Sindicato del Inpec anuncia protestas por incumplimiento de acuerdos laborales

La solicitud que hace el sindicato es el aumento del presupuesto para el sistema carcelario y que se reconozcan las horas extra de los empleados.

Este miércoles 3 de marzo, se conoció que el sindicato del Inpec realizará el próximo 9 de marzo un acto de protesta por el supuesto el incumplimiento de los acuerdos laborales firmados con el Gobierno nacional

La solicitud que hace el sindicato es el aumento del presupuesto para el sistema carcelario y que se reconozcan las horas extra de los empleados. Oscar Robayo, líder del sindicato, sostuvo que desde el momento en que se pactaron los acuerdos colectivos solo se ha avanzado un 28 %, según recoge Caracol Radio.

Estamos trabajando 106 horas semanales cuando los funcionarios trabajan sólo 48. Necesitamos que nos reconozcan esas horas extras. Exigimos soluciones de fondo al caos carcelario.

Los guardianes del Inpec señalan al Gobierno nacional, en especial al ministro de Justicia, Yesid Reyes, como culpable del abandono del sistema, la violación de derechos humanos de reclusos en todo Colombia y de los pagos injustos a los guardianes de las cárceles.

Los trabajadores de las cárceles dicen que el próximo martes se suspenderá el ingreso de internos y las remisiones judiciales. Así mismo, el sindicato bloqueara la entrada de la sede principal del Inpec en la calle 26.

La solicitud del Inpec para ser vacunados

Miembros del sindicato del Inpec enviaron una carta al Gobierno nacional en la que solicitaron que los privados de la libertad y funcionarios del instituto sean incluidos en la Fase I - Etapa 2 de la vacunación contra el covid-19, ya que según ellos, corren más peligro de contagio, ya que en las cárceles hay varios presos contagiados y, además, deben salir con ellos a los diferentes hospitales.

Según los miembros del sindicato, “se están transportando privados de la libertad a diligencias médicas a los diferentes centros de salud” y advirtieron al Ministerio de Justicia que, la crisis del covid-19 en los diferentes centros de reclusión “fue un tema de connotación nacional” y todo el país fue testigo de lo que sucedió en ese entonces y de los momentos tan difíciles que pasaron los reclusos y ellos mismos, ya que se encuentran en condiciones más difíciles para movilizarse si alguno se enferma, por los diferentes accesos de seguridad que se manejan en las cárceles.

Además, los dragoneantes piden que se destinen recursos para que se les pueda suministrar elementos de protección personal tapabocas, alcohol, gel antibacterial, amonio cuaternario de quinta generación para la desinfección y demás, que se estimen pertinentes para la mitigación del covid-19 en los centros de reclusión de todo el país.

En abril de 2020, al inicio de la pandemia, se registró una crisis en las diferentes cárceles del país por un alto brote de coronavirus, por lo que se restringieron las visitas. Nueve meses después, el Inpec dio a conocer que se realizó el plan piloto para permitir nuevamente el ingreso de personas que quieran ver a quienes estén privados de la libertad.

Inició con la adecuación de los espacios especiales para las visitas, todos con los diferentes protocolos de bioseguridad establecidos por el Ministerio de Salud, con el fin de cuidar la vida de los reclusos, los familiares y el personal que trabaja en las prisiones. La medida funcionó por un par de semanas, sin embargo, las visitas tuvieron que ser restringidas porque los contagios se volvieron a activar.

El Ministerio de Justicia y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) tomaron la determinación de suspender la entrada de los familiares en todo el territorio nacional y, además, cancelaron los permisos de 72 horas que se habían otorgado a algunos reclusos.

Según informes de las autoridades de salud, más de 15.000 internos se han recuperado del coronavirus.

Seguir leyendo