“En Murindó, Antioquia, trabajamos en el desminado militar para habilitar la movilización de los indígenas”: general Juvenal Díaz

En este municipio al oriente de Antioquia fueron desplazadas al menos 48 familias, que tuvieron que abandonar sus territorios por amenazas de grupos armados y las minas antipersona sembradas en sus resguardos.

Foto de archivo. Un miembro del Batallón de Desminado Humanitario del Ejército de Colombia busca minas terrestres en Cocorná, en el departamento de Antioquia, Colombia, 3 de marzo, 2015. REUTERS/Fredy Builes
Foto de archivo. Un miembro del Batallón de Desminado Humanitario del Ejército de Colombia busca minas terrestres en Cocorná, en el departamento de Antioquia, Colombia, 3 de marzo, 2015. REUTERS/Fredy Builes

Este martes 9 de marzo, el comandante de la Séptima División del Ejército Nacional, general Juvenal Díaz, informó que en el municipio de Murindó al oriente de Antioquia, los uniformados adelantarán labores de desminado para habilitar la movilización de los indígenas que viven allí.

Este anuncio se conoció luego que el pasado miércoles 3 de marzo, 168 indígenas del pueblo embera eyábida fueran desplazados de sus territorios tras recibir amenazas por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN), que minó los resguardos de la comunidad de Turriquitandó.

“Nosotros vamos a establecer unas áreas para realizar desminado militar. Vamos a empezar el desminado militar por zonas de tránsito común de los indígenas y en los sitios que ellos nos indiquen que tienen sospechas que pueden haber minas”, aseguró el general Juvenal Díaz.

A su vez, el comandante de la Séptima División señaló que, este trabajo se desarrollará de manera gradual para garantizar el desplazamiento de las comunidades y evitar tragedias como la padecida por el niño indígena de 13 años que resultó herido luego que se activara una mina en instalada en este sector.

Por su parte, el gobernador encargado de Antioquia, Luis Fernando Suárez, indicó que con relación a los desplazamientos de las comunidades indígenas que se presentaron en este municipio la semana anterior, la Gobernación del departamento adelanta acciones a través de entidades encargadas.

“El objetivo numero uno era llevar la ayuda humanitaria de emergencias. Hoy gracias al apoyo de la fuerza aérea y de la institucionalidad están llegando 415 kits y paquetes de alimentos para esta población que fue desplazada de sus resguardos”, señaló Luis Fernando Suárez.

De igual manera, el gobernador encargado aseguró que luego de llevar esta ayuda humanitaria se coordinarán acciones con el Programa Aéreo Social de Antioquia y demás entidades para realizar una brigada de salud y mejorar las condiciones de salud estos pueblos indígenas.

Por último, indicó que el Ejército está fortaleciendo la presencia en esta zona para enfrentar a la guerrilla del ELN, responsable del desplazamiento de los 168 indígenas del pueblo embera eyábida.

“Están sembrando minas antipersona en el territorio lo cual es una evidente violación del Derecho Internacional Humanitario (DIH), ya tenemos varias víctimas de estas minas que serán desactivadas por el Ejército nacional y con esto garantizar las condiciones para que estos pobladores puedan regresar a sus resguardos”, concluyó Luis Fernando Suárez.

Foto: Organización Indígena de Antioquia (OIA)
Foto: Organización Indígena de Antioquia (OIA)

Por amenazas del ELN fueron desplazadas 48 familias indígenas en el municipio de Murindó, Antioquia

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) denunció, el pasado miércoles 3 de marzo, que 48 familias del pueblo embera eyábida que habitan el municipio de Murindó, al oriente de este departamento, fueron desplazadas luego de recibir amenazas por parte del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Los 168 indígenas de la comunidad Turriquitadó Alto se vieron en la necesidad de abandonar sus resguardos para desplazarse a la comunidad de Turriquitadó Llano, en la que se encuentran refugiados desde el martes

“La emergencia humanitaria registrada en los resguardos Río Murindó y Río Chageradó desde el 2019 ha venido agudizándose con el paso de los días, por las múltiples violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario por parte de actores armados al margen de la ley”, señaló la OIA en un comunicado.

De igual manera, la organización señaló que, los grupos armados que operan en esta zona al noroccidente de Colombia se encuentran en una disputa territorial por este corredor que históricamente perteneció a la guerrilla de las FARC.

SEGUIR LEYENDO:



MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS