Con la intención de impulsar una “reforma sostenible”, gremios presentarán propuestas alternativas

El Consejo Gremial Nacional, conformado por 29 gremios empresariales en el país, anunció su contrapopuesta a la reforma tributaria del Gobierno nacional.

Un hombre cuenta billetes de 100.000 pesos colombianos en Bogotá (Colombia). EFE/Leonardo Muñoz/Archivo
Un hombre cuenta billetes de 100.000 pesos colombianos en Bogotá (Colombia). EFE/Leonardo Muñoz/Archivo

El Consejo Gremial Nacional anunció este jueves que presentará al Gobierno de Colombia y al Congreso de la República una serie de propuestas alternativas para la cuestionada reforma tributaria con la que se busca mitigar los huecos fiscales agudizados por la pandemia de covid-19.

Los gremios empresariales del país señalaron que es necesaria una reforma que ayude a aliviar el impacto económico producido por la crisis sanitaria afianzando la calificación de riesgo en el país y la sostenibilidad fiscal mediante programas sociales.

Sin embargo, manifestaron algunos reparos frente al ‘proyecto de Ley de Solidaridad Sostenible’, como fue nombrada por el Gobierno nacional, que establece medidas como el aumento de impuestos, especialmente a los estratos medios y altos, el IVA para los servicios públicos, entre otras.

“El compromiso del sector empresarial con la reactivación económica es genuino, por lo cual, el Consejo Gremial presentarán alternativas al Gobierno nacional en aspectos sobre los cuales se tienen observaciones, así como alcances en el proyecto de ley”, señaló la agremiación.

En ese sentido, expusieron que estas propuestas buscan impulsar una “reforma sostenible” que busque evitar la informalidad laboral y empresarial, así como contribuya a la recuperación de los sectores económicos sociales en el país.

Por tal motivo, el Consejo Gremial aseguró que para que se lleve a cabo un trámite eficaz en el Congreso, donde fue presentado el proyecto por parte del ministro de Hacienda, es necesario que se logre un equilibrio en tres puntos fundamentales.

“Primero, el monto de recursos que realmente pueda conseguir esta reforma. Segundo, explorar fuentes alternativas de recursos que le permitan al país superar esta difícil coyuntura (combatir la evasión, ajustar el gasto, desarrollar una enajenación de activos no estratégicos, entre otras)”, argumentó la agremiación.

Asimismo, la organización gremial solicitó que se atienda la capacidad económica de contribución de las empresas y los hogares en el país, que en este momento se encuentran afectadas por la pandemia.

Este proyecto de ley presentado el pasado jueves por el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, que busca recaudar cerca de $23 billones de pesos con medidas como la ampliación de la base de contribuyentes, ha sido rechazado por amplios sectores sociales, empresariales y políticos.

Reforma tributaria, así afecta al entretenimiento colombiano

En 2003 en Colombia se aprobó la ‘Ley de cine’ o Ley 814, por medio de la cual se pretendía apoyar las producciones audiovisuales del país, e incentivar a los productores locales para que crearan más contenido en el país. Gracias a esa iniciativa se empezaron a realizar más producciones colombianas y se pasó de crear tres al año a más de 20. Después de ese impulso el cine hecho aquí se disparó en festivales, premiaciones y hasta fue nominada en los Óscar por El abrazo de la serpiente.

Gracias a esta ley se creó el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, por medio del cual, los productores colombianos reciben el dinero de la cuota parafiscal que pagan los exhibidores, distribuidores y productores como resultado de la exhibición de obras cinematográficas dentro del país. Es decir, que todo el dinero que recibe el gremio del entretenimiento vuelve al mismo.

Con la llegada de la nueva reforma tributaria, este espacio corre peligro. Lo que se busca en este nuevo proyecto de ley es que el Fondo para el Desarrollo cinematrográfico dependa del presupuesto nacional, así las cosas, el Gobierno será quien decida cuántos recursos le asigna al sector y cuánto puede gastar este. Esto significa que solo se le dará al sector un presupuesto que el Presidente crea conveniente.

SEGUIR LEYENDO