Derechos y deberes de empleados y empleadores según la nueva ley del teletrabajo en Colombia

Las condiciones del trabajo en casa no se modificarán desde la raíz, es decir, se mantienen reglas básicas como ocho horas diarias de jornada laboral, prestaciones de ley, y seguridad médica.

Teletrabajo. Foto: Colprensa.
Teletrabajo. Foto: Colprensa.

El teletrabajo está cada vez más cerca de ser reglamentado en Colombia, luego de que la práctica de esta modalidad de trabajo fuera adoptada por varias empresas a causa de la llegada de la pandemia del coronavirus al país. El pasado martes, el proyecto vivió su paso final en la plenaria del Senado, y ahora se espera que el presidente colombiano, Iván Duque, sancione las reglas que se esperan establecer para que el trabajo desde casa se practique desde la legalidad laboral, así lo informó el periódico El Tiempo. Estos son los deberes y derechos que deben tenerse en cuenta, y que se espera que sean establecidos próximamente.

Inicialmente, de acuerdo con la ponencia, liderada por el coordinador del proyecto, Carlos Fernando Motoa, senador del partido político Cambio Radical, el teletrabajo será por tres meses prorrogables por tres meses más, en caso de que sea necesario. El empleador, de acuerdo con la explicación que otorgó ese medio nacional, será el encargado de certificar, por escrito, la orden para que su empleado pueda ejercer sus labores en casa.

Así mismo, el trabajo no debe tener modificaciones que afecten las reglas básicas de un trabajo convencional o presencial, es decir, por ejemplo, las horas de trabajo al día deben mantenerse (ocho horas diarias).

El proyecto de ley plantea la creación del derecho a la desconexión laboral, que se refiere al tiempo de descanso que cada ciudadano debe tener luego de cumplir con su jornada de trabajo, en ese tiempo, el empleado no tendrá obligación de responder por situaciones de trabajo.

Sin embargo, este punto tiene un cierto nivel de flexibilidad en caso de que el empleador lo necesite y llegue a un acuerdo con su empleado. Si es de suma urgencia, o si la empresa necesita indispensablemente a su trabajador en momentos que están fuera de las ocho horas reglamentarias, el empleado podrá trabajar tiempos extra pero, teniendo en cuenta, que el empleador tendrá que pagarle las horas adicionales. Además, en caso de que la solicitud y posterior acuerdo de trabajo extra caiga en un día festivo, o un domingo, el empleador tendrá que responder con los recargos extra que implica trabajar durante esos días.

En cuanto a asuntos médicos, a los trabajadores se les debe asegurar y proteger de la salud física y mental, tarea que recae sobre las ARL (Administradora de Riesgos Laborales). Según el medio de comunicación, se deben crear campañas, asesorías permanentes y acompañamiento a los empleados. Además, las ARL deben estar preparadas para atender emergencias.

El dinero de los auxilios de transporte continuará vigente pero, en este caso, será para otros fines: las sumas económicas que la empresa invertía en asegurarle un medio de transporte a sus trabajadores pasará a ser un dinero destinado a pagar la conexión a internet, y el servicio de electricidad que necesite el empleado para desarrollar sus labores. A este beneficio en particular tendrán derecho los ciudadanos que ganen hasta dos salarios mínimos mensuales.

“Serán alrededor de 107.000 pesos que se les cancelarán a estos trabajadores en casa para subsidiar el mayor costo en energía o en el acceso que necesitan a internet que se les presenten”, señaló Motoa.

Las prestaciones sociales que se establecen en los contratos de trabajo no deben ser modificadas de ninguna manera al pasar a la modalidad de teletrabajo, explicó Motoa, en testimonios recopilados por el diario, “en varios artículos del proyecto se garantiza que se mantiene la naturaleza del contrato, que no se pueden cambiar las condiciones laborales ni desmejorar al trabajador y que no se puede afectar el reglamento laboral para hacerlo más exigente”.

El periódico El Tiempo resaltó que solamente existe un sector sobre el que no recaerán estas especificaciones: sobre aquellas personas que trabajan como contratistas. Ellos no tienen un vínculo laboral con sus empleadores que les dé derecho al pago de prestaciones sociales.

El congresista informó que en agosto del 2020 había cerca de 2,5 millones de colombianos trabajando desde sus hogares, sin embargo, para febrero de 2021, la cifra aumentó considerablemente pues, para ese mes, había 3,5 de personas trabajando de manera remota.

“Estamos a un paso, a pocas horas de que se convierta en ley de la República un proyecto fundamental: actualizar la legislación en materia laboral, regular el trabajo en casa y definir todos los aspectos relacionados con horarios, jornadas, laborales y prestaciones sociales”, dijo Motoa.


Seguir leyendo:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

Rusia sigue sufriendo por el bajo porcentaje de vacunación: registró un nuevo récord diario de muertes por coronavirus

Más de mil personas perdieron la vida en las últimas 24 horas. La combinación letal une la escasa inmunización con la mayor agresividad de la variante delta, la temporada de gripe y el incumplimiento de las medidas sanitarias

Familiares de los estadounidenses encarcelados en Venezuela pidieron a Biden actuar para lograr su liberación

En una carta dirigida al mandatario, los parientes han presionado a la Administración Biden para que tome un acción contundente para lograr la excarcelación de los presos

Conferencia Anual de CAF: figuras y líderes de Latinoamérica indagarán en los principales desafíos que enfrenta la región

El 19 y el 20 de octubre se realizará la 25 edición del encuentro organizado por el Banco de Desarrollo de América Latina. Los detalles del evento

EEUU le exigió al régimen de Nicolás Maduro que ponga fin a los abusos contra los DDHH en Venezuela

Ned Price, ha remarcado en una conferencia de prensa su apoyo a las conversaciones entre el chavismo y la oposición venezolana, las cuales “deben conducir a la restauración pacífica de la democracia”

El FBI se desplazó hasta Haití para colaborar en la investigación del secuestro de 17 misioneros norteamericanos

Las autoridades estadounidenses han responsabilizado del suceso a una de las pandillas más poderosas de la isla caribeña, en concreto a la banda ‘400 Mawozo’
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR