Ofrecen $20 millones de recompensa para dar con los asesinos de indígena kankuamo en Valledupar

El hombre fue incinerado en las inmediaciones de corregimientos de Atánquez y Chemesquemena. Continúan las investigaciones para hallar a los homicidas.

Autoridades ofrecen 20 millones de pesos por información sobre los culpables de la muerte un indígena kankuamo, en Valledupar
Autoridades ofrecen 20 millones de pesos por información sobre los culpables de la muerte un indígena kankuamo, en Valledupar

En medio de un paraje entre los corregimientos de Atánquez y Chemesquemena, en Valledupar, fue hallado el cuerpo sin vida e incinerado de Rafael Miniola Daza, un comerciante y agricultor del resguardo indígena kankuamo. El hombre tenía 67 años, y se dedicaba al comercio y a la agricultura, de acuerdo con información rescatada por medios de comunicación locales. De acuerdo con su hija, Rosny Mindiola, quien habló con Noticias Caracol, los delincuentes quemaron también todas las pertenencias del hombre, a un lado del cuerpo. Las autoridades ofrecen millonaria recompensa por información de valor para dar con los responsables.

“Lo atacaron en el predio y lo sacaron hasta la carretera. Allí lo encontraron totalmente incinerado, le prendieron todo lo que llevaba, las cosas que traía de regreso, todo lo prendieron junto con el cuerpo”, relató Mindiola. Las autoridades de la zona ya se encuentran adelantando investigaciones para tratar de esclarecer lo sucedido, sin embargo, piden ayuda a los ciudadanos que sepan y puedan dar información respecto a la muerte violenta de Rafael. A quien dé información que sea de valor para la indagación, se le entregarán 20 millones de pesos. La noticia fue entregada por el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, quien también rechazó los actos.

“Gobierno del Cesar ofrece recompensa de hasta $20 millones por información que permita ubicar y capturar a los homicidas de indígena kankuamo Rafael David Mindiola Daza asesinado en Atánquez”, escribió.

Días anteriores, la familia ya se había referido a la muerte de Rafael en una entrevista con la emisora local Maravilla Stereo, en donde aseguraron, “no sabemos si lo asesinaron con arma blanca o de fuego porque el cuerpo estaba calcinado, hay que esperar los resultados de Medicina Legal”. “Él había recibido varias amenazas, pero todo está en investigaciones. Lo masacraron y lo quemaron, no merecía que le pasara eso”, afirmó un habitante de la región para el medio La Regional-

Gobernación
Gobernación

A Monsalvo se unión el secretario de Gobierno del Cesar, Eduardo Esquivel López, expresó, quien aseguró que “el gobierno de Luis Alberto Monsalvo rechaza de manera profunda este delito y se solidariza con la familia de la víctima, así como con todos los miembros de esta etnia. De la misma manera dispone de recursos del Fondo de Seguridad Departamental para ofrecer un incentivo económico a quien tenga información que permita esclarecer el hecho y dar con la captura de las personas que acabaron con la vida de Mindiola”.

En una carta, las autoridades del pueblo Kankuamo también condenaron los hechos violentos cometidos sobre él hombre, y reclaman justicia por la vida de Rafael. “Denunciamos y rechazamos el repudiable asesinato de un mayor de la comunidad, como lo era Rafael David Mindiola Montero, en la noche del lunes 14 de junio del 2021 (...) De manera preliminar da cuenta del asesinato e incineración de su cuerpo, lo cual devela el alto grado de sevicia con que los autores materiales e intelectuales perpetraron el deplorable hecho.″, se lee en la carta.

En la misiva se explicó que antes del hallazgo de los restos de Mindiola, “se conoció su desaparición al percatarse que no había llegado a casa de su madre en la comunidad, entre el tiempo y distancia acostumbrada. Acto seguido, se convoca a las comunidades de Atánquez y Guatapurí quienes de manera solidaria y en medio de la consternación salen en su búsqueda, encontrando su cuerpo en condiciones infrahumanas”.

La comunidad envió un mensaje de solidaridad a la familia, y rescataron lo importante que era su presencia en el territorio. En el documento lo describieron como “un miembro ejemplar en la comunidad, quien era reconocido como agricultor, emprendedor y pionero en la distribución de pan en la región, quien de esta actividad cariñosamente era llamado ‘Rafapan’”.


Seguir leyendo: