Con túneles de más de 400 metros de profundidad el clan del Golfo extraía oro en Antioquia

Dentro de las estructuras subterráneas tenían escondidos artefactos explosivos que dejaron heridos a cuatro de los policías encargados del operativo.

Cuatro policías terminaron heridos por detonaciones dentro de los subterráneos.
Cuatro policías terminaron heridos por detonaciones dentro de los subterráneos.

A 450 metros bajo tierra, cerca de 70 uniformados de la Policía de Carabineros encontraron túneles paralelos, usados para la minería ilegal, en Buriticá, Antioquia. Las construcciones subterráneas serían propiedad del Clan del Golfo, y habrían sido creadas para extraer oro de la zona, así lo informó el noticiero del canal RCN.

“Ellos están haciendo un túnel para poder sabotear tirando sacos de arena, romper el camino y de esta manera ellos adelantarse en donde, a través de estudios geológicos se encontraría la veta para la extracción por parte de las mineras legales”, indicó el general Jesús Alejandro Barrera, director de la Policía de Carabineros, en una entrevista con ese medio colombiano.

Según explicó el informativo, lo que harían los integrantes de esa organización armada al margen de la ley es, además de buscar adelantarse en la búsqueda y explotación del oro, diseñar, bajo tierra, explosivos, en su mayoría son artesanales, para estallarlos y agredir a trabajadores de empresas autorizadas para la explotación minera, o a uniformados de la Policía Nacional que vigilan la zona, justamente, para evitar este tipo de delitos en contra del medio ambiente y la comunidad habitante de la zona.

Precisamente, como consecuencia de ello, en el operativo en el que se encontraron aquellos túneles, cuatro policías terminaron gravemente heridos tras la explosión de varios de estos elementos.

Detrás de la modalidad, según información tomada de RCN, estaría el frente de Edwin Román Velásquez, una subestructura del Clan del Golfo financiada, de acuerdo con el testimonio de las autoridades, por familiares de alias Otoniel que, además de ello, estarían haciendo presencia, y ejecutando sus acciones criminales, en el Bajo Cauca Antioqueño, desde el 2016.

Actualmente, explicaron las autoridades al noticiero, se tiene en la mira a alias Deiby, un hombre que haría las veces de cabecilla de ese frente, luego de la muerte de dos hombres que habían cumplido esa misma labor, pero que fallecieron en medio de un operativo de la Policía, y tras la captura de otro de los excabecillas. Deiby habría tomado el mando de aquel frente desde el 2020.

Uno de los hombres neutralizado por la Policía Nacional fue identificado como Edwin Román Velázquez, y era conocido con el alias de Sebastián: fue abatido en 2016. El mismo destino tuvo Neil Acosta Maga, alias Cole, muerto en 2018. Por su parte, en 2016, fue capturado Luis Gabriel Hernández, alias R-15.

Dos de los cabecillas fueron neutralizados, uno capturado, y hay dos fugitivos.
Dos de los cabecillas fueron neutralizados, uno capturado, y hay dos fugitivos.

Este operativo se une a el trabajo que ha venido haciendo la Policía Nacional durante el último año que, según su expediente investigativo, ha logrado capturar a 414 personas por el delito de minería ilegal. Así mismo, dicen las autoridades, en la actualidad, en Colombia hay 158 municipios afectados por este actuar delictivo. Así mismo, el noticiero resaltó información del más reciente informe de la ONU que alerta que en el país, “más del 60 % de la minería de oro en Colombia es ilegal”.

César Restrepo, experto en minería, y fuente consultada por los periodistas de aquel informativo, aseguró que, aunque estos golpes de las autoridades en contra de grupos criminales organizados son positivas, el problema debe tratarse más a fondo, “hay que trabajar en otros frentes, quitarle los medios a través de los cuales ejercen sus actividades para extraer el mineral, controlar la comercialización, una idea sobre una sola ventanilla de compra de oro resulta siendo importante”.


Seguir leyendo: