Senadora Victoria Sandino da positivo para covid-19

La congresista del partido Comunes ha sido una de las fichas más relevantes en la colectividad, aunque no volverá a su curul en el próximo periodo.

La senadora Victoria Sandino ante la JEP.
La senadora Victoria Sandino ante la JEP.

La senadora del partido Comunes, Victoria Sandino, confirmó en la mañana de este jueves que dio positivo a covid-19. Por ahora no tiene síntomas graves y explicó que esta desde casa. “Quiero informarles que he dado positivo para Covid19, tengo síntomas leves y tratamiento en casa”, expresó. La congresista ya recibió las dos dosis de la vacuna.

Sandino explicó que este jueves no estará en la Comisión Séptima del Senado porque tiene excusa. En dicha comisión se discutió por primera vez el proyecto de ley de comida chatarra que debe ser aprobado en último debate esta semana para evitar su archivo. Sandino celebró el pasado 20 de mayo que se hubiera aprobado en ese espacio “por el derecho de niños y niñas a una alimentación saludable”.

La exguerrillera llegó al Senado tras acogerse al Acuerdo de Paz firmado en 2016 que le entregó curules a algunos exmiembros del grupo subversivo por dos periodos legislativos, sin embargo, Sandino perdió la posibilidad de volver al Congreso en el periodo 2022-2026 al igual que Israel Zúñiga, conocido como Benkos Biohó, esto de acuerdo con una determinación tomada por el Partido Comunes, antiguas Farc, en reunión plenaria.

Para Sandino, el golpe fue más duro porque, además de perder la chance de permanecer en el Congreso, perdió su silla en la Comisión de la Mujer y la vocería en el Senado, que ostentaba desde 2018. Inquirido por la salida de Sandino y Biohó de los nombres que aspiran a continuar el trabajo político de Comunes en la legislativa de 2022, ‘Carlos Antonio Lozada’ declaró a El Espectador que: “Se hizo una evaluación de todos los integrantes. En el caso de Victoria Sandino, ella ha hecho pronunciamientos que se apartan de la dirección y eso determinó que el Consejo los sacara”, a lo que agregó: “El partido tiene unos estatutos y unas normas que todos los integrantes deben cumplir. Es apenas natural que se tomen esas decisiones cuando la gente no está cumpliendo con esas obligaciones”.

Las propuestas para una reforma tributaria de Sandino y Biohó

Entre sus propuestas, están aumentar el impuesto al patrimonio a los 1.2000 millones de pesos y que sea de manera progresiva; abandonar la propuesta e aumentar el IVA y la base de personas que declaran renta, “por el contrario una reforma especialmente en una crisis social, debería pensar en aliviar el bolsillo de las y los colombianos”.

En su tercer punto, los senadores apuntan a revisar los dineros que se acumulan en paraísos fiscales, además de los activos de las personas más adineradas en el exterior. “En este punto no hay excusa, no pueden decirnos que estos recursos están activando la economía nacional pues corresponden a los “capitales golondrinas” que no se invierten en el aparato productivo colombiano”.

“Los programas [sociales] son focalizados, perpetúan la miseria y no son suficientes para acabar con la desigualdad ni menos para reactivar la economía”.

También invitan a que se reconsideren las condiciones para que empresas extranjeras lleguen a Colombia ya que, señalan, estas podrían estar explotando recursos naturales que “dejan pocas rentas en el país gracias a los modelos de concesión”. Por otro lado, piden aumentar el impuesto a las herencias de Colombia; atacar la evasión de impuestos que, según ellos, cuesta cerca de 30 billones de pesos anuales.

Finalmente proponen apostar por una alternativa de gasto social universalista, aunque no especifican en este punto y llaman a una reforma laboral para generar empleo. “De esta manera, las y los trabajadores podrán aportar con sus impuestos al país. No se puede pretender ampliar la base social de la tributación en Colombia sosteniendo una creciente flexibilización laboral, niveles escandalosos de informalidad y mayor aumento del gasto de bolsillo por que las personas deben acceder vía el mercado a los servicios que el Estado colombiano debería garantizar como derechos: salud, educación, vivienda, servicios públicos, entre otros”.

SIGA LEYENDO