En vacunación por parte de privados, gobierno indica que no responderá por reacciones adversas

El presidente Iván Duque anunció que fue aprobada, desde el Ministerio de Salud y Protección Social, la resolución 507 de 2021, que habilita la compra de vacunas contra el covid-19 por parte del sector privado.

Una trabajadora sanitaria se prepara para administrar una dosis de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) REUTERS/Iván Alvarado
Una trabajadora sanitaria se prepara para administrar una dosis de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) REUTERS/Iván Alvarado

El ministro de salud, Fernando Ruiz, en su intervención en el programa ’Prevención y Acción’ de la Presidencia, informó que los privados que deseen comprar las vacunas contra el Covid-19, en primer lugar solo podrán ingresar al país antígenos aprobados por el Invima y tendrán que efectuar todo el proceso de registro en la plataforma Paiweb 2.0. Además, deberán asumir el diligenciamiento del consentimiento de la persona y las condiciones estipuladas en el contrato de negociación.

Asimismo, el jefe de la cartera de salud, indicó que el sector privado solo podrán comenzar a aplicar las vacunas cuando haya finalizado el proceso de agendamiento, momento que será definido por parte del ministerio público.

Otro tema, es que en caso de que la persona presente algún efecto adverso al biológico, el privado deberá tener un plan de atención ya trazado.

“Todos aquellos que presenten una reacción adversa deberán tener, por parte del privado, especificada la ruta de atención para poder hacer la respectiva atención por parte del sistema de salud, de las EPS e IPS, además de ser reportado el caso al Instituto Nacional de Salud y al Invima”, precisó Ruiz en su intervención.

Otro aspecto que aclaró el ministro Ruiz, son las condiciones de una empresa privada deberá tener para poder adquirir los biológicos:

“Pueden aplicar las vacunas a personas naturales que tengan con las empresas un vinculo laboral o contractual, y no podrán excluir a ninguna de las personas. No es una vacuna especial para algunos grupos dentro de las empresas, sino que el plan de vacunación del empresario debe incluir a todo el personal que haga parte de dicha organización para preservar las condiciones de equidad”, enfatizó el funcionario.

De igual forma, el ministro de salud, afirmó que son los privados los que deberán deben asumir todas las condiciones de contratación con los proveedores de las vacunas, así como los costos de adquisición e importación de las mismas y hasta garantizar las condiciones de manejo y almacenamiento de las mismas hasta el momento de su aplicación, que debe ser completamente gratuita para todos los empleados de la empresa sin excepción.

Fueron establecidos los requisitos para la importación, adquisición y aplicación de vacunas contra la COVID-19 por parte de privados.

Esta aclaración quedó consignada en la resolución 507 de 2021 que emitió el Ministerio de Salud:

Sector privado apoyará el Plan Nacional de Vacunación

El presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, Nicolás Uribe, celebró la firma de la Resolución 507 de 2021 que contiene los requisitos para la importación, adquisición y aplicación de vacunas contra la covid-19 por parte del sector privado.

“Este es un paso muy importante para los colombianos, para que el sector privado continúe en la senda que ha venido participando de complementar y fortalecer el Plan Nacional de Vacunación, y asimismo ayudar al proceso de reactivación que pasa por la profundización permanente del proceso de vacunas”, manifestó Uribe en el programa ‘Prevención y Acción.’

Uribe manifestó que este acto administrativo contiene criterios claves que se comparten desde la visión de los privados, como los de garantizar la continuidad de la ruta de inmunización sin interrupciones, manteniendo las fases de priorización y garantizando que quienes sean beneficiarios de las vacunas que compre o que negocie el sector, se puedan hacer en condiciones de seguridad.

Finalmente, estipuló que vendrá un proceso de articulación de los sectores privado y público para que se dé el efecto que se busca.

“Sin duda es un instrumento al servicio del sector privado para cumplirle al país, para seguir contribuyendo como lo hemos hecho en el pasado, en la que demostraremos la capacidad que tenemos de articular esfuerzos para garantizar un avance progresivo y permanente y así de esta forma contar con la reactivación económica que nos permita recuperar ingresos y empleos de miles de ciudadanos”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO