Más de 13.000 víctimas del conflicto armado han llegado a Bogotá en lo que va de la pandemia

El alto consejero para las víctimas, Vladimir Rodríguez, señaló que la cifra es un 20% más alta que la registrada en los últimos cuatro años, tras la firma de los Acuerdos de Paz.

Comunidades indígenas víctimas del conflicto armado residentes en la ciudad de Bogotá. Foto: Camila Díaz-Colprensa.
Comunidades indígenas víctimas del conflicto armado residentes en la ciudad de Bogotá. Foto: Camila Díaz-Colprensa.

En el marco del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, conmemorado este viernes 9 de abril, la Alta Consejería para las Víctimas reveló en un informe entregado al Concejo de Bogotá que a la capital del país han llegado 13.394 víctimas del conflicto armados entre 2020 y lo que va de 2021 a causa del recrudecimiento de la violencia en el distintas zonas de Colombia.

El alto consejero para las víctimas, Vladimir Rodríguez, en entrevista con Conexión Capital, además destacó al respecto de las cifras que antes de la pandemia, la capital del país había dejado de recibir un alto flujo de víctimas del conflicto armado, sin embargo, luego de la crisis sanitaria el funcionario señaló que el número de personas que han llegado desplazadas a Bogotá durante ese periodo de tiempo, se incrementó en un 20% respecto a las tasas registradas en los últimos cuatro años, tras la firma del Acuerdo de Paz.

Una vez se abrieron las fronteras regionales, por decirlo de esa manera, las fronteras regionales, Bogotá recibió un gran número de víctimas del conflicto armado de principalmente zonas como Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Caquetá, Meta y Guaviare”, detalló al mismo medio el alto consejero para las víctimas.

De hecho, Rodríguez precisó en que la población de la que más registros se tiene que ha llegado desplazada a la capital del país es la Emberá, además de poblaciones afro, y miembros de otras etnias indígenas del país.

Durante su diálogo con el mismo noticiero, el alto consejero para las víctimas además indicó que el número de excombatientes que han llegado a Bogotá también aumentó, pues se pasó de tener un registro de 850 en 2020, a 1.200 en lo que va de 2021.

Comunidades indígenas víctimas del conflicto armado residentes en la ciudad de Bogotá, se manifestaron en diciembre de 2020 para exigir el respeto a la vida y la igualdad de derechos. Foto: Colprensa - Camila Díaz.
Comunidades indígenas víctimas del conflicto armado residentes en la ciudad de Bogotá, se manifestaron en diciembre de 2020 para exigir el respeto a la vida y la igualdad de derechos. Foto: Colprensa - Camila Díaz.

Entre las causales del incremento de los desplazamientos hacia la capital del país, en entrevista con el diario El Espectador, Rodríguez expuso que estos eran el resultado del incumplimiento de los Acuerdos de Paz por parte del Gobierno Nacional lo que ha generado que distintos grupos armados ilegales se disputen el control de los territorios dejados por las Farc en el país.

“Tras la firma del Acuerdo de Paz, en Bogotá vimos con esperanza la disminución de las víctimas en el Distrito, sin embargo, vemos en el último periodo con preocupación los mensajes contradictorios del Gobierno Nacional, con respecto al cumplimiento de lo pactado, lo que ha acelerado el reacomodo de los actores armados y la reactivación de las confrontaciones en los territorios dejados por las Farc”, declaró al mismo medio, el alto consejero para las víctimas.

Teniendo en cuenta eso, Rodríguez aseguró al periódico bogotano que esas cifras ponían sobre la mesa la victimización a las que están siendo expuestas las poblaciones indígenas y afro del país, quienes que a pesar de las dificultades en la movilidad y las restricciones decretas durante la pandemia, han tenido que abandonar sus territorios por miedo a perder sus vidas en medio de las disputas entre los actores armados ilegales.

En ese sentido, el alto consejero para las víctimas manifestó a Conexión Capital, que la única forma de poder detener el desplazamiento en Colombia es no solo cumplir con los Acuerdos de Paz, sino también que el Gobierno Nacional intervenga en esos territorios.

Este problema se resuelve con la intervención en los territorios profundos y llenos de necesidades, que hoy están en mora de ver los resultados de la implementación del Acuerdo de Paz”, aseguró el alto consejero para las víctimas, Vladimir Rodríguez.

Por el momento, tanto la Alta Consejería para las Víctimas, como la Personería, y la Defensoría del Pueblo, se encuentran implementando acciones para que las víctimas que han llegado a Bogotá pueda recibir alojamiento durante 90 días mientras que el Gobierno Nacional pone en marcha la ruta para que puedan ser reparadas.

A la fecha, la Alta Consejería para las Víctimas tiene un registro de 370.000 víctimas del conflicto armado que han llegado a Bogotá.


SEGUIR LEYENDO