José Edilberto Caicedo renunció a la Cámara de Representantes por investigación de corrupción

El representante del partido de la U se encuentra detenido por un contrato que firmó cuando era alcalde de Zipaquirá, por el cual fue acusado de malversación de fondos.

La investigación por presuntos hechos de corrupción que habría cometido José Edilberto Caicedo cuando fue alcalde de Zipaquirá, en Cundinamarca, lo llevó a renunciar a la Cámara de Representantes, luego de que la Corte Suprema de Justicia ordenara una medida de aseguramiento en su contra en el domicilio.

Caicedo habría presentado su renuncia a la investidura de representante el pasado 19 de julio para que sea discutida por la Cámara al inicio de la nueva legislatura. Sin embargo, se desconocen las razones de su dimisión, aunque ocurrió un mes después exactamente de que la Corte Suprema de Justicia ordenara su detención.

De acuerdo con W Radio, si la votación de la próxima sesión de la Cámara de Representantes aprueba la renuncia, el partido de La U, al que pertenece Caicedo, podría reemplazar la curul con el segundo en la lista de votación de las elecciones de 2018 que en este caso corresponde a John Alejandro Linares.

El pasado 21 de junio, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia ordenó la medida de aseguramiento en su propio domicilio por la investigación que se lleva en su contra, por presuntos hechos de corrupción en un contrato con la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Zipaquirá que firmó en 2007; el último año de su periodo en la Alcaldía del municipio que empezó en 2004.

La Corte lo investiga por los delitos de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, así como posible peculado por apropiación de fondos públicos a raíz de la forma como se realizó ese contrato en el año 2007. Pues, presuntamente, se pagaron las obras, no se construyeron, y el alcalde no hizo nada para evitar el detrimento patrimonial.

“La Corte también indaga si el hoy congresista pudo incurrir en peculado por apropiación como ordenador del gasto frente a sus deberes de control, vigilancia y correcta aplicación de los recursos públicos. Esto teniendo en cuenta que la administración municipal a su cargo habría pagado efectivamente obras públicas que no fueron finalmente construidas, sin que Caicedo Sastoque tomara medidas para que tal afectación del patrimonio público se concretara”, señaló el alto Tribunal al ordenar su aseguramiento.

De acuerdo con el diario El Espectador, el contrato se firmó para la construcción de dos tanques, uno en Villa Marina y otro en Zona Alta de Zipaquirá. Una persona denunció que solo se construyó el primero y, además, el contrato no tuvo estudios técnicos para conocer cómo se debía realizar y cuánto podría costar.

Además, pese a que la obra no se construyó en su totalidad, el gobierno municipal autorizó tres adiciones de 40, 43 y 87 millones de pesos, que finalmente llevaron a un incrementar el costo de 660 millones a 840, pero no hay precisión en los documentos para determinar en qué se invirtieron los recursos.

La medida de aseguramiento también se habría basado en que las interceptaciones telefónicas ordenadas por la Corte habrían indicado que el entonces congresista Caicedo, presuntamente, incidió en las investigaciones. Al parecer, el mismo exalcalde se reunió con contratistas para evitar su confesión y estos no asistieron a la citación, además un miembro de su Unidad de Trabajo Legislativo, habría tenido contacto con contratistas; según lo revelado por el diario El Espectador.

Ahora, otros representantes a la Cámara han cuestionado la renuncia de José Edilberto Caicedo porque algunos lo acusan de buscar el cambio de competencia a la Fiscalía General de la Nación. Una supuesta estrategia de los congresistas investigados. Durante este Congreso han renunciado, además, Álvaro Uribe cuando la Corte Suprema ordenó su detención y recientemente los hizo Álvaro Hernán Prada relacionado en el mismo caso del expresidente.

SEGUIR LEYENDO: