Estos son los cambios en el programa de ‘Ingreso Mínimo Garantizado’ de Bogotá

Se espera que poco más de 660.000 hogares capitalinos se beneficien con los cambios, que dejarán de ser genéricos para adaptarse a la cantidad de personas que los componen y su nivel de pobreza.

Los trapos rojos se convirtieron en el principal llamado de auxilio de los ciudadanos más vulnerables de Bogotá durante los momentos más difíciles de la cuarentena en 2020. / Colprensa
Los trapos rojos se convirtieron en el principal llamado de auxilio de los ciudadanos más vulnerables de Bogotá durante los momentos más difíciles de la cuarentena en 2020. / Colprensa

La Alcaldía Distrital de Bogotá confirmó una serie de modificaciones al programa de ‘Ingreso Mínimo Garantizado’, la propuesta de renta básica que se viene entregando a los hogares más vulnerables de la capital colombiana desde hace cinco meses y que en esta oportunidad pretende llegarle a un total de 666.077 hogares, que corresponden a aproximadamente 2.6 millones de habitantes de la ciudad.

“Para esta dispersión realizamos una nueva actualización de la base maestra, lo que permitió incluir a 150.000 nuevos hogares y, además, modificamos los criterios para el pago de las transferencias para concentrarnos en la reducción de la pobreza extrema”, explicó al respecto el el secretario de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez Cortés.

Lo anterior, teniendo en cuenta que el más reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), demostró un el aumento de los índices de pobreza extrema pasando de 4,2 a 13,3 por ciento y de pobreza monetaria que escaló del 27,2 al 40,1 por ciento.

Para ello se incluyeron a los hogares vulnerables clasificados en los grupos C1 a C5, adicional a los hogares pobres clasificados en los grupos A y B de Sisbén IV, que ya se venían atendiendo.

Ahora bien, también cambian los montos que recibirán dichos beneficiarios. Valga recordar que en el sistema que se venía manejando hasta ahora, quienes estuvieran clasificados en la categoría de ‘pobres’ recibían 240.000 pesos, mientras que aquellos que se encontraran en el grupo de ‘vulnerables’ podían contar con un ingreso de 160.000 pesos. En palabras de Ramírez, se trataba de montos que generalizaban, entre otras cosas, los distintos niveles de pobreza que hay y el entorno familiar de los bogotanos. Las poblaciones quedarían así:

A1-A5 (pobreza extrema)

B1-B7 (pobreza moderada)

C1-C5 (vulnerables)

Dicho esto, explicó que a causa de los cambios, se harán transferencias monetarias con criterios diferenciados, según los apoyos económicos e institucionales que reciben los hogares pobres y los hogares vulnerables que se encuentran por debajo de la línea de pobreza. Se entregarán hasta 625.000 pesos a familias numerosas y en pobreza extrema, y desde 37.000 pesos a aquellos hogares que tienen mayores ingresos y apoyos institucionales del Distrito y/o la Nación.

En resumen, se trata de una fórmula que, además de los ingresos que pueda generar cada hogar por sí mismo, tiene en cuenta los siguientes criterios:

Progresividad: busca beneficiar más a aquellos hogares que sufren una mayor intensidad en su condición de pobreza. En este caso, se tiene en cuenta la línea de pobreza definida por el DANE para Bogotá y el ingreso que ese hogar genera, de forma tal, que aquellos hogares que tienen un ingreso más lejos de la línea de pobreza serán aquellos que recibirán un mayor monto de transferencia.

Demografía del hogar: el monto será diferencial de acuerdo con el número de personas que conforman el hogar.

Complementariedad: busca beneficiar en mayor magnitud a aquellos hogares que no se encuentran actualmente cubiertos por otros programas de transferencias monetarias de la nación o del Distrito.

“Este cambio en la concepción está orientado, básicamente, a hacer un mayor esfuerzo para entregarles un mayor apoyo económico a las familias numerosas y en pobreza extrema con los recursos del Distrito y del Gobierno Nacional”, señaló el secretario, agregando que unas 448.098 familias recibirán recursos del Distrito por valor total de 58.634 millones de pesos, mientras que el restante recibirán recursos enviados por la nación a través del programa. Esto, con el objetivo de reducir la pobreza extrema a un margen del 10,9 por ciento.

SEGUIR LEYENDO: