“A las madres de Soacha, siendo yo presidente, les pedí perdón”: Álvaro Uribe sobre los casos de falsos positivos en su Gobierno

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) confirmó que durante 2002 y 2008 - gobierno de Álvaro Uribe y la implementación de la seguridad democrática - fueron asesinados 6.402 jóvenes en el país y presentados como bajas en combate.

Imagen de archivo de tres integrantes de la asociación Madres de Soacha: Beatriz Méndez (i), Doris Tejada (c), Clara Ines Piñeros (d) participan en la elaboración de un mural sobre los falsos positivos en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
Imagen de archivo de tres integrantes de la asociación Madres de Soacha: Beatriz Méndez (i), Doris Tejada (c), Clara Ines Piñeros (d) participan en la elaboración de un mural sobre los falsos positivos en Bogotá (Colombia). EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez aseguró que siendo jefe de Estado pidió perdón a las madres de los jóvenes de Soacha asesinados por el Ejército Nacional y presentados como bajas en combate durante su Gobierno entre 2002 y 2010.

Estas declaraciones las entregó el líder político a Semana luego que el expresidente de la República y ministro de Defensa durante su mandato Juan Manuel Santos ofreciera disculpas por las ejecuciones extrajudiciales ante la Comisión de la Verdad.

“Yo tengo un concepto de que la expresión de los sentimientos tiene que ser oportuna. Por eso a las madres de Soacha, siendo yo presidente, en una reunión de la Presidencia se hablaron temas muy delicados y yo les pedí perdón”, señaló el jefe político del partido de Gobierno, Centro Democrático.

De igual manera, indicó que en diferentes conferencias, foros y en el libro “No hay causa perdida”, publicado en octubre de 2012, ha abordado el tema de los ‘falsos positivos’, que según la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) fueron cometidos bajo su Gobierno y ascienden a 6.402 asesinatos.

A su vez, mencionó que la expresión de sus sentimientos frente a estos crímenes atroces es anterior a lo que señaló como el “asedio de los organismos que se crearon en La Habana”, haciendo referencia a los organismos del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, conformado por la JEP, la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de personas dadas por desaparecidas.

“La expresión de los sentimientos como el dolor y el perdón tienen que darse en el momento oportuno. No pueden tener factores influenciadores que pongan en duda el carácter genuino del sentimiento que se expresa”, manifestó Álvaro Uribe ante las declaraciones de Juan Manuel Santos.

Por su parte, la Asociación de las Madres de los mal llamados ‘falsos positivos’ de Colombia, Mafapo, aseguró que el expresidente las tenía bloqueadas en la red social Twitter, preguntando de manera sarcástica, “¿Qué nos pidió que?”.

“Los militares que han entregado verdad afirman que la orden venían de arriba, ahora Santos dice que llegó a parar la práctica de falsos positivos y Uribe ni por enterado, que eso no se dio con la seguridad democrática. ¡Rufianes todos!”, aseveraron.

En unas de las declaraciones más polémicas entregadas por Álvaro Uribe durante su Gobierno, se refirió a los jóvenes muertos ilegítimamente para ser presentadas como bajas en combate, que “de seguro esos muchachos no estarían recogiendo café”.

/ Colprensa
/ Colprensa

Los llamados “falsos positivos” están catalogados como un crimen de lesa humanidad, y aunque son un fenómeno que en Colombia ha ocurrido incluso desde 1978, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en 2008 ocuparon el foco de la opinión pública debido al hallazgo de los cadáveres de 19 jóvenes que habían desaparecido y en su momento fueron presentados por el Ejército como guerrilleros muertos en combate.

El expresidente Juan Manuel Santos, quien fue ministro de la Defensa entre 2006 y 2009, habló este 11 de junio ante la Comisión de la Verdad sobre las dimensiones de estos hechos, con el fin de aportar en el esclarecimiento de la verdad y brindar un contexto explicativo para el país, pero sobre todo para las víctimas, que ayude a comprender las causas y los impactos de este fenómeno que afectó a miles de familias.

SEGUIR LEYENDO

<br/>