Al descubierto quedó una fiesta ilegal con más de 300 personas en Cartagena

La capital del departamento de Bolívar presenta un índice de ocupación UCI que supera el 66 % a causa de la tercera ola de la pandemia.

Las estrictas medidas tomadas en Cartagena para reducir la cantidad de contagios por la tercera ola de la COVID-19 parecen no ser suficientes. Este fin de semana, la Secretaría del Interior descubrió una fiesta ilegal en un establecimiento comercial ubicado en el Corredor de Carga. Allí, más de 300 personas departían sin cumplir los protocolos de distanciamiento y bioseguridad.

El secretario del Interior, David Múnera, confirmó que el comercio no cumplía con las medidas para estar operando, y por lo tanto se adelantaron las respectivas sanciones. “No tenían distanciamiento, tapabocas, el lugar no reunía las condiciones para dicha actividad y no contaba con los permisos para este tipo de eventos, razón por la cual se procedió a suspender la fiesta ilegal y proceder a la respectiva sanción, consistente en cierre del establecimiento por 10 días, y un comparendo”, precisó.

Los hechos ocurrieron sobre las 12:30 de la madrugada de este domingo durante la rutina nocturna de las autoridades, notando que, además, el establecimiento incumplía con el toque de queda adoptado por el alcalde de Cartagena, William Dau Chamat, y el Departamento Administrativo Distrital de Salud (DADIS). Este consiste en una restricción para transitar por las vías públicas de jueves a domingo desde las 12:00 a. m. hasta las 5:00 a. m.

Las autoridades reportaron que en el lugar fueron encontradas varias jucas, un aparato que se emplea para fumar tabaco, los cuales, a su vez, son compartidas por varias personas al mismo tiempo sin el conocimiento de los potenciales contagios que pueden generar.

Múnera fue enfático en el cumplimiento de las normativas establecidas, tanto por parte de los establecimientos, como de la misma ciudadanía que se presta para generar aglomeraciones aún cuando el índice de ocupación de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) ya sobrepasó el 67 % en los últimos días.

“Repito una vez más, el llamado que insistentemente le hemos hecho a los propietarios y administradores de establecimientos nocturnos: aquí hay unas reglas, una noma, que el toque de queda comienza a las 12 de la noche y la gran mayoría de estos negocios violan las normas, por lo que vamos a ser muy estrictos con sancionarlos con la medida más severa, porque esto no puede seguir ocurriendo en medio de una situación y preocupación por cuenta del virus de la COVID-19, que se ha venido aumentando pese a los controles que se hacen”, puntualizó.

Según cifras difundidas por el diario El Universal, entre el viernes y el sábado las autoridades de Cartagena han visitado más de 10 establecimientos públicos como parte del plan de control y cumplimiento de las normas para combatir la COVID-19 en la ciudad.

La vacunación en el departamento de Bolívar avanza de manera lenta pues, acorde con el más reciente reporte de la alcaldía (16 de abril), han sido vacunadas cerca de 76.200 personas: 45.214 con la dosis de Sinovac; 26.197 con la de Pfizer; y otros 4.801 con Astrazeneca. Teniendo en cuenta que, según el DANE, Cartagena tendrá una población estimada en 2021 de 1′043.926 de habitantes, poco más del 7 % de la potencial población se encuentra, al menos, con su primera dosis aplicada.

Además de las medidas tomadas contra las comercios que incumplan las medidas de bioseguridad, la Policía también viene adelantando “planes de registro e identificación de personas, para prevenir delitos que afecten la seguridad ciudadana”, como lo mostró en sus redes sociales.

Las normativas implementadas en la ciudad regirán hasta el próximo lunes 19 de abril y a la espera de que el Gobierno nacional autorice el nuevo decreto para los días siguientes.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA