Más de 40.000 colombianos regresaron al país mediante vuelos humanitarios: canciller Claudia Blum

La ministra aseguró, además, que el país posee un alto índice de migrantes venezolanos y solicitó la ayuda de la comunidad internacional para ayudar a esta población.

Colombianos en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. REUTERS/Luisa Gonzalez
Colombianos en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. REUTERS/Luisa Gonzalez

El drama de los colombianos que quedaron ‘varados’ en otros países, producto del cierre de fronteras marítimas, terrestres y fluviales de varias naciones del mundo para contener la pandemia, comenzó a cesar. De acuerdo con la Cancillería nacional, más de 40.000 compatriotas lograron arribar a Colombia en vuelos humanitarios.

La información fue confirmada por la canciller y ministra de Relaciones Exteriores, Claudia Blum, quien participó en la Reunión de Examen Regional de la aplicación del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular en América Latina y el Caribe, donde aseguró que el Gobierno garantizó las medidas para que los nacionales regresaran al país.

En este encuentro participó y dirigió la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Red de las Naciones Unidas sobre la Migración.

“En medio de la pandemia, logramos importantes esfuerzos de coordinación de la mano con las embajadas y consulados de Colombia en todo el mundo, para propiciar el retorno seguro y ordenado, a través de vuelos humanitarios, de más de 40.000 connacionales afectados por las medidas de restricción de la movilidad implementadas en varios países en respuesta a la pandemia de COVID-19”, expresó la canciller colombiana.

En otros apartes de su intervención, la funcionaria del Gobierno se pronunció sobre la estadía de ciudadanos migrantes en Colombia, dijo que el país alberga a un significativo porcentaje de estos ciudadanos y reprochó el régimen que atraviesa actualmente Venezuela.

“Colombia es el principal receptor con 1,8 millones de migrantes venezolanos con vocación de permanencia, más de medio millón de colombianos retornados y aproximadamente 1,9 millones de migrantes en movimientos pendulares”, aseveró la ministra Blum, mientras destacó, además, las labores que la Cancillería ha desarrollado en beneficio de dicha población.

“Para esto hemos estructurado atención a través de tres pilares: una acogida de brazos abiertos, una integración equitativa de la población migrante y un crecimiento inclusivo de la comunidad de acogida”, expresó.

Por otro lado, Blum exhortó a la comunidad internacional para que apoyen a Colombia en la implementación de medidas en beneficio de la población migrante y así contribuir con más ayudas a los venezolanos que arriban al país, huyendo de la situación de su tierra natal.

En la imagen, la ministra de relaciones exteriores de Colombia, Claudia Blum. EFE/ RICARDO MALDONADO ROZO/Archivo
En la imagen, la ministra de relaciones exteriores de Colombia, Claudia Blum. EFE/ RICARDO MALDONADO ROZO/Archivo

Entre tanto, se conoció que el Gobierno de Colombia está preparando la logística para adelantar el primer vuelo humanitario entre Brasil y el país, para traer de vuelta a sus hogares a los nacionales que se quedaron atrapados allí desde el cierre de las fronteras el pasado 29 de enero.

El trayecto sería el próximo martes 27 de abril y tendrá espacio sólo para pasajeros que hayan cumplido con un aislamiento previo de entre cinco y siete días, pagando su propio tiquete en el vuelo y que cuenten con una prueba PCR negativa no menor a cuatro días de tomada antes del mismo. Una vez lleguen al país tendrán que volver a entrar en cuarentena por otros 14 días.

Los colombianos atrapados en Brasil volverán al país después de tres meses fuera de casa y múltiples protestas, por parte de al menos 300 de ellos, que se encontraban de viaje por trabajo y turismo, sin los recursos económicos necesarios para mantener la vida fuera de Colombia por más de unos cuantos días.

Entre ellos hay incluso menores de edad, embarazadas y mujeres con bebés, quienes quieren regresar pero que no han podido por el costo económico del vuelo de vuelta. “El vuelo tiene un valor de 700 dólares más impuestos, y debemos hacer una cuarentena en un hotel donde la noche vale 200 mil pesos por persona”, explicó Daniel Vasco, uno de los viajeros a Noticias RCN la semana pasada.

SEGUIR LEYENDO: