Doris Salcedo le reclama al presidente Iván Duque por usar ‘Fragmentos espacio de arte y memoria’ para evento

El mandatario realizó el pasado domingo un evento político que afectó la exposición de una obra de un artista belga, la artista expresa que el uso del espacio fue “arbitrario” y “abusivo”.

La artista dice que se le dio un uso inapropiado al espacio 'Fragmentos'. Foto: Presidencia de la República.
La artista dice que se le dio un uso inapropiado al espacio 'Fragmentos'. Foto: Presidencia de la República.

Como cualquier otra reunión del Diálogo Nacional que se empezó a realizar para encontrar soluciones al actual paro nacional, el presidente Iván Duque se encontró con un grupo de sacerdotes y líderes religiosos el pasado 9 de mayo en Fragmentos, Espacio de Arte y Memoria, el monumento conmemorativo del acuerdo de paz con las FARC, inaugurado en diciembre del 2018.

“Compartimos con líderes religiosos, quienes en su función social y de fe trabajan por el bienestar del país. Destacamos su respaldo a la institucionalidad y al diálogo, el rechazo a la violencia y la petición para que se levanten bloqueos”, publicó en su cuenta de Twitter Iván Duque.

Cabe recordar que la construcción de la obra conmemorativa estuvo a cargo de Doris Salcedo, la reconocida artista colombiana que durante años se ha dedicado a narrar el conflicto del país por medio de piezas de arte. Este “contra monumento” como lo denomina Salcedo está ubicado en el centro de la ciudad a unas cuadras de la Casa de Nariño en una casa colonial abandonada y restaurada.

Para la pieza de arte se usaron más de 8.000 armas que entregaron los exguerrilleros y que fueron fundidas para crear, junto a mujeres víctimas de abuso sexual, 1.300 placas metálicas que son ahora la baldosa de este lugar.

Teniendo en cuenta el valor cultural, artístico e histórico de ‘Fragmentos’, diferentes personas de la industria del arte se molestaron y alzaron su voz de protesta por la reunión que realizó el Gobierno en este lugar administrado por el Museo Nacional en cabeza del Ministerio de Cultura.

Una de las primeras en manifestarse fue la propia Doris Salcedo, quien en entrevista con el medio especializado Hyperallergic expresó que este recinto había sido “abusivamente utilizado, rompiendo todas las normas internacionales de conservación y derechos de autor “.

“Este hecho no consentido ocurrió en medio de un terrible malestar civil que ha dejado más de 30 ciudadanos muertos, decenas de desaparecidos, cientos de heridos y casos de abuso sexual”, dijo la revista online de New York.

La molestia de Salcedo se debe a que en el momento del encuentro de Gobierno estaba exhibida la obra Salam Tristesse Irak 2016-2020, de Francis Alÿs, unas piezas que reflexionan sobre la guerra, el dolor y la resiliencia y al parecer estas fueron cubiertas durante la reunión del presidente Iván Duque. De acuerdo con Hyperallergic “ni Alÿs, ni la junta directiva del museo, ni Salcedo fueron consultados antes de las reuniones. En fotografías del evento presidencial, las pinturas de Alÿs parecen estar cubiertas por tela blanca”.

Así mismo, en diálogo con El Espectador la artista colombiana advirtió que “Fragmentos, espacio de arte y memoria, fue utilizado por Iván Duque de manera inconsulta y autoritaria, irrespetando todas las normas internacionales sobre conservación de obras de arte y derechos de autor en museos y espacios de exhibición”.

Durante su conversación con el diario colombiano, Salcedo reiteró que “ante la agresión sufrida”, el artista “ha exigido desmontar la exhibición de su obra”, y recalcó que “es importante anotar que Fragmentos es un espacio que tiene un carácter dual. Es un museo de arte contemporáneo, pero también es un espacio dedicado al diálogo. Este segundo uso como espacio de diálogo sólo se puede dar, cuando no hay obras de arte allí exhibidas”.

Tras la polémica, El País de España habló con el Ministerio de Cultura, quienes manifestaron que “aunque lamentamos profundamente (la decisión de Alÿs), fue respetada por los miembros del comité artístico. Desde el 12 de mayo se inició el proceso de desmonte y por lo tanto el museo continuará cerrado incluso si las medidas de restricción con motivo de la tercera ola del covid fueran levantadas”, indicaron por escrito.

Por otro lado, una fuente de la Presidencia de la República le comentó a El Espectador que Iván Duque lo único que hizo fue utilizar un espacio a cargo del Ministerio “pensado precisamente para el diálogo social”, y que desconoce el impacto causado sobre la obra del citado artista belga.

<b>Otras reacciones</b>

A la voz de crítica de Salcedo se le sumaron la de otros expertos en temas culturales, entre ellos el crítico de arte y curador Cuauhtémoc Medina quien, por medio de su cuenta de Twitter denunció el hecho.

“EL MUSEO OCUPADO: En violación de las normas de conservación, Iván Duque ocupa para una reunión político-religiosa una sala de Fragmentos del @museonacionalco con las obras de @francisalys colgadas en los muros cubiertas de blanco. Así es que los gobernantes vampirizan la cultura”, escribió.

SEGUIR LEYENDO: