Claudia López se pronunció ante la muerte de joven en Suba: “Exigimos al Esmad y a la Policía acatar nuestros protocolos”

La víctima tenía 23 años, fue golpeada con un objeto contundente en la cabeza y murió cuando era trasladado al hospital donde lo atendían.

Alcaldía de Bogotá
Alcaldía de Bogotá

Este miércoles se denunció la muerte de un joven en medio de las protestas de la localidad de Suba, al norte de Bogotá. En su cuenta de Twitter, la alcaldesa rechazó el acto violento y le dijo a la Policía que respetara a los manifestantes que completan casi dos meses en las calles.

López lamentó la muerte del joven que habría recibido un golpe contundente en la cabeza. “A sus familiares nuestras más profundas condolencias. Al Esmad y la Policía le exigimos acatar nuestras instrucciones y protocolos. Mientras las desconozcan y no haya reforma eficaz a la Policía seguiremos teniendo riesgos a la vida”. También se refirió a algunos políticos que, señala, han promovido la violencia: “los jóvenes no pueden seguir siendo víctimas de abuso policial y carne de cañón de radicalismos políticos”.

Tras el golpe, el joven de 23 años fue trasladado al Hospital de Suba, sin embargo, momentos después falleció. Las autoridades especificaron que a las 11:46 p.m. la Secretaría de Salud recibió el reporte de una persona con herida craneoencefálica. Los hechos se dieron en la carrera 141A con Calle 104, donde había enfrentamientos entre manifestantes y el Esmad.

“La emergencia fue atendida inmediatamente y la persona trasladada al Hospital de Suba. En el recorrido el hombre sufrió un paro cardio respiratorio, situación que motivó al personal de salud a iniciar un trabajo de reanimación. Lastimosamente, a las 12:32 de la medianoche el joven falleció”, explicaron las autoridades.

Por su parte el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, señaló enfáticamente que la Policía Nacional “debe reformarse”. También reconoció que en los últimos días personas han usado excesivamente formas violentas contra el Esmad. “Solicitamos de inmediato la presencia de la Fiscalía (...) para que puedan informarnos rápidamente sobre los responsables de este lamentable hecho”.

Los abusos de la fuerza pública han sido centro de la conversación en el marco del paro nacional, por eso este martes el director de derechos humanos de la Alcaldía de Bogotá, Andrés Idárraga, renunció señalando que no está de acuerdo con las instrucciones y enfoque que tiene la administración.

En la misiva dirigida al secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, Idárraga señala que esta dependencia está “en mora de asumir una postura clara, vehemente y pública con los métodos de la Policía en la ciudad, no solo los que se han causado en el marco del ejercicio del derecho a la protesta, sino también fuera de ella”. El ahora exfuncionario dice que la Alcaldía debe ser garante de los DD.HH y denuncia que la Policía se ha insubordinado y cometido agresiones sistemáticas.

Agregó que “la tibieza ante el abuso policial puede seguir costando vidas” y señaló que la Alcaldía de Claudia López no ha buscado alternativas para detener el abuso policial “más allá de conversaciones a puerta cerrada”.

Idárraga denunció también que le hayan reducido a la mitad el equipo de la Dirección de Derechos Humanos “en un momento donde la agenda distrital y nacional gira en torno a la garantía de los DD.HH”. Esto lo calificó de ‘incongruente’. “La falta de compresión de la importancia de las instancia distritales llevaron a subestimar y desestimar espacios como el Comité Distrital de Derechos Humanos, el Comité contra la Trata de Personas, a los que usted ni la alcaldesa han asistido desde que inició el Gobierno”.

SIGA LEYENDO