Definen nueva fecha de audiencia de preclusión para Álvaro Uribe

La audiencia de preclusión de la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe tuvo que ser reprogramada.

Diversas situaciones extrajurídicas de las partes llevaron a que la audiencia de preclusión, solicitada por la Fiscalía, tenga que posponerse nuevamente, por un mes, para que se presenten los argumentos que soliciten continuar o archivar la investigación en contra del exmandatario.

La audiencia estaba programada para las 8:00 de la mañana de este jueves 2 de junio, luego de que la audiencia inicial tuviera que posponerse por la postulación de Deyanira Gómez, exesposa del principal testigo Juan Guillermo Monsalve, y el periodista Gonzalo Guillén presentaron solicitudes para ser reconocidos como víctimas en la investigación.

Luego de que el Tribunal Superior de Bogotá y la Corte Suprema de Justicia se pronunciaran al respecto, y negaran el reconocimiento, se programó una nueva audiencia, pero un día antes, uno de los abogados de las víctimas solicitó que no se realizara.

Como escribió este jueves la principal víctima en el proceso, el senador Iván Cepeda, el aplazamiento de la audiencia no era una maniobra dilatoria, como ha denunciado él mismo en otros momentos procesales, sino que respondía a diversas razones que presentaron las partes.

“Se aplaza audiencia en el proceso contra Álvaro Uribe. Contrario a lo que se intenta difundir, este primer aplazamiento obedece a razones que no tienen ninguna relación con alguna intención dilatoria. Estamos listos para presentar nuestros sólidos argumentos y abundantes pruebas”, afirmó el senador.

Jorge Perdomo, víctima del proceso, emitió una solicitud debido a que como lo había anunciado, tenía programada previamente una audiencia en la que serviría como apoderado defensor, que le impedía asistir a la del caso Uribe.

Como lo señaló la jueza 28 civil del circuito de Bogotá, se presentaron varias situaciones que impedían el desarrollo de la audiencia, como la ausencia del fiscal Gabriel Jaimes, quien debe ser el encargado de exponer los argumentos de la solicitud de preclusión.

Jaimes había solicitado posponer la audiencia desde el 21 de junio, cuando recibió una incapacidad médica a causa de contagio por covid-19, por lo que ambas partes presentaron argumentos para realizar la audiencia en una nueva fecha.

Durante la audiencia también se conoció una tragedia familiar que impidió la presencia del abogado defensor de Álvaro Uribe. Según informó el expresidente, en la mañana de este jueves 24 de junio falleció Luis Carlos Granados, padre de su apoderado Jaime Granados, razón por la cual no se encontraba presente en la audiencia.

La jueza definió la fecha 21 de julio a las 8:00 am. pero el abogado Francisco Villalba, apoderado de Iván Cepeda, recordó que ese mismo día se continuará con el proceso de Diego Cadena, quien tiene relación en el fraude procesal y soborno en actuación penal por los que es investigado el senador Álvaro Uribe.

Así las cosas, se definió que la audiencia de preclusión del caso del expresidente Uribe se realizará el próximo 22 de julio, a partir de las 8:00 am. en la cual las partes presentarán los argumentos para que no se archive la investigación. Mientras la Fiscalía defenderá la terminación de la investigación.

En esa cita se espera que el fiscal Gabriel Jaimes, quien ha llevado el caso de Uribe, explique las razones y los argumentos que tiene para solicitar que se detenga y se cierre la investigación sobre el expresidente pues, de acuerdo con sus apreciaciones, “luego de la valoración integral de los elementos materiales probatorios, la evidencia física y la información legalmente obtenida durante el curso del proceso, se estableció que varias de las conductas por las cuales se vinculó jurídicamente al excongresista no tienen la característica de delito, y otras que sí lo son, no se le pueden atribuir como autor o partícipe”.

Según explicó RCN Radio, en caso de que el juez le dé la razón a la Fiscalía, “la contraparte podrá apelar el caso y este pasaría al Tribunal Superior de Bogotá”.

Por el contrario, de acuerdo con la explicación del periódico El Tiempo, si se niega la solicitud de preclusión, “la Fiscalía se enfrentaría a la decisión de presentar una acusación con lo que tiene, o acudir a la apelación”.

SEGUIR LEYENDO: