Policía y Ejército confirman que se levantó el último punto de bloqueo en el Valle del Cauca

Las autoridades pusieron en marcha el operativo en la madrugada de este domingo 20 de junio.

Policía anunció que levantó el último punto de bloqueo vial en el Valle del Cauca. Foto: cortesía.
Policía anunció que levantó el último punto de bloqueo vial en el Valle del Cauca. Foto: cortesía.

Durante un operativo adelantado en la madrugada de este domingo 20 de junio, la Policía Nacional confirmó el levantamiento del último punto de bloqueo en las vías del Valle del Cauca, el cual se encontraba en Monteclaro, municipio de Palmira desde el pasado 28 de abril, cuando diera inicio el Paro Nacional. De acuerdo con el reporte, el lugar tenía barricadas que imposibilitaban el paso de los ciudadanos cuando se dirigían, por ejemplo, a sus lugares de trabajo.

Desde temprano, un grupo de uniformados llegó hasta el sitio para retomar el control de la carretera. Así lo dio a conocer el general Juan Alberto Libreros, director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional: “Intervinimos el último bloqueo que había en el departamento que duró más de 50 días y damos cumplimiento a las directrices del Gobierno Nacional en tener totalmente habilitadas las vías nacionales para garantizar la movilidad y tranquilidad de los colombianos”.

Según el general, en medio del proceso no se presentaron alteraciones de orden público ni se tuvo que proceder con alguna captura. Por lo tanto, en el departamento solo quedan cuatro bloqueos, los cuales están ubicados en el sector de Calipso, el puente de los Mil Días, Puerto Rellena y Primavera.

Ya en la madrugada del viernes, el presidente Iván Duque había anunciado en una rueda de prensa que el 99% de los bloqueos viales en el Valle del Cauca habían sido levantados. “Los bloqueos sencillamente son ilegales y son una agresión a los derechos de los ciudadanos, se seguirá trabajando conjuntamente para enfrentar ese fenómeno en todo el territorio nacional y en particular en el departamento del Valle de Cauca”, expuso tras una reunión junto al Consejo de Seguridad en Cali.

Alcaldía de Cali impuso duras condenas para vándalos:

Más allá de los desbloqueos viales, la administración vallecaucana continúa atendiendo los actos vandálicos que se han presentado durante los últimos días en la capital. Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, anunció que, durante la convocatoria de un Consejo de Seguridad extraordinario, se tomó la decisión de ofrecer millonarias recompensas y duras medidas contra quienes quemen vehículos en la ciudad, actos que calificó como “terroristas”:

“Son actos terroristas porque existe premeditación, sistematicidad y progresividad con el propósito de perturbar el orden público, lacerar la vida y dañar patrimonios públicos y privados. Queremos informarle a la opinión pública que todo aquel hombre o mujer que participe de la quema de un vehículo, de este acto terrorista, podrá tener una condena de 10 a 15 años y trabajaremos para que paguen esa condena, debido a la irresponsabilidad cometida”, explicó a la opinión pública.

Fotografía cedida que muestra al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. EFE/ ALCALDIA DE CALI
Fotografía cedida que muestra al alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina. EFE/ ALCALDIA DE CALI

Y por otro lado, Ospina confirmó que la administración creó una “bolsa” para la entrega de recompensas por aquellos que entreguen información sobre los vándalos, que bien cometieron los hechos o que podrían hacerlo en el futuro: “Hemos constituido una bolsa de 500 millones de pesos que se proveerán en recompensas para todo aquél que nos permita información para capturar a quienes son los autores intelectuales y materiales de la quema de vehículos en la ciudad de Cali”.

La determinación surge a raíz de la quema de los buses del sistema de transporte masivo MÍO, e incluso de otras empresas entre el jueves y el viernes pasados. En el caso del MÍO, las pérdidas son millonarias, tanto por los daños ocasionados en medio del Paro Nacional, como por la pandemia de la covid-19 en el país:

“Hablamos de las pérdidas del sistema en el año 2020, perdimos $150 mil millones en la operación del sistema, Metro Cali como ente gestor pierde $11 mil millones y por el paro, las manifestaciones, está alrededor de $9.500 millones por la operación”, aseguró Óscar Ortiz, presidente de Metro Cali, en declaraciones a Canal 1 el pasado 16 de junio.

Según cifras recopiladas por el diario El País de Cali, ya son 19 los buses del MÍO que han sido quemados desde el 28 de abril y hasta la fecha en el marco del paro nacional.

SEGUIR LEYENDO: