A pesar de las recomendaciones del Gobierno, Cali tendrá toque de queda desde las 8 p.m.

El alcalde Jorge Iván Ospina anunció que se decretará toque de queda nocturno entre semana y que no descarta cerrar la ciudad este fin de semana.

Alcaldía de Cali.
Alcaldía de Cali.

Después de un fin de semana de cuarentena total en Cali al igual que en otras ciudades del país, este martes el alcalde de la capital del Valle, Jorge Iván Ospina dijo dijo que en la ciudad se seguirá manejando el toque de queda de 8:00 p.m. a 5:00 a.m. del otro día como se hizo la semana pasada, esto yendo en contravía con las medidas propuestas por el Gobierno nacional que recomendó que los municipios con porcentaje igual o mayor a 85 por ciento acojan un toque de queda desde las 6:00 p.m. Cali superó el 90 por ciento.

En el anuncio de este horario, el mandatario caleño dijo que se levantaba la alternancia en los colegios públicos de la ciudad para evitar el contagio en los centros educativos, además señaló que desde este jueves podría ampliarse el horario para los megacentros de vacunación hasta las 10:00 p.m. y que espera volverlos centros 24 horas. Pero también informó que no se descarta una nueva cuarentena prolongada este fin de semana desde el viernes 23 de abril a las 8:00 p.m. al lunes 26, como lo hará Bogotá.

“Mantenemos la alerta roja hospitalaria. Vamos a recomendarle a todos los caleños a que retrasen los viajes programados a Antioquia y el Caribe. Vamos a solicitarle al Gobierno Nacional a que reduzca la cantidad de vuelos que se pueda adelantar entre Cali y Antioquia y el Caribe para reducir la posibilidad de la diseminación, que eventualmente ocurrirá, de la cepa británica y brasileña que hoy se encuentra en el Caribe y Antioquia. Vamos a revisar si probablemente ingresamos en una cuarentena estricta desde el día viernes a las 8:00 p.m.”.

Por otro lado dijo que no habrá pico y cédula para el transporte público, pero que sí se harán controles de aforo.

El crimen de Felipe Tobón en pleno toque de queda

Este domingo sobre las 7:30 de la mañana se presentó el homicidio del joven Jorge Felipe Tobón Sánchez en el ascenso al Cerro de las Tres Cruces mientras realizaba un entrenamiento de rutina junto con su novia. Tobón, de 25 años, se encontraba subiendo al Cerro por el sector posterior —desde Chipichape— lugar donde es habitual que los caleños se dirijan para hacer ejercicio, cuando fueron sorprendidos por tres hombres quienes lo apuñalaron a muerte.

Según las declaraciones del papá de Felipe, el sargento primero del Ejército Jorge Mario Tobón Calderón, entregadas al diario El País de Cali, acorde a la versión que le entregó la pareja sentimental, los tres sujetos en cuestión intentaron abusar de la mujer, situación a la que se opuso Felipe. Ante ello, la chica les ofreció algo de dinero para que los dejen seguir con su recorrido y los delincuentes acceden.

Posteriormente, la joven desciende del cerro para buscar ayuda y, sobre la marcha, encuentra a otro grupo de deportistas que alertan a la Policía sobre la presencia de dichos hombres. Fue en ese momento, entre el descenso y el aviso a las autoridades que, al parecer, los criminales atacan con arma blanca a Felipe quien, a raíz de las graves heridas, termina muriendo en el cerro.

Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos, encontraron a Tobón con múltiples heridas por las apuñaladas, amarrado, sin una parte de la vestimenta que llevaba ese día y se comprobó que también se le había provocado un fuerte impacto en la cabeza con una piedra.

SIGA LEYENDO