Autoridades investigan si mujer que intentó quitarse la vida en Manizales sería la responsable de la muerte de su hija de dos años

La mujer, que trató de envenenarse y se causó una herida en el cuello, continúa con vida, aunque en estado crítico. La niña estaba sin señales de vida cuando llegaron las autoridades.

La mujer y la niña fueron trasladadas hacia el Hospital de Caldas S.E.S. La bebé falleció, y la mamá, informó RCN Radio, permanece en estado crítico.. REUTERS/Nelson Bocanegra
La mujer y la niña fueron trasladadas hacia el Hospital de Caldas S.E.S. La bebé falleció, y la mamá, informó RCN Radio, permanece en estado crítico.. REUTERS/Nelson Bocanegra

La comunidad del barrio San José, en Manizales, se vio trastornada luego de que, en la noche del pasado miércoles, 14 de julio, se supiera la noticia de una mujer que estaba a punto de acabar con su vida. Hasta el lugar llegaron las autoridades que, además de encontrarse con la mujer que amenazaba con quitarse con la vida, vieron a una bebé, inconsciente. Las hipótesis que rodean el caso apuntan a que, tal vez, aquella mujer sería la responsable de la muerte de su hija, por lo que estaba intentando suicidarse, sin embargo, apenas inician las investigaciones.

La mujer, de acuerdo con las autoridades, habría intentado terminar con su vida ingiriendo veneno y causándose una herida con arma de fuego. Los uniformados de la Policía Metropolitana de Manizales y Villamaría, quienes encontraron a la menor sin signos vitales, alertaron de la situación al personal médico de la zona. La mujer y la niña fueron trasladadas hacia el Hospital de Caldas S.E.S. La bebé falleció, y la mamá, informó RCN Radio, permanece en estado crítico.

“Uniformados de la Policía Metropolitana de Manizales avanzan en la investigación para esclarecer con prontitud los pormenores de este triste suceso”, escribió el Diario del Sur y el portal web de la emisora.

RCN Radio, a la espera de más información sobre este caso que enluta a Manizales, recordó el caso de María Ángel Molina Tangarife, de 4 años de edad, quien fue asesinada por la expareja de su mamá, en el municipio de Aguadas. El homicida fue condenado a 50 años de cárcel.

“Me cogió por detrás y me cortó, cuando me cortó, me tiró. Casi llegando al río Arma, él me tiró y me tiraba piedras y me dijo que él me quería matar a mí, yo le dije: ‘bueno, está bien, máteme a mí, pero a mis niñas no me las toque’”, relató la mamá de la niña en ese entonces.

Cesar Augusto Cano, el párroco de la iglesia Inmaculada Concepción de Aguadas, manifestó que la muerte de la pequeña significaba un “profundo del pueblo, su cultura, de la comunidad”.

“Nunca nada justificará la muerte de ningún ser humano. Menos aún, el transgredir el santuario que es el cuerpo de un niño y su vida. Hoy cuando nos reunimos en este templo para elevar una acción por la vida de María Ángel, y de sus padres, también nos hemos encontrado para reconocer el dolor que puede existir en medio de las acciones del ser humano”, indicó el religioso.

Así mismo, se recordó el caso de un bebé en el municipio de Chinchiná en el centro-sur del departamento, cuyo fallecimiento se dio luego de ser impactado por una bala perdida.

“No se conocen hasta el momento los móviles, las causas de los disparos, o quién los propinó, pero en estos hechos resultaron heridas tres personas un hombre, una mujer y el niño que después de los hechos, fue trasladado al hospital San Marcos de nuestra localidad y de ahí al Hospital Infantil de Manizales donde fue sometido a una intervención quirúrgica, pero lamentablemente falleció en horas de la madrugada”, explicó Vicente Aristizábal, alcalde encargado de Chinchiná, para aquellos días.


Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR