Declaran calamidad pública en Putumayo por las lluvias, más de 10 mil familias afectadas

Durante la noche de este 21 de julio se activaron las alertas en al menos 12 municipios del departamento por lluvias y crecimiento del río Mulato.

Solo un municipio del Putumayo no presentó inundaciones durante este 21 de julio por fuertes precipitaciones que llevaron, incluso, a activar la alerta de posible avalancha en la capital de Mocoa, debido a la creciente súbita que presentó el río Mulato. Por esa razón, el gobernador encargado Álvaro Granja Bucheli delcaró la calamidad pública del departamento.

Hay reporte de inundaciones en 12 municipios del Putumayo, entre ellos el único que no ha reportado es el municipio del Valle del Guamuez. La ola invernal ha dado origen a varios factores de riesgo como son vías, puentes, sector agropecuario. No hay pérdida de vidas humanas hasta el momento reportadas. Por esa situación se declaró la calamidad pública y esta se atiende en el marco del sistema nacional de Gestión de Riesgos y Desastres”, señaló el funcionario tras una evaluación de la situación.

El mandatario indicó que las lluvias iniciaron sobre las 6:00 de la tarde y se necesitó la evacuación de varios barrios en diferentes municipios del departamento y hasta el momento se han reportado más de 10 familias afectadas. El panorama que viven los putumayenses en estos momentos es de cultivos arrasados, animales domésticos desaparecidos, vías primarias y secundarias taponadas, municipios sin servicio de acueducto, puentes obstruidos y zonas incomunicadas.

Granja Bucheli aseguró que los municipios y la Gobernación del Putumayo hacen el esfuerzo para cubrir las principales necesidades, las inversiones, pero necesitan el apoyo del Gobierno nacional para evitar una catástrofe mayor y atender completamente a los damnificados.

“Necesitamos el apoyo del Gobierno nacional para que se hagan obras de mitigación que requiere todo el departamento de Putumayo. Hace 4 años se reportó una gran avalancha que afectó muchas vidas humanas. Este tipo de calamidad es necesario priorizarla y esperamos el apoyo del Gobierno nacional y organismos internacionales”, afirmó el mandatario.

El director de la Unidad de Gestión del Riesgo, Eduardo José González Angulo, aseguró durante un balance de la situación al mediodía de este 22 de julio, que el sistema de alertas tempranas funcionó y durante la noche y la madrugada fueron evacuadas más de 5.000 personas por el riesgo de avalancha.

Afortunadamente no hay ninguna persona hasta ahora que haya perdido la vida ni heridos ni desaparecidos. Todo ha sido medidas preventivas coordinadas por el concejo municipal de Gestión del Riesgo y las diferentes entidades”, señaló el director de la institución.

El sistema continuará con el monitoreo respectivo, así como las autoridades mantienen un trabajo permanente para tomar a tiempo las medidas necesarias que eviten las situaciones lamentables a causa de la ola invernal. Por esa razón se declaró la calamidad pública y se estableció la Sala de Crisis en el departamento.

Las afectaciones que se presentaron en la ciudad de Mocoa fueron principalmente en el suministro de agua potable, para el cual, según las autoridades municipales, ya se activó una medida con el Gobierno nacional para determinar las acciones que se van a implementar a partir del día viernes.

“Afortunadamente los hechos ocurridos anoche, las tres crecientes súbitas y la de esta mañana, no presentamos afectaciones ni en infraestructura ni en vías, como tampoco bienes materiales de la comunidad. Seguimos atentos haciendo los monitoreos permanentes e informando a la comunidad”, indicó un vocero de la administración municipal.

Las autoridades han solicitado a la comunidad que estén atentas a los canales de información oficial y las alertas de las instituciones de Mocoa, para conocer las alertas que se emitan. Esperan que mañana, el director nacional de Gestión del Riesgo pueda llegar a la ciudad, así como el alcalde, debido a que las condiciones climáticas han impedido la llegada de vuelos.

En lo corrido del mes de julio se han venido presentando lluvias de variada intensidad en diferentes zonas del país, tal como lo anunció el IDEAM, especialmente en la Orinoquía y la Amazonía que viven temporadas de lluvias monomodales (una vez al año) y que se dan entre los meses de junio a agosto.

Producto de estas precipitaciones, se han registrado 101 eventos en 77 municipios de 21 departamentos, los más impactos Norte de Santander, Antioquia, Arauca, Caquetá, Putumayo, Meta, Cundinamarca y Santander. Sin embargo, hasta el momento estos eventos no han generado pérdida de vidas humanas. Se reportan 22 heridos a nivel nacional. Más de 5.130 familias se han visto afectadas, al igual que averías en 3.718 viviendas y 17 han quedado destruidas. Los eventos que más se han presentado son movimientos en masa, inundaciones, vendavales y avenidas torrenciales.

SEGUIR LEYENDO: