Alerta en el departamento del Cesar por cuenta de los incendios forestales

Las altas temperaturas, la velocidad de los vientos y los bajos niveles de humedad está ocasionando este fenómeno que afecta el ecosistema local.

Las autoridades del departamento del Cesar anunciaron que el territorio está en alerta ya que en la última semana se han registrado varios incendios forestales. Este fenómeno ya ha arrasado con aproximadamente 5.000 hectáreas de bosque que hace parte de los terrenos de la Sierra Nevada de Santa Marta y la serranía del Perijá, que están en jurisdicción cesarense. Hasta el momento se desconocen las causas por las que han comenzado los incendios, pero la hipótesis más probable es que se debe a las altas temperaturas que se están experimentando últimamente en el territorio.

La Oficina para la Gestión del Riesgo y Cambio Climático del Cesar ya está al frente de la situación y aseguró que activó un Puesto de Mando Unificado (PMU) para unir esfuerzos con otras oficinas y entidades gubernamentales que ayuden a controlar el fuego. Se reporta que por ahora el proceso es apoyado por el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), el Ejército Nacional, la Defensa Civil y la Cruz Roja.

El incendio en la Sierra Nevada es uno de los que más preocupa a las autoridades, pues este ya completa activo más de 48 horas. Concretamente, el hecho se estaría presentando en la parte alta de la vereda San José, ubicada al noroccidente del corregimiento de Guatapurí (Valledupar). Esta es una zona de difícil acceso, por eso controlar el fuego se ha hecho más complejo.

La oficina de Gestión del Riesgo señaló que, para controlar la situación es necesario usar medios de transporte aéreos. Desde el 3 de marzo se le solicitó a la FAC el apoyo con un helicóptero Bambi Bucket, caracterizado por tener una canasta gigante capaz de descargar entre 420 y 660 galones de agua desde la altura y de forma controlada. Al parecer esa petición particular no fue contestada, pero la fuerza prestará otro tipo de helicóptero para apagar el fuego.

“Desde el reservorio de agua del Batallón de Ingenieros partirá un helicóptero Black Hawk UH-60 de la Fuerza Aérea que llegará hasta la Sierra Nevada de Santa Marta, cerca del corregimiento Guatapurí, en el sur de Valledupar, con un plan de vuelo que permitirá que se sofoquen los incendios”, explicó Carlos Daza, jefe de la Oficina para la Gestión del Riesgo del Cesar.

Las autoridades esperan controlar la situación pronto y así detener los efectos negativos de este fenómeno que está afectando la flora, la fauna y los cuerpos hídricos de la Sierra. Además, este hecho produce gases tóxicos para las comunidades aledañas, sin contar que a largo plazo acelera el fenómeno de efecto invernadero.

En cuanto al incendio en inmediaciones de la Serranía del Perijá, este se reportó en jurisdicción de Codazzi y Becerril. El acceso a estos dos municipios ha sido más fácil, pues la mayor parte de la conflagración se registra en zonas planas, por lo que las autoridades han podido controlar las llamas.

“El Cuerpo de Bomberos se ha desplazado a las zonas planas donde hemos podido tener acceso y así controlar los incendios. Se han presentado en territorios rurales y también en espacios montañosos en donde se necesita el apoyo no solo de nuestras unidades, sino de la Fuerza Aérea y militares para atender esas zonas donde el desplazamiento es complicado”, indicó Omar Prieto, comandante del organismo de socorro en Valledupar.

Cabe recordar que, en días pasados las altas temperaturas, la velocidad de los vientos y los bajos niveles de humedad lograron iniciar al menos otras dos conflagraciones en dos zonas distintas del departamento.

Uno de ellos ocurrió en la vereda La Guitarra, adscrita al corregimiento de Aguas Blancas, perteneciente al municipio de Valledupar. En esa zona se vieron afectados 15 predios que en conjunto suman al menos 150 hectáreas de cobertura vegetal. El otro incendio se reportó en una finca conocida como ‘El Zanjón’, ubicada en la vía que conduce al corregimiento de Valencia de Jesús, que también está en jurisdicción de la capital cesarense.

Las autoridades hicieron un llamado a la comunidad para que apenas detecten un conato de incendio lo reporten ante las entidades competentes, para evitar riesgos mayores. Estas situaciones pueden ser informadas a través de las líneas de emergencias del Cuerpo de Bomberos, 119; el número único de seguridad y emergencias (Nuse) de la Policía, 123: la Cruz Roja, 132; la Defensa Civil, 144; y la Policía de Tránsito y Transporte, # 767.

Así mismo, y aunque hasta el momento no se ha reportado ningún incendio provocado por la comunidad, las autoridades advierten que la quema de terrenos puede acarrear consecuencias legales.

“Las personas que hacen este tipo de prácticas deben saber que el Código de Policía y Convivencia contempla unas sanciones muy específicas para este tipo de conductas. En el artículo 101 se habla de las quemas y los comportamientos que afectan a las especies de flora o fauna silvestres, por lo cual lo mejor es abstenerse de hacerlo”, recordó la Alcaldía de Valledupar.

Seguir leyendo