Conozca la línea de crédito para que las empresas colombianas financien proyectos sostenibles

La iniciativa del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia y Bancóldex tiene un cupo cercano a los $30.000 millones de pesos para el financiamiento de proyectos sostenibles.

Durante la conversación "Las agro-tecnologías, herramientas del agricultor para la sostenibilidad agrícola de América Latina", 45 líderes analizaron la importancia de adoptar las innovaciones, su regulación y los obstáculos comerciales que enfrenta el sector. EFE/ Esteban Biba/Archivo
Durante la conversación "Las agro-tecnologías, herramientas del agricultor para la sostenibilidad agrícola de América Latina", 45 líderes analizaron la importancia de adoptar las innovaciones, su regulación y los obstáculos comerciales que enfrenta el sector. EFE/ Esteban Biba/Archivo

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia presentó este miércoles la línea de crédito ‘Sostenible Adelante’, que busca impulsar la reactivación económica del país a través de la financiación de proyectos sostenibles.

Esta línea de crédito, que fue lanzada junto al Banco de Desarrollo Empresarial de Colombia (Bancóldex), está destinada a respaldar económicamente los proyectos de desarrollo sostenible como la bioeconomía, la economía circular, y la adaptación y mitigación del cambio climático.

“Desde hace varios años venimos trabajando con éxito en instrumentos financieros con enfoque en desarrollo sostenible y eficiencia energética, los cuales deben mantenerse en el tiempo y evolucionar para impulsar las iniciativas de transformación del sector a los retos que nos impone la ciencia en términos ambientales y el contexto actual de reactivación económica segura y sostenible”, aseguró la ministra de Comercio, María Ximena Lombana.

A su vez, señaló que esta cartera se encuentra comprometida con cumplir los objetivos de sostenibilidad que se han establecido en el país, incluyendo las metas dispuestas en el Acuerdo de París, referentes al cambio climático y economía circular y bioeconomía.

De igual manera, indicó que estos retos en sostenibilidad empresarial, en las que se encuentran las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas de todos los sectores en el país, requieren acciones interinstitucionales de largo plazo.

La línea ‘Sostenible Adelante’ tiene un cupo de $29.920 millones de pesos, otorgando montos hasta por $300 millones para aquellas empresas que quieran financiar sus proyectos productivos y de $50 millones para aquellas que accedan mediante microfinancieras.

El crédito ofrece mediano y largo plazo entre los cinco y los diez años, con periodos de gracia anuales que se adaptan a las necesidades y flujos de caja de los empresarios que los soliciten.

“La pandemia aceleró la priorización de la sostenibilidad de las empresas y con el crédito “Sostenible Adelante” financiamos aquellas que deseen implementar proyectos netamente de desarrollo sostenible y energía energética para aumentar su productividad como estrategia para su reactivación”, resaltó el presidente de Bancóldex, Javier Díaz Fajardo.

A través de esta línea se podrán financiar actividades de la economía circular como la reducción de residuos, el cambio de productos por servicios, la minimización del uso de materia virgen, el aprovechamiento de subproductos, así como el desarrollo de servicios, procesos y productos a partir de la biomasa y la biodiversidad.

El Consejo Global de Turismo Sostenible es el ente que gestiona los criterios y estándares mundiales de línea base para la sostenibilidad en viajes y turismo y actúa como organismo de acreditación internacional para la certificación de turismo sostenible. EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo
El Consejo Global de Turismo Sostenible es el ente que gestiona los criterios y estándares mundiales de línea base para la sostenibilidad en viajes y turismo y actúa como organismo de acreditación internacional para la certificación de turismo sostenible. EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo

A su vez, serán apoyados los proyectos para la disminución de gases efecto invernadero, preparación y prevención ante eventos climáticos y condiciones cambiantes del clima, actividades que producen impactos a diferentes escalas, contribuyendo a alcanzar la meta de reducir el 51 % las emisiones de Gas de Efecto Invernadero (GEI) al 2030.

“También apoyan la generación de alternativas económicas sostenibles alineadas con el CONPES de crecimiento verde. Además, mejoran la competitividad y productividad de las empresas al reducir costos operacionales al aprovechar recursos naturales, llegar a nuevos mercados tanto nacionales como internacionales de productos con bajas huellas de carbono y pueden generar opciones económicas al facilitar la emisión de bonos de carbono en el mercado de capitales”, concluyó el ministerio.

SEGUIR LEYENDO

<br/>