Queman sucursal bancaria en Bucaramanga: Policía desmiente responsabilidad en los hechos

Bucaramanga, capital del departamento de Santander, vivió una dramática jornada de protestas en el marco del paro nacional. Sin embargo, videos compartidos por tuiteros ponen en duda las acciones de las autoridades durante la quema de una sede bancaria.

Tuiteros denuncian que la quema de un Davivienda en Bucaramanga, reportada como vandalismo, fue a manos de las autoridades que controlan las manifestaciones. Foto: @everstrongever
Tuiteros denuncian que la quema de un Davivienda en Bucaramanga, reportada como vandalismo, fue a manos de las autoridades que controlan las manifestaciones. Foto: @everstrongever

Bucaramanga, una de las ciudades más importantes del país, tuvo una turbulenta noche de protestas durante la jornada del pasado 14 de mayo en el marco del paro nacional. En el momento, la ciudad cuenta con un 100% de ocupación de Unidades de Cuidado Intensivo y, además, las autoridades locales prevén los momentos más difíciles en los 14 meses de pandemia.

A pesar de la alerta roja hospitalaria, las manifestaciones en la ciudad tuvieron que ser intervenidas por agentes de la Policía Metropolitana de Bucaramanga. En total, de acuerdo con el reporte del diario local Vanguardia, se vandalizaron cinco entidades bancarias y un vehículo de transporte público fue incinerado.

Sin embargo, toda la atención la acaparó una sucursal de Davivienda, ubicada en el barrio Sotomayor de la capital de Santander, que sujetos prendieron en llamas. Por redes sociales, vecinos del sector evidenciaron el fuego que salía de la puerta principal de la entidad y pidieron ayuda a las autoridades.

Queman banco Davivienda en Bucaramanga, Santander. Video: W Radio

Por medio de redes sociales, el mismo lugar que alertó la quema del establecimiento, se sembró la duda de quiénes habían sido los responsables de la conflagración. Sin conocerse bien si se trata de una grabación posterior o previa a la vandalización, se capturaron videos de uniformados de la Policía Nacional adentro del banco. Los uniformados parecen estar manipulando fuego al interior de la misma y, en las calles, no hay rastro de manifestantes.

Los videos, compartidos por el periodista Julián Martínez, evidencian a uniformados adentro. Sin embargo, existen otras tomas desde apartamentos aledaños que mostrarían el momento en el que vándalos encapuchados insertan objetos en llamas al interior de la sucursal. Además, según la narración del ciudadano que tomó el video, momentos después, la Policía Nacional haría presencia en el lugar, ahuyentando a los responsables del incendio.

Por el rumor extendido en redes sociales, la Policía Metropolitana de Bucaramanga salió a desmentir los hechos. Por medio de Twitter, tildaron la noticia de falsa y tachan de “maldad” el rumor. “Para colmo de la maldad de quienes están engañando a la comunidad a través de informaciones falsas, son nuestros policías los que llegan a apagar el incendio que a través de artefactos artesanales intentaron prender”, aseguró Luis Quintero, uniformado perteneciente a la seccional.

Popayán, capital del Cauca, también vivió conflagraciones en su jornada de protesta. El pasado viernes se reportó que un grupo de manifestantes vandalizaron la URI de Policía en Popayán, el mismo lugar donde en la noche del 12 de mayo estuvo retenida una joven que denunció abuso sexual por parte de varios uniformados y al día siguiente decidió quitarse la vida.

En redes sociales hay varios videos que muestran como encapuchados rayan las paredes del lugar y luego le prenden fuego. El Esmad llegó a la zona y se registran fuertes enfrentamientos contra los manifestantes. Las protestas empezaron desde muy temprano en la capital del Cauca por la indignación que generó el caso de la joven que habría sido violentada sexualmente por uniformados.

La estatua de Francisco de Paula Santander, en la glorieta del Instituto Nacional de Educación Media, Inem de Popayán; y la escultura ‘Edificadores de Paz’, a la entrada del comando de Policía de Cauca, se sumaron este viernes a la ya larga lista de monumentos derribados.

El procedimiento fue muy similar al que se ha usado en los otros ocho casos de estatuas derribadas: un grupo de manifestantes hala en lazos amarrados a la cabeza del personaje en cuestión mientras una o varias más le empujan desde el pedestal hasta tumbarla. Una vez esta toca el piso, la multitud celebra.

SEGUIR LEYENDO: