Colombianos experimentaron pérdidas por $33,8 billones en sus ingresos durante el primer año de pandemia

De acuerdo con la Anif, los meses con más recortes de ingresos fueron mayo, junio y julio, cuando entraron en rigor las más duras restricciones para combatir el virus.

People stand in line to be tested, as a three-day lockdown starts in the capital of the country, to curb the spread of the coronavirus disease (COVID-19), in Bogota, Colombia April 10, 2021. REUTERS/Nathalia Angarita   NO RESALES. NO ARCHIVES
People stand in line to be tested, as a three-day lockdown starts in the capital of the country, to curb the spread of the coronavirus disease (COVID-19), in Bogota, Colombia April 10, 2021. REUTERS/Nathalia Angarita NO RESALES. NO ARCHIVES

Un comentario económico publicado por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, indica que durante el primer año de pandemia del covid-19, los hogares colombianos vieron sus ingresos disminuidos en un margen de 33,8 billones de pesos.

De acuerdo con la agremiación, el mes más difícil en términos económicos fue abril, cuando el recorte por ingresos laborales en el país ascendió a los 5,7 billones de pesos. Tampoco se quedaron atrás mayo, junio y julio, periodos que si bien no superaron ese margen, si registraron pérdidas por más de 4 billones de pesos cada uno. En contraste, el primer mes de pandemia, que fue marzo, percibió una disminución de 1,6 billones de pesos.

Visto de otra forma, la Anif indica que las los golpes más duros a la economía doméstica se registraron durante los periodos con las restricciones más estrictas para prevenir el virus. Después de todo, la cuarentena obligatoria rigió en el país entre finales de marzo e inicios de septiembre.

Según el documento, la tendencia a la baja se mantuvo durante los primeros 11 meses de pandemia y sólo comenzó a mostrar mejoría en marzo de este año, justo antes de que el virus completara un año desde su llegada al territorio nacional. Ese mes, indican los expertos en finanzas, se vio un incremento de 300.000 millones de pesos en los ingresos de los hogares colombianos.

En palabras de la asociación, “Por primera vez desde que comenzó la emergencia se presentó un leve aumento en los ingresos laborales de $0,3 billones. Esta tendencia de recuperación debe mantenerse, recordemos que, entre marzo de 2020 y febrero de 2021, el ingreso laboral que los hogares dejaron de percibir ascendió a $34,1 billones, equivalentes a 3,3 % del PIB, aproximadamente”.

Pérdidas en los ingresos de los colombianos durante la pandemia. / Anif
Pérdidas en los ingresos de los colombianos durante la pandemia. / Anif

Aunque se prevé que esa ligera mejoría se consolide a lo largo de los próximos meses, lo cierto es que para los expertos, los avances siguen siendo insuficientes, principalmente por el mal desempeño que continúan demostrando las tasas de empleo a nivel nacional. A fin de cuentas, la misma se ubicó en el 14,2 por ciento a cierre de marzo, según el informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane.

Si bien la cifra parece no decir mucho por sí misma, lo cierto es que demuestra un panorama de recuperación de empleos, que no es ni bueno ni malo: se ubica 1,7 puntos porcentuales por debajo de la cifra de febrero, cuando se habló de una tasa del 15,9 por ciento; pero también es 1,5 puntos porcentuales más alta que el indicador de marzo pasado, cuando se registraron niveles del 12,6 por ciento.

“Ahora, eso no significa que haya un aumento considerable en la ocupación, pero sí es señal de que nos encontramos en un relativo mejor terreno que hace un año cuando empezó la fuerte contracción de las cifras de empleo y ocupación”, advierte la Anif al respecto.

El análisis de fondo indica que esto se debe a que, a pesar de la llegada de las vacunas y de la creciente experiencia en el manejo del covid-19, el país no ha logrado establecer un balance entre las medidas que buscan prevenir un incremento en los contagios del virus y las que buscan recuperar y salvaguardar la golpeada economía nacional. Dicho equilibrio, agregó, solo comenzó a verse una vez se publicaron las alarmantes cifras de pobreza monetaria y pobreza monetaria extrema que hay en el país.

“Vemos con agrado la flexibilización de las medidas restrictivas que han anunciado distintos mandatarios locales del país. No nos cansamos de repetir que la severidad de las restricciones sólo empeora el bienestar de los ciudadanos y no tienen grandes resultados en cuanto a contención del virus. Ahora bien, tenemos que advertir que durante todo el mes de abril vimos, en ciudades como Bogotá, cuarentenas estrictas y eso se verá en los resultados laborales, que probablemente serán peores que los de marzo”, agregó la asociación.

SEGUIR LEYENDO: