Por el aviso de su caballo, que llegó solo a casa, descubren el asesinato de un indígena en el Cesar

Según familiares de la víctima, el hombre fue encontrado incinerado en inmediaciones de la vía que comunica los corregimientos de Atánquez y Guatapurí.

Autoridades del pueblo Kankuamo rechazan el asesinato del mayor Rafael David Mindiola.
Autoridades del pueblo Kankuamo rechazan el asesinato del mayor Rafael David Mindiola.

En horas de la noche del pasado lunes, 14 de junio, al ver llegar el caballo sin su dueño, la familia del índigena Rafael David Mindiola Montero, de 67 años, pertenecimente a la Comunidad Kankuama, emprendió la búsqueda, la cual causó consternación entre los habitantes de la población, pues el cuerpo de Mindiola fue hallado incinerado en inmediaciones de una finca en Hato Nuevo, a 15 minutos del corregimiento Atánquez, al suroriental de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Según el comandante operativo de la Policía del Cesar, el teniente coronel Elkin Corredor, indicó que en colaboración con el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía se trabaja para establecer las circunstancias en que perdió la vida el adulto mayor que era agricultor y comerciante de pan en esta zona del Cesar.

La emisora local maravilla Stereo informó que uno de sus familiares indicó que meses anteriores había recibido amenazas las cuales había denunciado ante las autoridades, pero no habían realizado investigaciones al respecto.

“No sabemos si lo asesinaron con arma blanca o de fuego porque el cuerpo estaba calcinado, hay que esperar los resultados de Medicina Legal”, afirmó el familia al medio.

Este hecho tiene consternado a los habitantes de Atánquez, quienes con camisetas blancas, carteles, globos y banderines, salieron a la calle en horas de la mañana de este jueves para llamar la atención de las autoridades y clamar justicia por este hecho, que además pone en alerta a la comunidad indígena.

Tras confirmarse la muerte del hombre indígena, la comunidad del pueblo Kankuamo rechazó los hechos y señalaron que, el perteneciente a la población, fue asesinado con sevicia.

“Las autoridades del pueblo Kankuamo pertenecientes a la comunidad de Atánquez, denunciamos y rechazamos el repudiable asesinato de un mayor de la comunidad, como lo era Rafael David Mindiola Montero, en la noche del lunes 14 de junio del 2021″, afirma la misiva emitida por parte de la comunidad.

Así mismo en la carta fueron dados a conocer los hechos previos al hallazgo del cuerpo. “Se conoció su desaparición al percatarse que no había llegado a casa de su madre en la comunidad, entre el tiempo y distancia acostumbrada. Acto seguido, se convoca a las comunidades de Atánquez y Guatapurí quienes de manera solidaria y en medio de la consternación salen en su búsqueda, encontrando su cuerpo en condiciones infrahumanas”, detalla el comunicado.

“Elevamos nuestra solidaridad a la familia, esposa e hijos y a su madre junto con toda la comunidad por ser el señor Rafael David un miembro ejemplar en la comunidad, quien era reconocido como agricultor, emprendedor y pionero en la distribución de pan en la región, quien de esta actividad cariñosamente era llamado ‘Rafapan’”, expresó la comunidad indígena en la carta.

En las últimas horas, a través de su cuenta de Twitter, la comunidad replicó un mensaje del gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, quien informó que las autoridades están ofreciendo 20 millones de recompensa por información acerca del asesinato de este hombre.

“Gobierno del Cesar ofrece recompensa de hasta $20 millones por información que permita ubicar y capturar a los homicidas de indígena kankuamo Rafael David Mindiola Daza asesinado en Atánquez”, publicó Monsalvo en la red social.

@luismonsalvo
@luismonsalvo


SEGUIR LEYENDO