Paran tala de árboles en la avenida 68

La Personería de Bogotá solicitó al Instituto de Desarrollo Urbano suspender el proceso mientras se concierta con la comunidad y se actualizan las normas que aprueban las talas.

Desde la semana pasada la Personería de Bogotá logró concretar con el director del Instituto de Desarrollo Urbano, IDU, la solicitud de detención de la tala de los árboles. Desde principios de abril la Personería ha acompañado las mesas de trabajo con la comunidad, el IDU y las demás entidades responsables, frente a la intervención del arbolado en nueve tramos del proyecto Troncal de Transmilenio por la Avenida 68.

La suspensión se dio con el fin de garantizar los derechos de los habitantes de Bogotá de ejercer control y veeduría sobre las obras que hacen parte de este proyecto Troncal de Transmilenio, tras inconformidades de los vecinos del sector de Los Andes, Cafam de La Floresta y Salitre Oriente en los procesos de socialización y presuntas irregularidades en la tala, quienes solicitaron la intervención de la Personería de Bogotá.

Desde el Distrito se explicó que sí ha habido una participación ciudadana, y también destacan que hay una complejidad en el proceso y por eso accedió a la orden del ente de control: la obra nació en la administración anterior, así que los documentos y estudios podrían estar desactualizados. Por esta razón el instituto se encuentra adelantando la modificación de lo que inicialmente fue aprobado, es decir, la tala de 2.025 árboles.

Hasta la fecha se lograron salvar 614, pues los contratistas realizaron un recorrido en el que lograron identificar talas que no eran necesarias. Ahora bien, salvarlos todos es muy difícil, ya que algunos e ubican en zonas donde habrá estaciones o puentes que sí o sí se deben talar. Pero el problema se basa en que los contratos ya están en ejecución.

De acuerdo con información del IDU, por estos días se están actualizando los inventarios forestales para pedir a la Secretaría Distrital de Ambiente, SDA, una modificación a las autorizaciones emitidas en el año 2019. Frente a esto la Personería distrital aprovechó para solicitarle al IDU esperar a que se terminen los ajustes sobre el tratamiento silvicultural, que aún no han sido aprobados por la entidad ambiental.

Según información de El Espectador, Sandra García Angarita, personera delegada para la Coordinación de Prevención y Control a la Función Pública, comentó que “cualquier actividad relacionada con el tratamiento silvicultural debe suspenderse hasta tanto se cuente con los actos administrativos que modifiquen las licencias inicialmente expedidas por la Secretaria de Ambiente”.

Por otro lado, la Personería también solicitó que haya un diálogo fluido y cercano con los habitantes que están en desacuerdo con las talas y, además, confirmó que hará un seguimiento del proceso. Luego del pronunciamiento de la entidad de control se conoció que en efecto se suspendieron las talas, el IDU, por su lado, confirmó que esto se hizo desde el pasado fin de semana.

A pesar de todo esto, el instituto pretendía reanudar el proceso en dos de los tramos desde el lunes, pero se volvió a suspender mientras se realiza una reunión con la comunidad de los nueve grupos y el ente de control.

Para principios de este mes, Diego Sánchez, director del IDU, habló para El Espectador y explicó que durante la obra se van a sembrar 2.500 árboles más, es decir, que en total todo el corredor de la 68 quedaría con 4.718 árboles. Hasta el momento hay 3.598. “Nos duele hacerlo y en los nuevos proyectos vamos a evitar las talas al máximo, pero la obra solo se puede concretar talando esos árboles”, dijo para esa fecha.

Seguir leyendo: