Reforma tributaria: impuesto al patrimonio permanente y otras medidas

Hoy, el Gobierno nacional empezará a socializar la reforma que cursará en el Congreso; nuevos colombianos comenzarían a declarar renta.

Reforma tributaria: Gobierno arranca a explicar y socializar las medidas. Archivo particular.
Reforma tributaria: Gobierno arranca a explicar y socializar las medidas. Archivo particular.

Con el fin de hacer frente al alto endeudamiento del país, producto de la pandemia, hoy se pondría fin a la expectativa generada en torno al contenido y los alcances de esta reforma fiscal, en la que se pronostica la propuesta que el pago del impuesto al patrimonio sea permanente y que del 1% aumente al 3%.

De acuerdo por lo informado por el diario El Tiempo, que consultó una fuente del Gobierno, las modificaciones de este gravamen, creado por la ley de financiamiento del 2018 y que cobija a unos 7.000 contribuyentes en el país, busca recaudar 1 billón de pesos anual y para lograr esto, hará que este pago, que era de manera extraordinaria a los patrimonios iguales o superiores a 5.000 millones de pesos en el país durante los años 2019, 2020 y 2021, sea de manera indefinida.

De igual modo, el medio indicó que existe la posibilidad que este también aplique a personas naturales, sucesiones ilíquidas y sociedades o entidades extranjeras que no sean declarantes del impuesto de renta en Colombia.

Según el medio, esta reforma fue estructurada a partir de recomendaciones de una Comisión conformada por expertos en tema tributarios, quienes tuvieron como propósito central, el aumento del recaudo, la imposición de límites en las deducciones de impuestos, la racionalización de exenciones, el aumento del gravamen de renta para los ingresos más altos y lucha contra la evasión, particularmente de activos no declarados en el exterior.

Asimismo, el diario explicó que este proyecto también buscar fortalecer el impuesto a los dividendos. Pues, hoy en día quienes reciben anualmente ingresos de 10 millones de pesos o más por este concepto, pagan una tasa del 10 por ciento, al cual buscaran elevar al 15 por ciento para quienes obtengan cada año 30 millones de pesos o más por esta vía.

Con respecto al recaudo de renta de estos ingresos, la Comisión de expertos hizo un llamado de atención, pues anotó que eran muy bajos; señalando que en el país las empresas no se constituyen en sociedades anónimas, no pagan dividendos como tales, sino como ingresos personales o salarios, por lo que recomendó crear un impuesto de recaptura de dividendos.

En otras medidas, el Gobierno también propone que el impuesto solidario, el cual creó con el decreto 568 del 2020 para ayudar a la clase media vulnerable afectada por la pandemia, cobije a todos los trabajadores (públicos y privados).

De acuerdo con esto, el impuesto solidario, que fue derogado por la Corte Constitucional en agosto de 2020, impuso un gravamen de entre el 15 y el 20 por ciento a funcionarios, contratistas y pensionados del Estado que tuvieran ingresos iguales o superiores a los 10 millones de pesos, a los cuales se les descontó dichos porcentajes en mayo, junio y julio del año pasado. Sin embargo, dicho proceder tuvo reparos, pues no se aplicó al sector privado, por lo que fue declarado por la Corte como una violación a los principios de generalidad del tributo y la equidad horizontal. Entonces, en la reforma el Gobierno revivirá este impuesto, que cobijará a todos los trabajadores que luego de descontar aportes a salud y pensión, devenguen mensualmente estos montos.

Pese a que todavía no se conoce la tasa que será cobrada, este impuesto sería por seis meses y tendría una compensación: los contribuyentes podrán deducir los recursos que aporten de futuros pagos que deban hacer por concepto de renta.

Legisladores colombianos debaten un proyecto de reforma tributaria en la sede del Congreso en Bogotá. REUTERS/Luisa González
Legisladores colombianos debaten un proyecto de reforma tributaria en la sede del Congreso en Bogotá. REUTERS/Luisa González

Otro punto importante que dará a conocer esta reforma, apunta al incremento del impuesto de renta para los ingresos más altos. Según El Tiempo, los expertos señalaron en su informe que el sistema tributario del país cuenta con al menos 12 incentivos de los cuales que echan mano quienes declaran renta para reducir el valor del impuesto por pagar, logrando así obtener un saldo de cero e incluso obtiene a favor. Un ejemplo claro, es lo que sucede en las cuentas de la Dian, pues el país deja de recaudar unos 17,1 billones de pesos por estos incentivos.

Respecto a ello, El Tiempo pone de ejemplo que una persona en Colombia que tiene ingresos de 480 millones de pesos al año tendría que pagar, de acuerdo con el estatuto tributario, una tarifa del 39%. No obstante, tras aplicar todas las exenciones y beneficios, la tasa efectiva se reduce al 16%. La reforma buscará corregir distorsiones como esta.

Ante ello el Gobierno tomó atenta nota de la recomendación de reformar o eliminar estos beneficios para lograr que, al final del día, la tarifa de renta efectiva por pagar en todos los casos no sea menor al 20 por ciento.

En otra arista de esta reforma, como ya lo había sugerido la Comisión y enunciado el Gobierno, se aplicará un impuesto a las pensiones más altas. La idea inicial es empezar a gravarlas a partir de los 7 millones de pesos al mes.

Pese a que se podrán limitar incentivos en la declaración de renta, la reforma propondrá un incentivo para la contratación de jóvenes entre 18 y 28 años por un periodo de cinco años y el reto será que la Nación cubra lo correspondiente a esos aportes a la seguridad social.

A estos posibles ajustes, se le suma el Gobierno buscará aplicar un incremento en la base gravable del IVA, dado que por cuenta de las exenciones y exclusiones el país deja de recibir 51,6 billones de pesos anuales. Es claro que, por ahora, no se tocarán bienes ni servicios básicos.

“La Comisión recomendó que al tiempo que aumenten los bienes y servicios gravados, crezca también el número de familias que reciben compensación del IVA y se eleve el valor de la devolución, que hoy es de 76.000 pesos, cada dos meses. El objetivo es cobijar con ellos a 5 millones de hogares en vulnerabilidad y pobreza extrema, es decir, a unos 20 millones de colombianos.”, informó el diario El Tiempo.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su Informe Macroeconómico Anual, dado a conocer durante la 61 Asamblea de Gobernadores que culminó este domingo en Barranquilla, señaló que los países de América Latina y el Caribe necesitan implementar, con urgencia, reformas fiscales para preparar el terreno hacia una recuperación sostenible poscovid.

SEGUIR LEYENDO



MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS