Policía señalado por el homicidio de Santiago Murillo se declaró inocente

El hombre fue puesto en libertad hace unas semanas por la Justicia Penal Militar, pero la Fiscalía emitió una orden de captura en su contra y judicializará el hecho.

El pasado 8 de junio la Fiscalía General de la Nación anunció la recaptura del oficial de la Policía Jorge Mario Molano Bedoya, el presunto autor material de la muerte de Santiago Murillo, el joven que murió por una bala el pasado 1 de mayo en el marco del paro nacional en Ibagué. En la última audiencia, la Fiscalía le imputó el delito de homicidio agravado, pero el hombre se declaró inocente.

La Fiscalía señala que Molano Bedoya disparó el arma de fuego a la altura del tórax de Santiago mientras él iba caminando tranquilamente, es decir, no era una amenaza para el uniformado. El joven fue trasladado a la Clínica Nuestra en una motocicleta particular, ya en el centro médico falleció media hora

después debido al daño que causó la bala al entrar en su cuerpo. Sus amigos dijeron que pidieron ayuda a la misma Policía pero que no los auxiliaron.

Por ahora el fiscal asegura que el policía debe ir a la cárcel de manera preventiva por el crimen, pero la defensa pedirá que se pueda defender en libertad. La última palabra la tendrá el juez.

El pasado 3 de junio, el juez 188 de Instrucción Penal Militar levantó la medida privativa de la libertad que le había sido impuesta al mayor Bedoya y el teniente Pablo Andrés Parra Forero, comandante del CAI Éxito de la calle 80, quienes habían sido capturados como presuntos responsables del homicidio.

En su momento la Justicia Penal Militar aseguró que, “la Unidad Administrativa Especial de la Justicia Penal Militar y Policial informa que, una vez se tuvo conocimiento de los hechos ocurridos el día 01 de mayo de 2021, en el municipio de Ibagué, Tolima... En desarrollo de la investigación, se allegó material probatorio y evidencia física que dio lugar a vincular a dos oficiales de la Policía Nacional por el presunto delito de homicidio”.

El Juzgado Octavo Penal Municipal de Control de Garantías de Ibagué compulsó copias para que se investigue penal y disciplinariamente al juez 188 penal militar por haber iniciado un proceso simultáneamente en el mismo caso.

Por eso, el fiscal general, Francisco Barbosa dijo que desde el ente investigador no se permitirá que los procesos por violaciones a los derechos humanos estén fuera de la justicia ordinaria.

“En el marco de la defensa de los derechos humanos, la Fiscalía propondrá conflicto de jurisdicciones, por conducto de un juez de control de garantías, para mantener la competencia de investigar y esclarecer las circunstancias relacionadas con la muerte de este joven”, señaló la Fiscalía a través de un comunicado.

Los familiares y allegados del joven rechazaron la decisión del Juez de Instrucción Penal Militar, por considerar que podría ser un camino hacia la impunidad del homicidio del joven.

Estefanía Silva, quien sostenía una relación sentimental con Murillo, ha ejercido acciones de memoria, protesta y exigencia de justicia por su novio. Su acción de denuncia le ha provocado amenazas, que ha denunciado a través de redes sociales.

La Justicia Penal Militar dejó en libertad al mayor Molano asesino. ¿Cómo es posible esto? Hay que seguir ejerciendo presión y que no haya impunidad. Sigamos siendo la voz de Santiago y de todos los que mataron”, escribió en sus redes. Para la madre del joven, Sandra Meneses, “la JPM no funciona” porque está creada, asegura, por las mismas entidades para protefer a los oficiales.

SIGA LEYENDO

<br/>