Fiscalía imputó cargos al excomandante de Operaciones Especiales de la Policía de Bogotá por hurto y secuestro

En la diligencia judicial se conoció que el alto funcionario de la policía y otros dos uniformados están involucrados en el robo de una cuantiosa suma a un comerciante en San Andresito el pasado 19 de enero.

Miembros de la Policía fueron imputados por el robo de $800 millones a un comerciante de San Andresito en hechos ocurridos el 19 de enero DE 2021.
Miembros de la Policía fueron imputados por el robo de $800 millones a un comerciante de San Andresito en hechos ocurridos el 19 de enero DE 2021.

Tras la captura del mayor Andrés Alberto Salazar Barrero, quien hace unos días estaba activo y fungía como comandante del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Metropolitana de Bogotá y de los patrulleros Fabián Mauricio Castillo Bernal y Erwin Stid Quintero Acosta, quienes hacían parte del esquema de seguridad del excontralor Juan Carlos Granados, la Fiscalía General de la Nación, durante la audiencia, imputó a estos tres hombres los delitos de de secuestro, hurto calificado y concierto para delinquir tras el robo a un hombre.

De acuerdo con la diligencia, los hechos por lo que son acusados estos exmiembros de la policía, se dieron el pasado 19 de enero, cuando la víctima se encontraba en San Andresito de San José con un acompañante listos para recoger 800 millones de pesos en un centro comercial del centro de Bogotá, con los cuales pagaría una hipoteca. Al tener el dinero en su poder, de repente fue abordado por dos hombres con uniformes de la policía, que le preguntaron por lo que llevaba dentro del maletín que cargaba.

El fiscal de caso, María Teresa Polanía, relató que la víctima de robo fue abordado por los patrulleros capturados, quienes le dijeron que esos dineros eran producto del narcotráfico y que debían llevarlo a la SIJIN. La víctima les insistió que era plata de procedencia legal. A pesar de esto, fue obligado a salir del centro comercial e ir a un restaurante, a donde llegó otra persona, que se identificó como capitán de la Policía, quien le dijo que lo llevarán detenido, posteriormente, ingresaron a un carro y luego de un recorrido, el mayor Salazar, lo hizo bajar y se llevaron su dinero.

Además, el fiscal detalló que los procesados, se lo llevaron primero en un taxi y en el trayecto lo cambiaron en dos ocasiones de vehículo, hasta encontrarse con otro sujeto que se identificó como mayor de la Policía. Este le reiteró al comerciante que el dinero que llevaba era producto del narcotráfico, al finalizar todo el recorrido, lo lo dejaron al occidente de Bogotá.

El abogado del comerciante, víctima de robo, Juan Manuel Saenz, señaló en la audiencia que las conductas de los policías son agravadas teniendo en cuenta la violencia sicológica a su cliente.

“Tenemos emociones encontradas, estamos frente a unos hechos lamentables que avergüenzan una vez más a la Policía Nacional de Colombia, dos patrulleros y un mayor activo de la Policía se concertaron para secuestrar a un empresario y hurtarle 753 millones de pesos, ese día estaban uniformados, simularon un procedimiento y le dijeron a mi cliente que lo capturaban y lo iban a poner a disposición de la SIJIN. Esos hechos claramente fueron premeditados y ejecutados por una empresa criminal. Además, esas conductas están agravadas por la violencia sicológica que le provocaron a mi cliente. Hoy en la sociedad nos sentimos defraudamos y desconfiamos de los uniformados de la Policía, pero de otra parte celebramos el trabajo de la Fiscalía”, manifestó el abogado en defensa de la víctima.

La Fiscalía solicitará, este viernes, al juez de garantías que envíe a la cárcel a los uniformados por los hechos.

Perfil de los implicados en este caso de robo

Según lo informado por el diario El Espectador, en este caso están involucrados los patrulleros Fabián Mauricio Castillo Bernal y Erwin Stid Quintero Acosta, quienes hacían parte del Sistema de Información de Protección y Servicios Especiales, y tenían asignados al esquema de seguridad del magistrado de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial y excontralor de Bogotá, Juan Carlos Granados Becerra.

Del otro procesado, se sabe que se trata del mayor en servicio activo Andrés Alberto Salazar Barrero, comandante del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Metropolitana de Bogotá. Este último, tiene en curso varias investigaciones disciplinarias y una penal.

La fiscal hizo hincapié en la audiencia de legalización de captura y de imputación de cargos, que los delitos que se les imputa son aún más reprochables por la calidad de funcionarios de la Policía Nacional.

Según en diario bogotano, a pesar de la imputación, esto no quiere decir que los uniformados sean responsables de las conductas que se les endilgan, por el momento son investigados por la presunta comisión de los delitos y será un juez el que, tras analizar las pruebas, determinará si son culpables o inocentes.

SEGUIR LEYENDO