Fiscalía pidió archivar un proceso por desfalco en la Universidad Distrital y juez lo negó

Se trata de una investigación por concierto para delinquir que se sigue en contra del exdirectivo Wilman Muñoz, condenado por desfalco en la Universidad Distrital.

La Universidad Distrital convocó a un plantón en contra de la situación de corrupción que ocurre dentro de la institución. (Colprensa - Sergio Acero octubre 2019)
La Universidad Distrital convocó a un plantón en contra de la situación de corrupción que ocurre dentro de la institución. (Colprensa - Sergio Acero octubre 2019)

El ente acusador recibió un fuerte reclamo por parte del Juez 5 Especializado de Conocimiento de Bogotá, quien le pidió continuar la investigación por concierto para delinquir en el desfalco de 12.000 millones de pesos en la Universidad Distrital, debido a que hay pruebas suficientes para sostener la investigación.

La discusión se generó después de que el ente acusador solicitó archivar la investigación por concierto para delinquir que se sigue en contra de Wilman Muñoz, una petición que el juez negó y pidió continuar para determinar qué más personas participaron del saqueo a la institución de educación superior de Bogotá.

Según dijo el juez en la audiencia, “hubo una estructura que operó al interior de la Universidad Distrital durante cuatro o cinco años para poder enriquecerse ilícitamente y sin el menor esfuerzo, en perjuicio de los limitados recursos de la educación pública a quienes despojaron de una cuantiosa cantidad dineraria, y para lo cual, necesariamente, intervinieron una cantidad plural de personas”.

Para el juez, el ente acusador tiene pruebas suficientes o evidencia física, que permite probar la comisión del delito de concierto para delinquir agravado por parte de los procesados exdirectivos de la Universidad Distrital.

En tal virtud, se estima que en el juicio el órgano de persecución penal se encuentra en posibilidad de probar, no solo la existencia de la organización criminal que durante varios años se encaminó a la apropiación fraudulenta de recursos de la Universidad Distrital, sino además, el postulado de la vocación de la permanencia en el tiempo para cometer un elevado número de delitos, surgidos a raíz de la expedición de las más de 1.500 actividades apócrifas con el único anhelo de apropiarse de los recursos públicos. Actividades que se realizaron entre los años 2014 y 2019”, añadió el juez de acuerdo a la emisora Blu Radio.

El juez considera que el desfalco a la Distrital no fue un hecho esporádico y aislado, sino que se trató de una compleja red de corruptos que establecieron mecanismos sofisticados para robar los dineros públicos. En esa red participaron Wilman Muñoz, director, y Patricia Gamboa Rodríguez, tesorera, del Instituto de Extensión y Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano (Idexud).

Wilman Muñoz. Foto: Camila Díaz - Colprensa.
Wilman Muñoz. Foto: Camila Díaz - Colprensa.

Este despacho judicial tomará distancia a la solicitud de preclusión elevada por parte de la Fiscalía General y en consecuencia la negará, pues se estima que el titular de la acción penal sí cuenta con los elementos materiales de prueba, con las cuales en juicio puede desvirtuar el principio constitucional de presunción de inocencia de los aquí procesados”, señaló el juez al negar la petición de la Fiscalía.

Aunque hasta el momento no han sido posibles las capturas de los otros presuntos involucrados en el caso, el juez considera que esa no es una razón para desistir de la investigación, lo cual solo será posible, con el material probatorio existente, hasta que precluya la responsabilidad individual de los delitos imputados.

Desde 2019, Muñoz y Gamboa se encuentran presos por los delitos de peculado por apropiación agravado, falsedad ideológica en documento público y concierto para delinquir agravado. De los dos primeros ya fue condenado Muñoz, mientras que el último fue sobre el que el ente investigador solicitó la preclusión.

Wilman Muñoz se desempeñó como director del Instituto de Extensión y Educación para el Trabajo (Idexud), de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, entre el 2012 y el 2019. En ese tiempo, el rector notó malos manejos de dinero y así lo confirmó la Procuraduría que inició una investigación y compulsó copias a la Fiscalía.

En 2012, según la investigación de la Fiscalía, durante un periodo de rector encargado, Muñoz abrió una cuenta que no está registrada en los documentos oficiales de la institución y que solo él podía manejar. Además, de esa cuenta se solicitó una tarjeta de crédito a nombre de la institución que fue manejada por Muñoz.

La Fiscalía solo ha logrado determinar los malos manejos de los dineros desde 2015 hasta 2019 cuando Muñoz abandonó el cargo. En esos años, con ayuda de la tesorera Gamboa, el exfuncionario se habría apropiado de 12 mil millones de pesos que gastó en joyas, ropa y relojes de lujo, una camioneta Lexus GX 460 y un Mercedes avaluados los dos en más de 340 millones de pesos.

SEGUIR LEYENDO: