200 de los predios adquiridos para la primera línea del Metro de Bogotá han sido saqueados por delincuentes

La empresa Metro señaló que se reforzó la seguridad en los sectores, especialmente en la localidad de Kennedy, donde se presentaron los primeros casos de inseguridad.

Maqueta en 3D del metro elevado en Bogotá, tomado de bogota.gov.co
Maqueta en 3D del metro elevado en Bogotá, tomado de bogota.gov.co

La empresa del Metro de Bogotá está siendo víctima de la inseguridad en algunas zonas de la ciudad, pues informaron en las últimas horas que delincuentes han saqueado 200 de los predios que se adquirieron en el sur de Bogotá para realizar la primera línea del nuevo sistema de transporte.

La entidad aseguró que han realizado estrategias para aumentar la vigilancia en estos sectores para mejorar las condiciones de seguridad y poder llevar a cabo los procesos de demolición; sin embargo, los delincuentes siguen haciendo de las suyas en estos lugares.

Por su parte, los habitantes de las zonas aledañas a los predios adquiridos por el Distrito para la construcción de la primera línea del metro, también han dado a conocer sus quejas con respecto a la inseguridad de los sectores. Ante esos llamados de atención realizados por los ciudadanos, la empresa Metro informó que ya se reforzó la vigilancia en ciertos sectores, pero se enfocaron especialmente en la localidad de Kennedy, donde se han visto afectados 60 inmuebles de los 200 que han sido saqueados en toda la ciudad.

El pasado lunes 19 de julio, en el Concejo de Bogotá se realizó un debate de control político en el que se habló de esta difícil situación en los predios adquiridos en la avenida 68 y la avenida Ciudad de Cali. En ese debate, Leonidas Narváez, gerente general de la empresa Metro, señaló que las denuncias ya fueron radicadas ante las autoridades y que existen puntos de atención para que la comunidad siga haciendo llegar sus denuncias.

Las denuncias están ante la Policía Metropolitana de Bogotá y la Secretaria de Seguridad desde finales de mayo de este año. Cabe recordar que en ese mes, la empresa publicó un comunicado en el que señaló que, la empresa de la construcción puso la situación en conocimiento de la Policía Nacional y la Secretaría de Seguridad. En ese caso se trataba de atentados reiterativos en el sector del bario Britalia.

De acuerdo con información de la Alcaldía, en la noche del martes 25 de mayo, al menos 100 personas llegaron a pie y en vehículos al lugar en donde se ubican las casas que están en proceso de compra por parte de Metro de Bogotá. Con herramientas, las personas se dispusieron a retirar ventanas, puertas, cocinas, portones, lavamanos, baños y demás material de construcción, afectando la tranquilidad de los vecinos.

Según Metro de Bogotá, ya se elevó una denuncia a la Fiscalía General de la Nación, “con el fin de que las autoridades competentes, en coordinación con la empresa de vigilancia de estos predios, realicen esfuerzos para detener el vandalismo y garantizar la seguridad de los residentes del barrio”.

Ahora, casi dos meses después, las quejas continúan y Narváez señaló que “el objetivo de la Empresa Metro de Bogotá era demoler manzanas completas, pero la situación de inseguridad hizo que esta estructura cambiara. Gracias a la declaración de urgencia manifiesta se iniciaron las demoliciones de manera técnica, mientras se adjudicaba el contrato definitivo, el cual quedó listo el pasado 9 de julio. En los últimos días hemos podido tener predios limpios y con cerramientos, acciones que se seguirán implementando a lo largo de estos meses, con el fin de cumplir nuestros compromisos con la ciudadanía”.

Para cumplir con esto, la empresa Metro hizo un acuerdo con el operador Ciudad Limpia, el cual se encargará de recolectar y trasladar los escombros de las zonas de construcción. Por su parte, el Consorcio F&H 2021 se dedicará a limpiar y adecuar los predios de la localidad de Kennedy y el Instituto de Desarrollo Urbano señaló que se están llevando a cabo acciones de mitigación para el bienestar de los habitantes de las zonas aledañas y la protección de los bienes del Distrito.

SEGUIR LEYENDO: