En pleno pico de covid-19, organizaron multitudinaria fiesta clandestina con DJ e influenciadores en Bucaramanga

La celebración unió a al doce menos músicos de diferentes ciudades, ninguno de los asistentes portaba tapabocas y se irrespetaba el distanciamiento social. Las autoridades investigan.


En Bucaramanga, 12 DJs se unieron para hacer una multitudinaria fiesta en pleno tercer pico por COVID-19. Foto: Redes
En Bucaramanga, 12 DJs se unieron para hacer una multitudinaria fiesta en pleno tercer pico por COVID-19. Foto: Redes

El pasado viernes 16 de abril, Bucaramanga declaró alerta naranja por la alta ocupación de Unidades de Cuidado Intensivo que enfrenta la ciudad. De acuerdo con las autridades del municipio, la ocupación de cuidado crítico asciende al 70 % y, por eso se impuso medidas de pico y cédula y toque de queda del 17 al 23 de abril.

Sin embargo, para el mismo día que se declaró la alerta, un grupo de más de doce influenciadores y DJ organizaron una multitudinaria fiesta electrónica en la ciudad, con motivo del cumpleaños de Monie Gil, una de las artistas que se iba a presentar en el evento y que cuenta con más de 140.000 seguidores en la red social Instagram.

Según algunos anuncios publicitarios de la fiesta, se llevaría a cabo en una “locación secreta”, esto con el fin de evadir a las autoridades, de acuerdo con una denuncia recibida por la Blu Radio.

“Llegaron varios influencers a la ciudad para hacer una fiesta que aún no sabemos dónde fue, ya estamos en el tercer pico de la pandemia y esta gente no entiende”, dijo el denunciante al medio. Sin embargo, en otros anuncios se puede evidenciar que se trata de la discoteca ‘The Bitch’, ubicada al norte de la ciudad, en la calle 33 #32-72.

En las imágenes compartidas en redes sociales por todos los influenciadores, se puede evidenciar que no se tiene ningún tipo de protocolo de seguridad en el lugar. Los asistentes no portan tapabocas y, mucho menos, mantienen las distancias reglamentarias.

El medio radial consultó con la Policía Metropolitana de Bucaramanga y la autoridad confirmó que se estaban violando las medidas restrictivas. Por esto, se abrió una investigación para determinar qué ocurrió durante la noche del viernes. De acuerdo con las autoridades, varios asistentes han borrado videos para que no ser descubiertos

El secretario del Interior de Bucaramanga, José David Cavanzo, se refirió a la fiesta y pidió a la ciudadanía denunciar estas reuniones irregulares que pueden significar un foco de contagio de la enfermedad. “Esta fiesta, haya sido en Bucaramanga o en el área metropolitana, debe ser rechazada por todas las autoridades y vamos a buscar a los responsables. Cualquier información que tengan es muy importante que nos la compartan los ciudadanos. Reiteramos la necesidad de denuncia de los ciudadanos para nosotros evitar este tipo de hechos”, según reporta Alerta Santander.

Las fiestas clandestinas en el país no se detienen. El pasado viernes, día restringido por las autoridades en Bogotá, se identificaron cuatro fiestas clandestinas en Chapinero. En el sector Centro de esa localidad fueron sorprendidas 400 personas incumpliendo las medidas de bioseguridad; otra con más de 80 se detectó en inmediaciones de la avenida Caracas con 45; mientras que en la calle 46 con 7ma. fueron sorprendidas 150 personas y en la calle 41 con Caracas se hallaron al menos otras 100 incumpliendo las restricciones. A los cuatro establecimientos se les realizó la suspensión de la actividad y se impuso multa a los asistentes por incumplimiento de medidas sanitarias.

Incluso, desde el jueves, las autoridades bogotanas vienen interviniendo en los eventos irregulares. En uno de esos lugares fueron encontradas 90 personas que se estaban aglomeradas, y como se evidencia en el video, sin cumplir con los mínimos del protocolo de bioseguridad como el uso de tapabocas o con distanciamiento social, a pesar de que en la ciudad se implementó un nuevo confinamiento para este fin de semana y prevenir nuevos contagios.

SEGUIR LEYENDO: