Sigue adelante proyecto de ley que reduce a 40 horas la jornada laboral en Colombia

El proyecto no tiene respaldo del Ministerio de Hacienda ni de la Andi a pesar de que los autores aseguran que puede incrementar la oferta laboral.

Foto de archivo. Los legisladores colombianos debaten un proyecto de ley de reforma tributaria en el edificio del congreso en Bogotá, Colombia, 18 de diciembre, 2018. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Los legisladores colombianos debaten un proyecto de ley de reforma tributaria en el edificio del congreso en Bogotá, Colombia, 18 de diciembre, 2018. REUTERS/Luisa González

A cuarto debate va un proyecto de ley que busca reducir la jornada laboral pasando de 48 a 40 horas semanales. La iniciativa desde el inicio fue rechazada por el Gobierno y los gremios empresariales que serían los directamente impactados. Ahora la decisión está en manos de la plenaria de la Cámara.

El proyecto busca que las horas semanales se reduzcan de manera progresiva y en ninguna etapa se afectarían los sueldos, es decir, no se disminuiría el pago por trabajar menos horas. Con la ley en marcha el primer año bajarían las horas semanales a máximo 45, el segundo a 42 y el tercer año llegarían a 40. Sin embargo, el proyecto que ya fue aprobado en tres debates, ha sido rechazado incluso por el Gobierno que argumenta que generaría más obstáculos para formalizar el empleo.

Por su parte la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) señaló que este proyecto encarecer los costos laborales de las empresas. Su presidente, Bruce Mac Master, señaló que este cambio aumentaría costos para la creación de empleo. Además, según el análisis realizado por la agremiación, en promedio, las empresas tendrán que cargar con un costo semanal de $85.309 por persona para cubrir las ocho horas.

En el documento de los ponentes de la propuesta, se estima que las empresas contratarían más trabajadores, al mismo costo, para suplir las horas no laboradas, si se aprueba el proyecto de ley; pero, según los gremios, la probabilidad de que opten por pagar horas extra y recarguen de trabajo a los empleados es bastante alta. Dado que, actualmente, son 6,2 millones de personas las que trabajan más de 40 horas a la semana, el 81% del total, el costo anual de las horas no laboradas alcanzará los $26,9 billones y tendrá un impacto del 2,7% del PIB.

Para Alemania, señala el documento, la reducción de la jornada laboral no tuvo efectos positivos en los 80′ y 90′. En Francia, debido a la reducción de 40 a 39 horas en 1982 se incrementó el desempleo. Igualmente, entre 2000 y 2002, se redujo la jornada de 19 a 35 horas laboradas, pero no significó ningún aumento en la taza de empleo del país europeo. Estos ejemplos citados por la Andi apuntan a señalar que este proyecto de ley, a pesar de proponer beneficios para los empleados, afectaría gravemente la economía del país.

Señala el análisis que los esfuerzos se deben centrar en controlar, efectivamente, “el respeto de las jornadas legales actuales”. Además, estas cifras, que no cuentan con el estudio profundo del impacto de la coyuntura, y el incremento sostenido del desempleo, le permiten a la Andi asegurar que esta normativa agravaría significativamente la generación de empleo debido a los incrementos relativos de los nuevos costos laborales.

A pesar de que el Ministerio de Hacienda envió su concepto negativo, los congresistas de la Comisión Séptima de la Cámara aprobaron el texto. Ahora irá a la plenaria de la Cámara para su último debate y si es aprobado por la mayoría más uno de los representantes, empieza su trámite en Presidencia y luego en la Corte Constitucional para ser ley. Si el proyecto logra su trámite legislativo, pasaría a igualar a Canadá y a Estados Unidos donde el límite de horas es de 40 años, ajustándose al promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que es de 36,8 horas semanales.

SIGA LEYENDO




TE PUEDE INTERESAR