Fuertes críticas de Germán Vargas Lleras a la reforma tributaria: “Despropósito nacional”

El ex candidato presidencial y el partido Cambio Radical se mostraron en desacuerdo con la ‘Ley de Solidaridad Sostenible’.

El ex candidato presidencial y el partido Cambio Radical se mostraron en desacuerdo con la ‘Ley de Solidaridad Sostenible’. Foto: Colprensa
El ex candidato presidencial y el partido Cambio Radical se mostraron en desacuerdo con la ‘Ley de Solidaridad Sostenible’. Foto: Colprensa

A pesar de que aún no se conocen con precisión los diferentes puntos que se tratan en el proyecto radicado por el gobierno nacional ante el Congreso de la República, denominado la ‘Ley de Solidaridad Sostenible’, en el que se pretende, según el gobierno, darles un respiro a las finanzas de la Nación, empujar la reactivación económica y ampliar el alcance de los programas sociales, son varias las críticas que se han manifestado provenientes de distintas fuerzas políticas.

Uno de los políticos que realizó sus reparos fue Germán Vargas Lleras, excandidato a la Presidencia y líder del partido Cambio Radical, pues consideró que el gobierno se equivoca al querer imponer una reforma tributaria en medio de la crisis generada por la pandemia del coronavirus, e insistió en que este no es momento para que se adelanten este tipo de trámites.

“El Gobierno no atendió las recomendaciones que desde diferentes sectores hemos manifestado muchos colombianos y procedió a radicar una reforma tributaria confiscatoria, discriminatoria e inconveniente en el momento más inoportuno de la crisis generada por la pandemia”, afirmó en su columna publicada por El Tiempo.

De acuerdo con el funcionario, “este proyecto de ley, sobre el cual el Gobierno sostiene que no es una reforma tributaria, tiene 14 artículos sobre como disfrazar el déficit fiscal, 17 artículos que crean gastos que lo aumentan, solo 2 artículos de risa sobre austeridad en el gasto y 129 artículos con normas tributarias”.

Lleras sostuvo que, si la administración Duque insiste en tramitar la reforma, la aplicación de la misma se debería trasladarse para el 2024 y no en el 2022, puesto que es necesario que, por lo menos, existan mínimo 3 años para recuperar los empleos y volver a un crecimiento económico.

Y es que son varios los puntos en los que está en desacuerdo Vargas Lleras, pues “en Colombia se está volviendo un pecado mortal prepararse y esforzarse para ser un profesional, comerciante, empresario, industrial exitoso o simple ahorrador”, apuntó.

Respecto al Impuesto al patrimonio, el político indicó que es un impuesto antiético a la tasa que fluctúa entre el 1 y el 2 %, que se aplicaría por 2 años, pero que, de aprobarse, seguramente el próximo gobierno prorrogaría. “Una economía que tiene una tasa de interés del 2 % no puede esperar que sus ahorradores tengan que destinar el 100 % de sus rendimientos al pago de un tributo”. En este punto, según él, el impuesto se convierte en una simple expropiación a las personas naturales, pagadera en cuotas anuales, puesto que no tiene justificación que las personas que no ganen o que, incluso, pierdan, deba transferir su patrimonio al fisco.

En relación al IVA, consideró que, “la propuesta es equivalente a establecer un arancel a los productos nacionales, que no se aplica a los extranjeros. Si el Gobierno considera que el régimen actual de exención es inapropiado, lo que debe hacer es gravar con IVA estos productos, de tal suerte que los productos nacionales al menos puedan competir en condiciones de igualdad”.

Asimismo, recordó que entre las curiosidades que se presentaron, aparece aplicar IVA a los servicios públicos del 19 %, crear el impuesto a vehículos y el de gasolina. Para él, “tiraron a matar por todos lados”.

En materia de pensiones, al parecer se propone que tributen las que excedan de $4.900.000 al mes, al tiempo que se grava el ahorro voluntario a los fondos de pensiones, lo que implicará en el futuro un doble impuesto a la pensión. Acá también mostró su inconformidad y añadió que, “resolvemos un problema de baja tributación con otro problema de exceso de tributación. ¿Por qué será que no podemos resolver nada bien?”.

Finalmente, sobre el tema de Impuesto sobre la renta de las sociedades, en el que se eleva al 33 % la tarifa de las personas jurídicas sobre la renta que exceda de 500 millones y al 15 % la tarifa del impuesto a los dividendos, lo cual arroja una tributación total sociedad-socio del 43,05%; una de las más altas de la Ocde, reconoció que, el esfuerzo para empresas con utilidades menores, cuya tarifa será del 27 %, es el camino.

Concluyó en su columna que: “los partidos políticos deben salir a precisar sus responsabilidades frente a esta reforma y de cara a las próximas elecciones, atajando esta iniciativa que no ha dejado títere con cabeza, pero a estas alturas me temo que las denuncias del expresidente Gaviria pueden ser ciertas y que este proyecto se está cocinando a fuego lento y con bastante ‘mermelada’”.

En cuanto a su partido, Cambio Radical, sería uno de los que tendría un papel clave a la hora de debatir la mencionada reforma, pues, el representante, Néstor Leonardo Rico, será quien dirija las sesiones de las comisiones terceras y cuartas de Senado y Cámara que le darán primer debate al proyecto. Según informó El Tiempo, hace algunos días, en una reunión de bancada, Germán Vargas Lleras le hizo jurar a Rico, en frente de sus compañeros, que se mantendrá fiel a sus principios éticos y morales durante este paso crucial para la iniciativa.

Entre los representantes del partido, quienes firmaron una misiva que critica en siete puntos la reforma tributaria, aparecen José Daniel López y Jaime Rodríguez, y el senador Temístocles Ortega.

Seguir leyendo: