Informes de inteligencia ponen en duda que las Farc sean responsables del asesinato de Álvaro Gómez

Aunque el senador Carlos Antonio Lozada asegura que las FARC son las culpables del asesinato del líder conservador, en una carta revelada por las autoridades, en 1995, el líder máximo del grupo guerrillero, Tirofijo, asegura que el mismo Lozada dijo que ellos no tenían nada que ver con el homicidio del político.

Julian Gallo (i) también conocido como Carlos Antonio Lozada. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo
Julian Gallo (i) también conocido como Carlos Antonio Lozada. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

El magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado ha venido rondando con fuerza en el debate público en los últimos meses. La culpabilidad del asesinato atribuida a las FARC, asumida por ellos mismos, hace siete meses, ha generado múltiples controversias respecto a quienes serían los verdaderos asesinos del lider político conservador. Noticias Caracol reveló información que haría que la versión entregada por esa extinta guerrilla sea contradictoria. Para la familia de Gómez Hurtado, detrás de la muerte del abogado estaría el expresidente colombiano Ernesto Samper.

“El tipo (Samper) estaba contra la pared. Mi padre le puso un ultimátum moral (...) y la única manera que encontraron para salir de eso fue eliminarlo, y eso fue lo hicieron y no pasó nada (...) el Gobierno mintió en todo lo que dijo”, aseguró el periodista Mauricio Gómez, hijo de Álvaro Gómez Hurtado, para RCN Radio, quien explicó que su padre era una de las personas más críticas del gobierno de turno de ese entonces, particularmente, cuando se supo que, presuntamente, Samper habría financiado su campaña con dinero del narcotráfico del cartel de Cali.

Sin embargo, a pesar de la convicción de la familia Hurtado respecto a la ejecución de un crimen de estado en contra de su padre, la confesión de las FARC ha sido un punto de quiebre trascendental para la justicia, específicamente el testimonio de Carlos Antonio Lozada, exintegrante de ese grupo armado que, en medio de sus declaraciones ante la JEP, aseguró que él había perpetrado la orden de alias Mono Jojoy de asesinar al político, con ayuda del frente que tenía a su mando, el ‘Antonio Nariño’.

La Unidad Investigativa de Noticias Caracol, sin embargo, tuvo acceso a documentos confidenciales en donde se pondría en duda lo declarado por Lozada: una carta, del 8 de diciembre de 1995, firmada por Manuel Marulanda y dirigida al ‘Mono Jojoy’, en la que se habla del crimen de Gómez Hurtado.

“Alfonso me dice que Miguel preguntó seguro que fuimos nosotros. Por ello llamamos a Carlos Antonio (Lozada) y dijo que no y que además no tienen contacto con el partido. Ateniéndome a ello cualquiera de nosotros que converse con ellos nos deben señalar la fuente. Para saberlo. Porque nosotros no estamos obligados a dar explicación a nadie de cosas como estas, pero sí debemos saber por dónde andan las cosas”, se lee en el documento que evidencia, según la investigación del noticiero, que Lozada le habría negado a el ‘Mono Jojoy’ la supuesta culpabilidad que hoy asegura tener sobre la muerte de Gómez Hurtado.

Así mismo, demostraría, según los periodistas, que dentro de la misma guerrilla existía confusión respecto al verdadero culpable detrás de la muerte del político.

Además de la existencia de aquella carta, explica Noticias Caracol, hay un vacío más en el testimonio del ahora senador que tendría que ver con la supervivencia de uno de los hombres que habrían perpetrado el crimen de Gómez Hurtado, un excombatiente identificado con el alias de ‘Sebastián’. Sin embargo, a pesar de la importancia del dato, y de lo relevante que podría ser para la investigación, según las autoridades, Lozada no ha entregado más datos sobre él.

Piedad Córdoba, por su parte, habla de un hombre al que se le conoce como Chucho (Chucho Nariño), quien sería el autor material del asesinato. El hombre habría sido de mucha confianza para el ‘Mono Jojoy’, y habría hecho parte de la red urbana Antonio Nariño, según comentó ese medio de comunicación.

“Yo hablé con el tipo que le disparó. Hablé con él hace por ahí dos meses. Entonces, él se me presentó en la casa (…) Este tipo, el que lo mató, yo he estado cazándolo a ver si viene y cuenta. Es más, hablé con un amigo que estuvo con él la semana pasada y yo le dije: ‘te estaba buscando a ver si tú me ayudas a buscar a Chucho’. Me dijo: ‘yo estaba con él en Cali, pero no viene hasta la otra semana, en abril’. Pero sería muy importante de verdad, sería muy importante que él hablara”, relató la senadora ante la JEP.


Seguir leyendo: