Enfrentamiento entre ciudadano y fuerza pública terminó en intervención del Esmad en Kennedy

Ajeno a las protestas del paro nacional, la comunidad denuncia que la Policía Nacional y el escuadrón antidisturbios dispararon contra los habitantes y propietarios de los establecimientos comerciales.

A lo largo del paro nacional, las tanquetas del Esmad han sido objetivo de vandalización por parte de manifestantes. Foto: Colprensa
A lo largo del paro nacional, las tanquetas del Esmad han sido objetivo de vandalización por parte de manifestantes. Foto: Colprensa

El pasado domingo, durante la noche del partido entre Colombia y Ecuador correspondiente a la primera fecha de la ‘Tricolor’ por Copa América, se presentó una riña entre ciudadanos y Fuerza Pública en el barrio Tintalito, localidad de Kennedy, ubicado al sur de la ciudad. Hay varias versiones sobre el hecho, pero, según los habitantes y dueños de locales comerciales del sector, fue un ataque “indiscriminado” de la Policía Nacional y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Así lo contó un ciudadano al noticiero CityTV, quien como propietario de uno de los apartamentos de un conjunto aledaño, fue impactado con un proyectil de las autoridades. “Estaba yo, viendo el partido, cuando oí la discusión. Miré por la ventana y ya estaban los del Esmad. Indiscriminadamente, yo dentro del conjunto porque yo soy propietario de apartamento, comenzaron a disparar y me impactaron a mí. Afortunadamente me pegaron, pero, si fuera un niño, ¿cómo lo van a volver?”, dijo para el noticiero local.

Por esta intervención, la comunidad bloqueó la vía para llamar la atención de las autoridades y, así, poder lograr la investigación pertinente al caso. Incluso, uno de los testigos aseguró que no se trata de un enfrentamiento con motivo de las manifestaciones por paro nacional.

“No estaban generando ningún tipo de enfrentamiento. Esto es externo a las protestas que se viven en nuestro país”, dijo un ciudadano al medio. Según el mismo sujeto, la persona más gravemente herida era un dueño de local y, al llegar a la Policía Nacional, los uniformados arremetieron contra él y su hijo. Frente a esto, el padre lo habría defendido de los policías. Supuestamente, el menor estaría hospitalizado por las heridas.

Sin embargo, otra versión de los hechos, publicada por Blu Radio, afirma que hubo cuatro heridos en consecuencia del enfrentamiento y dos de ellos serían agentes de la Policía Nacional.

De acuerdo con el medio radial, los vecinos del sector habrían llamado a las autoridades por un hombre que escuchaba música a alto volumen y portaba un machete. Eliécer Camacho, comandante de la Policía Nacional en Bogotá, asegura que los uniformados que atendieron los hechos fueron agredidos por el sujeto.

“Al ser requerida esta persona arremete contra los uniformados de la Policía Nacional, quienes deben utilizar la fuerza y la taser para poder controlarlo. En esta acción, desafortunadamente, un miembro de la Policía sale lesionado con arma blanca, pero en este mismo procedimiento, ciudadanos que se encontraban en un establecimiento público intentan evitar el traslado del ciudadano capturado arremetiendo contra los policías que se encontraban atendiendo el caso. Allí tenemos nuevamente otro policial lesionado”, dijo el uniformado.

Por riesgo de asonada, ahí fue requerido el Esmad, dice el líder de la institución en Bogotá. Afirmó también que, tal como los policías, los antidisturbios fueron agredidos por la comunidad. Este discurso es distinto a lo que los ciudadanos denuncian que ocurrió, donde algunos resultaron impactados con proyectiles de goma.

Frente a esto, según Camacho, se indagan los hechos. “Se realiza una investigación interna y disciplinaria para esclarecer los hechos que está denunciando los ciudadanos del sector”, indicó, según Blu. El sujeto que presuntamente portaba un arma blanca fue dejado a disposición de la Fiscalía General de la Nación, donde enfrenta delitos de daño en bien ajeno y ataque a servidor público.

Hasta el momento, la vía permanece cerrada en busca de investigación por los hechos que causaron heridas en extremidades y torso de varios ciudadanos que no estaban vinculados a la riña.

SEGUIR LEYENDO: