Líder social de Libertad, Sucre, abandonó su tierra por amenazas de muerte

Luis Miguel Caraballo Estremor, líder del movimiento Bullenrap, fue amenazado por su trabajo.

Este 9 de marzo se conoció que Luis Miguel Caraballo Estremor, líder del movimiento Bullenrap, fue amenazado de muerte, por lo que debió abandonar su casa en el corregimiento de Libertad, zona rural de San Onofre, Sucre.

Caballero Estamor publicó en su cuenta de Facebook una denuncia en la que asegura que hay intimidaciones en su contra, luego de divulgar, el 1 de marzo, lo que ocurrió momentos después del asesinato en Libertad de Jaime Basilio, líder indígena.

Hoy me confirmaron que me tengo que ir o me van a matar y yo me voy, me voy porque logro entender que no es el momento y ¿cuánto vale una vida? Es irreal la idea de silenciar a los que medio hablamos porque como mi pueblito, no somos libres de nada.

Debido a las amenazas, los miembros de la Mesa de Garantías de Sucre activaron la ruta para que el gestor abandone su territorio y ponga a salvo su vida.

Por ahora ninguna autoridad departamento se ha referido al caso, lo que demuestra que no hay garantías para los líderes sociales en el país. De acuerdo con el informe de la Defensoría del Pueblo, presentado en febrero de este año, entre 2016 y 2020, un total de 753 líderes fueron asesinados en Colombia, y 2020 fue uno de los más sangrientos registrando 182 homicidios en 103 municipios de Colombia.

Según la investigación, el 50 % de los casos se concentró en los departamentos de Cauca, Nariño y Chocó, correspondientes a la región Pacífica, como también en el departamento de Antioquia, siendo así estas cuatro zonas donde más se ha recrudecido la violencia contra líderes en los últimos años. 2016: 133; 2017: 126; 2018: 178; 2019: 134; 2020: 182; Total: 753.

Pero la información no se queda allí. En otras formas de agresión se registraron 4.281 casos, de los cuales la entidad destacó 3194 amenazas 193 atentados, 31 desplazamientos forzados, 26 retenciones arbitrarias, 13 desapariciones forzadas, 13 secuestros, ocho casos de estigmatización, diez casos de destrucción de bienes, entre otros.

“Del periodo referido, el año en que se ha presentado un mayor número de conductas vulneratorias es 2018 con 1306 (del ponderando total) que corresponden a 1033 amenazas, 178 homicidios, 61 atentados, ocho retenciones arbitrarias, siete desplazamientos forzados y cinco desapariciones, entre otras conductas registradas”, agregó la Defensoría del Pueblo.

En cuanto a las estadísticas por departamentos, la Defensoría del Pueblo indicó que el Cauca es la región donde menos se ha protegido a los líderes sociales durante los últimos cuatro años con un total de 414 hechos de violencia. Luego le siguen Bogotá con 299 casos y Norte de Santander con 267 agresiones.

Asimismo el informe agrega que, quienes están en la mira son los líderes comunales, contra quienes se han perpetrado 707 agresiones, seguidos de dirigentes indígenas con 624 casos , comunitarios (616), líderes de víctimas (564), activistas de derechos humanos (367), líderes de campesinos y agrarios (336), de afrodescendientes (250), servidores públicos (218), sindicalistas (176) y mujeres (126), entre otros.

“Este informe parte de la importancia del derecho a la vida y del reconocimiento de que toda muerte violenta de un líder social es, en sí misma, un atentado contra los principios del Estado Social de Derecho”, agregó la Defensoría.

De igual manera, el documento agrega que, la Defensoría del Pueblo identificó la existencia de factores de amenaza para defensoras de derechos humanos asociados a la presencia de economías ilegales como el narcotráfico, la minería ilegal y el contrabando, así como también la disputa por control territorial entre Grupos Armados Organizados.

La información contenida en este reporte sobre las conductas vulneratorias registradas por la Defensoría del Pueblo ha sido puesta en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación en el marco de sus competencias (artículo 250 de la Constitución Política y artículo 66 de la Ley 906 de 2004).

SEGUIR LEYENDO: