Preocupación en Medellín, ocupación del campus de la Universidad de Antioquia cumple 23 días

Según un comunicado del Comité Rectoral de la Universidad, no se ha podido establecer los intereses de este grupo de jóvenes ni se sabe si en las instalaciones del campus se están cumpliendo protocolos de bioseguridad.

Instalaciones de la Facultad Educación de la Universidad de Antioquia. Imagen de referencia.
Instalaciones de la Facultad Educación de la Universidad de Antioquia. Imagen de referencia.

Desde el pasado 1 de julio, un grupo de jóvenes conformaron un campamento en las Instalaciones de la Universidad de Antioquia, ubicado en el bloque 12, el cual ya cumple 23 días lo que ha generado preocupación por las directivas de la institución educativa ya que han manifestado que “ha sido imposible tener certeza sobre la procedencia o el vínculo de estas personas con la Universidad”.

Asimismo, el alma máter reiteró su preocupación por el grupo de personas que están en las instalaciones sin autorización y sin atención de ninguno de los protocolos de bioseguridad vigentes.

“Durante las tres semanas de ocupación, las comunicaciones dadas a conocer desde el campamento no permiten siquiera precisar la finalidad de la ocupación ni los colectivos que la reivindican. La administración de la Universidad, no obstante, ha permanecido atenta a la situación y a los riesgos que esta representa para quienes allí permanecen y para quienes ingresan al campus a desarrollar labores administrativas y académicas excepcionadas. Por tal razón, en su momento y con todas las implicaciones logísticas que ello significó, la institución tomó la decisión de modificar las jornadas del examen de admisión programadas en el Campus principal”, anotó el Comité Rectoral en un comunicado.

Ante el panorama, el cuerpo directivo de la Universidad de Antioquia analiza las posibles soluciones para lograr acuerdos con el grupo de jóvenes que se instaló allí.

La Universidad indicó que están dispuestos a los requerimientos que se deban aplicar para propiciar el análisis, la crítica y “la búsqueda de salidas a problemas de largo plazo y a la coyuntura por la que atraviesan el país, la región y la ciudad, para conservar el empleo y la vinculación de sus empleados, profesores, auxiliares y monitores; para evitar la deserción y para diseñar alternativas que impidan hasta el límite de lo posible afectar el funcionamiento de la universidad”.

Sin embargo, expresaron que los mejores atributos de la Universidad no pueden ser usados en su contra. “Es absurdo que se tomen abruptamente las formas de control de acceso a sus campus o que se reclamen, de hecho, pedazos de la universidad como si pertenecieran a causas superiores pero específicas que, sin embargo, invocan precisamente aquel atributo de lo público”, señaló la UdeA.

De igual manera, en ese pronunciamiento el Comité Rectoral explicó que la violencia no son los modos en cómo debe funcionar la universidad.

“La Universidad puede ser desafiada con éxito por la violencia o por el uso incontrolado de la fuerza. Pero ella, que las ha padecido por décadas, ha demostrado progresivamente que no quiere ni puede aprender sobre esa forma de abordar problemas y conflictos”.

Por su parte, William Fredy Pérez, secretario general de la Universidad de Antioquia señaló al diario El Tiempo que en los últimos días “los profesores se acercaron a conversar con ellos y estamos pendientes de los resultados de esas conversaciones. Cada uno contribuye con lo que pueda y lo estamos esperando es que la situación se resuelva sin generar más problemas de los que se han creado y estamos apelando a la reflexión de las personas que están allí.”

El funcionario dio a conocer que la ocupación en la Universidad ha sido intermitente de entre 30 y hasta 300 personas, lo que ha constituido problemas para el funcionamiento de la institución.

Frente al pedido de una reapertura total de la universidad, Pérez explicó al medio que esto por ahora no es posible debido a las asesorías del comité médico y científico de la institución frente al covid-19. ”Mientras tanto se estudian rutas posibles de retorno”, detalló el secretario.


SEGUIR LEYENDO