes a lo bien’, logró la reconciliación de 12 exmiembros de dos de las más peligrosas bandas que operan en la capital del atlántico. Según el comunicado de la entidad, la actividad de acompañamiento hizo que las personas, en situación de vulnerabilidad y conflicto, entregaran sus armas.

La autoridad informó que el programa se trata de una contribución a la “resocialización de personas en alto grado de vulnerabilidad que pertenecieron en algún momento a grupos dedicados a acciones delictivas y comportamientos contrarios a la convivencia”.

Los exintegrantes de las pandillas ‘Los Cachorros’ y ‘Los del Bolsillo’, que circulaban en el barrio El Bosque de la capital del Atlántico, hicieron parte del llamado ‘Plan Desarme’ y, al mismo tiempo, firmaron un pacto de no agresión para detener la hostilidad entre los mismos.

La Policía informó que, entre los artefactos entregados, se identificaron 9 armas de fuego de carácter artesanal, 12 armas cortopunzantes, seis municiones para calibre 38 y una munición para calibre 16 milímetros.

Después de la entrega voluntaria, la Policía liderará un conjunto de esfuerzos en educación complementaria para “abrir el abanico de posibilidades laborales” para los expandilleros. Además, contarán con capacitaciones sobre el Código de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

“Entregaron armas con las que en algún momento se enfrentaron entre ellos. Por eso en compañía de las autoridades locales, de la policía cívica, pero más importante, en compañía de sus padres que fueron testigos de ese gran cambio. Esperamos que como sociedad les demos esas grandes responsabilidades”, aseguró el subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, según reportó Blu Radio.

El acto comenzó con el himno de Colombia y Barranquilla. Posteriormente, estos jóvenes, en su mayoría vestidos de blanco, serían llamados por un uniformado para pasar al frente y concretar el pacto. Después, debieron materializarlo por escrito y dejando sus manos plasmadas con pintura en una cartulina alusiva. El acto terminó en aplausos por parte de los expandilleros, los familiares y los agentes de la institución.

Inició el cambio de uniformes

Los miembros de la Policía Nacional pasarán, en los próximos días, del verde oliva tradicional al nuevo uniforme azul oscuro con identificaciones en verde. Un cambio de imagen que, según anunciaron los miembros del Gobierno y la institución, irá acompañado de un fortalecimiento en el cumplimiento de los derechos humanos. El director de la Policía Nacional, Jorge Luis Vargas Valencia, así como el general Hoover Penilla, ya vistieron los nuevos colores, a los que tendrán que acostumbrarse los ciudadanos y con los que la institución espera que se logre “un cambio de mentalidad”.

Este proceso empieza por un primer elemento: la nueva imagen de la institución; y este no es un tema ornamental, es un tema de mucho fondo, porque hoy, como ustedes lo aprecian, estamos lanzando el nuevo uniforme de nuestra Policía Nacional, y tiene como propósito acompañar todos los servicios de seguridad ciudadana en el territorio y tiene elementos importantes como su vocación de transparencia”, afirmó el presidente Iván Duque durante la presentación frente a la Casa de Nariño.

El uniforme, como ya había sido descrito, cuenta con un código QR en el brazo derecho, el cual, al ser escaneado con el celular, envía directamente a la página de la Policía y arroja los datos de identidad del portador del uniforme, como nombre, rango y función que desempeña. También está la placa en el pecho del agente.

SEGUIR LEYENDO: