“Yo no invité a que la gente se arme”: Alcalde de Pereira

Carlos Maya, máximo dirigente de la ciudad, había invitado a los comerciantes de la ciudad a crear un frente común.

Carlos Maya, máximo dirigente de la ciudad, había invitado a la gente a crear un frente común. Foto: Alcaldía de Pereira
Carlos Maya, máximo dirigente de la ciudad, había invitado a la gente a crear un frente común. Foto: Alcaldía de Pereira

Luego de conocerse el asesinato del líder estudiantil Lucas Villa, quien fue impactado en ocho oportunidades con arma de fuego por parte de civiles armados, y el ataque contra otros dos jóvenes en el viaducto de Pereira, varios ciudadanos recordaron las palabras emitidas días atrás por el Alcalde y aseguran que ese acto pudo incentivar la violencia que se presentó en la noche de este miércoles.

Y es que el pasado domingo Carlos Maya participó de una rueda de prensa e hizo una fuerte declaración que dejó a la imaginación muchas cosas, pues hizo un llamado para que se creara un ‘frente común’ para contrarrestar los actos vandálicos que se estaban presentando en la capital de Risaralda.

“Vamos a convocar a todos los gremios de la ciudad y a los miembros de la seguridad privada para hacer un frente común junto a la Policía y el Ejército para recuperar el orden en la seguridad ciudadana. La ciudad de Pereira no se detiene y no se detendrá y no la vamos a dejar en manos de los violentos”, manifestó en su momento.

Ante esto, el funcionario está en el ojo del huracán puesto que es acusado en redes sociales de promover que civiles hicieran parte de la seguridad, lo que provocaría que en algún momento sucedieran hechos lamentables como el ocurrido con Lucas Villa. Sin embargo, en una entrevista con Blu Radio Maya aclaró lo sucedido y manifestó que sus palabras fueron malinterpretadas.

“Es una mala interpretación o una pretensión que algunas redes sociales quieren establecer (…) en ninguna red social, en ningún momento, o en ninguna intervención del alcalde de Pereira existe la propuesta de armar a civiles y defiendan sus propios intereses. Por el contrario, yo estoy seguro que las armas deben estar solamente en cabeza del Estado”, afirmó.

Respecto a sus declaraciones hizo una aclaración y fue enfático de que lo que pretende es atacar a los delincuentes que aprovechan el momento para causar daños y generar caos.

“Yo los invité a hacer un frente común para garantizar la seguridad ciudadana y con ello lo que he dicho. En ningún momento ha planteado un proceso de armas. No estamos buscando enfrentar a los que protestan sino a los delincuentes, a esos que aprovechan la coyuntura para atacar los bienes públicos”, dijo.

Posteriormente, Carlos Maya pidió excusas a quienes interpretaron que hacía un llamado para que las personas se armaran y enfrentaran a los delincuentes, pues reiteró que esa función es únicamente de las autoridades.

“Esa no ha sido la intención, pido excusas si es el caso, si he sido malinterpretado. Lo que sí debo decir es que la Policía y el alcalde no son los únicos responsable de la seguridad ciudadana. Eso nunca ha buscado que los particulares se armen”, declaró el mandatario.

Respecto al lamentable suceso del estudiante, Maya contó detalles de lo que se conoce hasta ahora y aseguró que se están adelantando las investigaciones para encontrar a los culpables del hecho e informó que se ofrece recompensa económica para quienes quieran colaborar con información.

“A eso de las 8 de la noche se escuchó una balacera en el viaducto. Tenemos información que los disparos no vinieron únicamente de un vehículo, sino también de una motocicleta. Estamos adelantando las investigaciones para determinar los autores materiales e intelectuales de la situación. Autorizamos una recompensa de 50 millones de pesos para identificar a los responsables”, afirmó.

En redes sociales se ha generado una polémica y hasta se promovió el hashtag #MayaDioLaOrden, haciendo referencia a las declaraciones del alcalde, al que tildan de irresponsable, pues tras sus palabras, según diferentes usuarios, se promovió la violencia en la ciudad.

Seguir leyendo: